Descarta China ajuste único del yuan

“Desde mediados de 2008, la moneda china se ha mantenido oficialmente en aproximadamente 6,83 yuanes por dólar, con una banda flotante del 0,5 por ciento, poco más o menos. China ha dicho que esta polí­tica contribuyó a atenuar el impacto de la crisis financiera global y a estimular la recuperación mundial.”

En la declaración de domingo, el banco central dijo, “un tio de cambio más flexible no responde a un desequilibrio comercial bilateral con ningún un país específico.” La medida, indicó, coincide con los intereses fundamentales a largo plazo de China, pues ayudará a impulsar el empleo, especialmente en el sector de los servicios; atajará la inflación y las burbujas de activos. También creará un entorno de desarrollo internacional más favorable para China. El banco añadió que se producirá un impacto general positivo sobre las exportaciones, como lo ha demostrado la reforma emprendida en 2005. (DIARIO DEL PUEBLO) BREAKING VIEWS.- Olvídese de los préstamos inmobiliarios fallidos. El principal problema al que se enfrentan los bancos españoles es una crisis de financiación. La mayoría están completamente excluidos de los mercados de deuda al por mayor, ya que los inversores evitan todos los emisores expuestos a las economías periféricas. Los depósitos están cayendo también, encogiéndose en 10.000 millones de euros en abril. No es de extrañar que los préstamos de los bancos españoles con el BCE aumentaran en 11.000 millones en mayo hasta 85.600 millones. China. Diario del Pueblo Descarta China ajuste único del yuan Kang Juan y Wang Xinyuan El banco central de China dijo el domingo que no habrá un ajuste único del yuan, un día después de que la institución financiera anunciara un incremento en la flexibilidad de la moneda nacional, y en medio de crecientes presiones para que Beijing revalúe el yuan antes de la cumbre del G20. Un documento de preguntas y respuestas publicado este domingo por el Banco Popular de China en su portal aseguró que una fluctuación notable en el tipo de cambio no responde a los intereses de China, y que no existe base para una apreciación a gran escala. El esclarecedor documento siguió a una declaración publicada el sábado por el banco, según la cual se pondrá énfasis continuado en reflejar la oferta y demanda del mercado con relación a una canasta de monedas, a la vez que se proseguirá reformando el régimen del tipo de cambio del yuan, que comenzó en julio de 2005, y resultó en una apreciación cercana al 21 por ciento del yuan contra el dólar durante tres años. Desde mediados de 2008, la moneda china se ha mantenido oficialmente en aproximadamente 6,83 yuanes por dólar, con una banda flotante del 0,5 por ciento, poco más o menos. China ha dicho que esta política contribuyó a atenuar el impacto de la crisis financiera global y a estimular la recuperación mundial. “El aviso es significativo e indica que la tasa del yuan contra el dólar, que se ha mantenido por más de 20 meses, ha terminado ya, a la vez que apunta hacia la conclusión del forcejeo interminable sobre el tipo de cambio de moneda,” indicó Li Daokui, catedrático de la Universidad de Tsinghua y miembro del Comité de Política Monetaria del banco central, citado por la televisora Fénix de Hong Kong. El presidente de EEUU, Barack Obama, acogió con satisfacción la decisión anunciada el sábado, pero el Secretario del Tesoro de EEUU, Timothy Geithner, advirtió que el impacto del aviso dependerá de que Beijing adopte los pasos siguientes. “La decisión de China de aumentar la flexibilidad de su tipo de cambio es un paso constructivo que puede ayudar a salvaguardar la recuperación y contribuir a una economía global más equilibrada,” afirmó Obama en una breve declaración. A juicio de Geithner, el anuncio es “un paso importante”. Y añadió: “Queda por ver ahora hasta dónde y cuán rápidamente permitirán que se aprecie la moneda.” Los políticos de EEUU han sostenido por mucho tiempo que el yuan está infravalorado, lo que otorga a China una ventaja comercial injusta. Un grupo de legisladores estadounidenses, liderados por el senador Charles Schumer, han estado procurando la aprobación de una ley que permitiría a Washington imponer aranceles especiales a los países que mantienen sus tasas de cambio artificialmente bajas. En la declaración de domingo, el banco central dijo, “un tipo de cambio más flexible no responde a un desequilibrio comercial bilateral con ningún un país específico.” La medida, indicó, coincide con los intereses fundamentales a largo plazo de China, pues ayudará a impulsar el empleo, especialmente en el sector de los servicios; atajará la inflación y las burbujas de activos. También creará un entorno de desarrollo internacional más favorable para China. El banco añadió que se producirá un impacto general positivo sobre las exportaciones, como lo ha demostrado la reforma emprendida en 2005. La tasa de inflación de China se incrementó a 3,1 % en mayo pasado, un récord en 19 meses, y las compras de dólares del banco central han suministrado a la nación $2,4 billones en reservas en divisa, lo que la hace la mayor poseedora de billetes verdes del mundo, de acuerdo con estadísticas