Internet

Cuando ruge el Imperio

Por si no tení­amos bastante con el mediático y escandaloso juicio en curso contra Pablo Soto, la propuesta del Sr. Bautista de la SGAE para que através de las operadoras de telecomunicaciones se cobre un canon a los usuarios de internet, y la respuesta de las operadoras en una falsa defensa de los internautas, asegurando que ellos no pagaran y que por su puesto nosotros sí­… ahora se une el Congreso estadounidense advirtiendo de que la piraterí­a por internet en España ha alcanzado “un nivel epidémico” y colocando al paí­s en un grupo de cinco naciones donde este delito informático es especialmente preocupante. Dicen este año vigilarán de forma especial la situación en China, Rusia, Canadá, España y México.

Según el Congreso norteamericano los autores esañoles "carecen de las herramientas necesarias para hacer valer sus derechos en internet, lo que socava el desarrollo del comercio legítimo por internet y daña el sector tanto en Estados Unidos como en España". Lo que supone un llamamiento a endurecer la política y las leyes de control de la red y de sangría recaudatoria, de la que es ya un ejemplo los 13 millones de euros que reclama la acusación en el caso del joven Soto.Si lo dice el centro del Imperio hay que echarse a temblar.El asunto es ya de abismo cuando el Caucus – asamblea partidista de delegados – valora que la piratería P2P en España "es percibida como un fenómeno cultural aceptable" y solicitó al Gobierno español que adopte medidas para proteger a los autores. El llamamiento ya es directo y parece que urgente.Además, el llamado informe 301 del Departamento de Comercio y la Oficina de Presidencia de EE UU, acusa a España de ser demasiado permisiva y de no haber tomado ninguna medida contra la descarga de archivos con derechos de autor – según informa la agencia Efe -. Ese informe, además, reclama a España la ilegalización de los programas de intercambio de ficheros tipo p2p, tales como eMule, BitTorrent o Ares, así como las iniciativas privadas a pequeña escala como la de Pablo Soto, por supuesto.En un artículo de la última edición de este medio se informaba de que Universal, Sony, Warner y Emi formaban, junto con Promusicae – la patronal discográfica – el conglomerado de la acusación contra Soto. Esta noticia llegada de EEUU no hace sino confirmar el interés de las casas madres por no dejar escapar ni un solo euro de los ingentes beneficios que obtienen cada año de sangrar a los usuarios y “chupar” a los artistas. La crisis aprieta y no pueden permitirse dejar de ganar astronómicos beneficios.En esas estamos. Veremos si entidades como la SGAE, pero particularmente la línea encabezada por Bautista – que no es “toda” la SGAE, ni mucho menos – se pliegan a la exigencia del Imperio con iniciativas como la de las teleoperadoras. Por este camino Bautista puede convertirse en el “empollón de la clase”. Solo que de la escuela de mamporreros de los monopolios. Es así.Cuando el Imperio ruge, los acólitos no tardan en movilizarse. Tiempo al tiempo… o a las horas.

Deja una respuesta