En la Comisión de Derechos Humanos, de Ternera a Blanco

Del asesino a las ví­ctimas

Mari Mar Blanco ha sido elegida presidenta de la Comisión de Derechos Humanos y Solicitudes Ciudadanas del Parlamento vasco. Mari Mar es la hermana de Miguel Ángel Blanco, el edil del PP en Ermua que fue asesinado por ETA en julio de 1997. Este crimen de la organización terrorista generó la mayor movilización popular de rechazo a ETA en el Paí­s Vasco y en toda España. El salto cualitativo que supuso en la conciencia ciudadana dio lugar al desarrollo de los movimientos cí­vicos contra el terrorismo etarra y el nacionalismo étnico, por la libertad y la democracia. Que la Comisión vasca de Derechos Humanos, de la que fue miembro, con el apoyo del PNV, el asesino etarra Josu Ternera, sea presidida por una ví­ctima de ETA, hermana de un asesinado, es un paso importante, no sólo simbólico, en el desmantelamiento del régimen nacionalista excluyente y fascista, impuesto mediante el terror, el miedo y el silencio. Un régimen que puso a “un pederasta para defender los derechos de los niños”.

Porque cómo se uede calificar a un poder autonómico que no sólo permite que un terrorista sea elegido parlamentario bajo unas siglas que son la representación política de ETA, sino que apoya a ese asesino etarra para que pertenezca a la Comisión de Derechos Humanos. Eso fue lo que ocurrió con Ternera desde el año 1999 hasta 2001, momento en el que huyó, y en situación de prófugo se encuentra, para reincorporarse a la dirección de las actividades terroristas. Cómo se puede calificar a la camarilla dirigente del PNV, encabezada por Ibarretxe, Arzallus y compañía, que encumbra a un asesino a la Comisión de Derechos Humanos.

Deja una respuesta