oficiales. “Esta medida es un voto de confianza en la recuperación global y una reafirmación del prolongado compromiso de Beijing con un régimen flexible de la moneda,” consideró en declaraciones a la televisora Bloomberg, Stephen Roach, presidente de la firma Morgan Stanley Ltda. para Asia. “Este cambio, sin embargo, no es una panacea para una economía global desequilibrada. Los países con excedentes de ahorros como China todavía necesitan tomar medidas adicionales para estimular el consumo privado interno.” El anuncio de China se produce justo en las vísperas de la cumbre del G20, que se efectuará el fin de semana próximo en Toronto, Canadá, donde el presidente chino, Hu Jintao, se reunirá con los líderes de las principales economías del mundo, incluyendo a Obama, quien expresó su esperanza de discutir el tema en la reunión. Li, asesor del banco central, dijo que la decisión no estuvo relacionada directamente con la cumbre del G20 y que China no respondió a presiones. Pero de acuerdo con el diario estadounidense Wall Street Journal, la decisión puede contribuir a que las políticas monetarias de China no estén en el centro de atención de la reunión. Incremento en el ámbito del 5 por ciento No obstante, el banco central enfatizó que el tipo de cambio será flexible “en ambas direcciones,” con lo cual indicó que dicha tasa lo mismo puede bajar que subir, sin dar detalles sobre la posibilidad concreta de una u otra tendencia. El senador estadounidense Schumer calificó la declaración de vaga, al afirmar el sábado que Beijing debe explicar hasta dónde dejará subir el yuan. Reuters considera que todos los ojos estarán hoy puestos sobre la tasa de referencia diaria fijada por el banco central chino para manejar el valor del yuan. Según el Wall Street Journal, es probable que todo dependa de la evaluación que haga el Gobierno sobre la marcha de la economía global. Cao Yuanzheng, economista jefe del Banco Internacional de China, dijo a Global Times que resulta aceptable una apreciación del yuan de 3 a 5 por ciento en el futuro, compatible con la productividad laboral del país. Li dijo que la tendencia futura del yuan dependerá del comportamiento del euro, así como del desempeño de otras monedas importantes. La declaración del domingo subrayó que el yuan estará vinculado a una canasta de monedas, dados sus lazos cercanos con varios socios comerciales, y añadió que el dólar no debe ser el único indicador para juzgar el nivel de la tasa de cambio, y que se mantendrán vigentes las actuales bandas comerciales para la moneda. El intercambio comercial entre China y la Unión Europea en los primeros cinco meses del año abarcó el 16,3 por ciento del volumen total del comercio exterior de China, mientras que el comercio entre China y EEUU, la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático y Japón registró 12,9, 10,1 y 9,4 por ciento, respectivamente, según la declaración. Aunque la política oficial desde 2005 ha sido que el tipo de cambio se ajuste a una canasta de monedas, el punto de referencia principal ha sido el dólar, según afirmó Financial Times el domingo. DIARIO DEL PUEBLO. 21-6-2010 R. Unido. Breaking Views Crédito congelado para España Neil Unmack y Fiona Maharg-Bravo Olvídese de los préstamos inmobiliarios fallidos. El principal problema al que se enfrentan los bancos españoles es una crisis de financiación. La mayoría están completamente excluidos de los mercados de deuda al por mayor, ya que los inversores evitan todos los emisores expuestos a las economías periféricas. Los depósitos están cayendo también, encogiéndose en 10.000 millones de euros en abril. No es de extrañar que los préstamos de los bancos españoles con el BCE aumentaran en 11.000 millones en mayo hasta 85.600 millones. Según los estándares griegos, los bancos españoles gozan de buena salud. La financiación del BCE es de cerca del 3% de los activos, frente al 20% de los bancos griegos. Pero va aumentando. Para el sector cajas, la financiación del BCE podría aumentar del 3 al 10% de los activos en 2012, según Iberian Equities, en el peor de los escenarios de no poder refinanciar en mercados mayoristas. Los bancos españoles cotizados puramente domésticos también dependen de los mercados: los préstamos suponen entre el 150-170% de los depósitos. No está claro por cuánto tiempo los bancos españoles podrán seguir apoyándose en el BCE. Algunos podrían agotar el colateral de instrumentos líquidos, y tendrían que utilizar otros créditos de menor calidad. A medida que la presión de liquidez aumenta, los bancos siguen reduciendo sus balances. Ello facilitará el problema de la financiación, a costa de la escasez de crédito. Si los préstamos comienzan a ser demandados o los depositantes huyen, algunos bancos podrían teóricamente fallar. El Banco de España podría ayudar descongelando los mercados mediante la publicación de los resultados de los test de estrés de los bancos, que preocupa a la mayoría de los inversores. Pero el Gobierno español tiene que restablecer la confianza en sus finanzas también, ya que los ejercicios de estrés solo tienen sentido si el Gobierno quiere -y puede- recapitalizar a los bancos. BREAKING VIEWS. 22-6-2010

Deja una respuesta