El informe Oxfam Intermón denuncia el aumento de la desigualdad

¿Desigualdad o explotación?

Según el informe Oxfam Intermón presentado en la reunión del Foro Económico Mundial de Davos (Suiza), que reúne anualmente a los grandes capitalistas mundiales, magnates de la banca y los monopolios y a destacados representantes de las élites polí­ticas mundiales, el 1% de los más ricos del mundo acumula tanta riqueza como el 99% de la población mundial. En España ese 1% de ultraprivilegiados concentra tanta riqueza como 35 millones de españoles, el 80% de la población del paí­s.

Según el informe, sólo 62 grandes fortunas tienen tanto dinero como 3.500 millones de personas. La riqueza de estos super ricos aumentó un 44% en los últimos 5 años, hasta los 1,76 billones de dólares. Mientras que la riqueza de la mitad de la población mundial más pobre cayó el 41%, más de 1 billón de dólares: 3.600 millones de personas que viven con menos de 1,75 dólares al día.

En España el patrimonio de los más ricos aumentó un 15% hasta los 115.000 millones de euros, mientras la riqueza del otro 99% de la población cayo otro 15%.

Oxfam, que también forma parte de la dirección del Foro de Davos, denuncia en su informe el aumento de las desigualdades en el mundo, los ricos son más ricos y los pobres más pobres. ¿Pero eso es todo? ¿Qué es lo que hay realmente debajo de esos números? El problema no es la desigualdad sino la explotación que multiplica la expropiación de los salarios y rentas de millones de personas en todo el planeta. “¿El problema es que aumenta la desigualdad o se multiplica la expropiación de los salarios y rentas de millones de personas en todo el planeta?”

La explotación y saqueo a millones de personas esa es la base de todo. Para que cada uno de los 62 multimillonarios acumulen tanta riqueza como 43,7 millones de personas, o las 20 personas más ricas de España tanto como 35 millones de españoles, que solo son una pequeña parte de ese 1%, es necesario que millones de personas que han participado en la creación social de esa riqueza no la tengan, que hayan sido expropiadas de una parte sustancial de la riqueza producida hasta reducir su participación a la subsistencia. Más de 3.600 millones de personas tienen que vivir con 1,75 dólares al día y perder el 41% de riqueza para que ese 1% pueda acumular un 44% más. O 35 millones de españoles ver como su salario medio ha caído un 22,2%

El atraco de la crisisLas desigualdades han aumentado por la crisis porque no ha sido más que un atraco a gran escala para ejecutar un gigantesco trasvase de la riqueza, que en cada país se ha impuesto de diferentes formas pero con la misma base, la super explotación de la clase obrera y el saqueo de las rentas del pueblo trabajador.

Como hemos sufrido y aún sufrimos en nuestro país, a través de multimillonarios rescates bancarios, pagados con salvajes recortes, se ha impuesto un gigantesco trasvase de riqueza desde nuestros bolsillos a las cuentas de resultados de los grandes centros del capital monopolista: de las rentas salariales a las rentas del capital y de las principales rentas de la riqueza nacional a las cuentas de resultados de gran capital extranjero.

La suma de las distintas rebajas salariales, recortes y subidas de impuestos muestran como en los últimos cinco años, hemos perdido salarios, ingresos y rentas por valor de 242.424 millones de euros.

En la base del trasvase de riqueza está la explotación capitalista. El PIB mundial se ha duplicado en los últimos cinco años porque se ha duplicado el número de obreros de todo el mundo que se han incorporado al proceso productivo multiplicando la creación de riqueza mundial. ¿Quién se queda con lo que producen esos millones de obreros?

Millones de obreros en la industria y en el campo se han tenido que incorporar en todo el mundo, sometidos a una bajada drástica de salarios, para que aumente el número de millonarios y sus riquezas. ¿O no es eso lo que pone de manifiesto el hecho de que la acumulación de riqueza de los más ricos en España aumentara un 15%, lo mismo que ha caído la riqueza del otro 99% de la población?

Por algo España encabeza el ranking del abismo social en Europa. Somos el segundo país europeo, solo por detrás de Letonia, con más desigualdades.

Redistribuir la riqueza, “expropiar a los expropiadores”La alternativa a esta situación no puede venir de tomar medidas para “suavizar las desigualdades”, aunque medidas de ese tipo puedan paliar algunas situaciónes -como se deduce de las propuestas de Intermón Oxfam en el Foro de Davos- sino de atacar las bases que las provocan enfrentándose al poder de las grandes burguesías monopolistas del planeta para imponer la explotación global, encabezadas por las burguesías de las grandes potencias, la burguesía monopolista norteamericana y su “virrey” en Europa, la burguesía monopolista alemana.

Es necesario un programa de Redistribución de la Riqueza capaz de aplicar medidas para “expropiar a los expropiadores”, medidas para que bancos, monopolios y grandes fortunas devuelvan, al menos una parte sustancial de la riqueza y rentas expropiadas a los salarios, pensiones y rentas de otros sectores del pueblo trabajador. Y detener la sangría del gigantesco trasvase de la riqueza nacional al capital extranjero, y haciendo todo lo posible por recuperar empresas clave de la economía nacional expoliadas a precio de ganga por el capital extranjero.

Son necesarias medidas para recuperar las rentas y elevar el poder adquisitivo de la mayoría de la población, como aproximadamente 25 millones de asalariados y pensionistas saqueados durante estos años, aplicando una redistribución salarial para que nadie gane menos de 1.00 euros mensuales, sobre la base de imponer un salario máximo y que nadie gane más de 10.000 euros al mes. Y una mejora de las pensiones para que recuperen el poder adquisitivo. Y blindarlas en la Constitución -mediante un referéndum- para que ningún gobierno las recorte o privatice.

Hay que recuperar el dinero trasvasado al gran capital financiero con los “rescates bancarios” o trasvasado a las eléctricas, para destinarlo a la creación de empleo y restitución salarial a la clase obrera. Empezar por convertir Bankia, rescatada con más de 25.000 millones de dinero público, en la matriz de un gran banco público al servicio de la creación de empleo vinculado a un Plan General de Rendustrialización del país. Y obligar por ley a que los grandes bancos (BBVA, Santander, La Caixa, Sabadell…) reviertan las cajas o pongan el dinero de los rescates de las cajas que se han quedado (la CAM, el Banco de Valencia o CatalunyaCaixa) en un fondo estatal para la creación de empleo y en créditos para las pymes, la I+D+I, etc.

Hay que aplicar una reforma fiscal integral para que bancos, monopolios y multinacionales y grandes fortunas paguen de acuerdo a sus beneficios, sin privilegios fiscales para que acaben pagando un 6% o 9% o el 1% como las SICAV. Que se eleve el Impuesto de Sociedades al 50% y un 75% en el IRPF a las grandes fortunas.

Hay que acabar con la sangría de la deuda. Reclamar el derecho de todos los españoles a una auditoría de la deuda para saber a qué se ha destinado todo el dinero de una deuda que se ha triplicado en 7 años, aumentando en más de 600.000 millones. ¿Quién se ha beneficiado de ellos? Ver que parte es ilegítima y exenta de pago. ¡Que la devuelvan quienes se han aprovechado de ella!

Este es el camino para acabar con las desigualdades, ir a la raíz, atacar la explotación y hacer frente a las imposiciones de las grandes burguesías monopolistas.

Deja una respuesta