Informe del INE sobre los sueldos en España

Crece el número de trabajadores que no llega ni a mileurista

Según este informe, en 2014 el salario mediano -que divide a los trabajadores en dos mitades- fue de 1.602,5 euros brutos mensuales. Es decir, de los 14,2 millones de asalariados que según el INE habí­a en 2014, la mitad (7,1 millones) está por debajo de la barrera de los 1.000 euros netos al mes en sus nóminas, una vez descontados impuestos y aportaciones a la Seguridad Social.

El 30% de los trabajadores -4,3 millones- está lejos o muy lejos de los 1.000 euros netos mensuales: casi 3 millones con contratos temporales o por horas apenas cobrarían en sus nóminas entre 400 y 750 euros al mes; y otros 1,4 millones podría rozar los 900. Y aún habría otros 2,8 millones con nóminas en el entorno de los 1.000 euros.

Los salarios bajos se disparan en las mujeres, los jóvenes y los trabajadores temporales. El salario medio de las mujeres (1.618 euros) es unos 507 euros menos que el de los hombres. El 67,7% de los jóvenes no llega a mileurista, porcentaje que alcanza al 88,6% de los trabajadores asalariados a tiempo parcial.

El informe del INE pone también de manifiesto cómo la brecha salarial crece sin cesar, frente a la propaganda oficial de la recuperación de los salarios. Bajan los salarios en los tramos más bajos, mientras suben en los que más cobran. En los últimos cuatro años el número de trabajadores que está por debajo de los 1.221 euros brutos al mes ha pasado del representar el 20,1% en 2010 al 30% en 2014.

Nadie por debajo de 1.000, nadie por encima de 10.000.

El informe del INE, al englobar por deciles (tramos del 10%) los diferentes grupos de asalariados, no permite poner de manifiesto con toda su crudeza el auténtico abismo salarial entre los salarios de miseria de millones de trabajadores y los sueldazos de escándalo de un puñado de altos ejecutivos y consejeros de la banca y los grupos monopolistas que vampirizan una gran parte de la masa salarial de las empresas.

Los 20,1 millones de euros que en 2013 cobró Pablo Isla, consejero delegado de InditexZara, o los 5,2 millones del presidente del BBVA, Francisco González, son solo una muestra de los millonarios sueldazos que cobran los ejecutivos de unos 150 monopolios como Abengoa, Abertis, Acciona, ACS, Banco Popular, Sabadell, Santander, BBVA, Caixabank, FCC, Ferrovial, Gas Natural, Iberdrola, Mapfre, Repsol, Sacyr o Telefónica. No son el 10%, sino menos del 1%. Y sus sueldos de escándalo se asientan en haber reducido los de millones de trabajadores a salarios de miseria.

“Las reformas laborales de Zapatero y Rajoy han consolidado un nuevo mercado laboral de precariedad y bajos salarios”

No es posible una salida a la crisis en beneficio de la mayoría sin acabar con esta situación. Como dice el programa de Recortes Cero – Los Verdes, sin una revalorización general de los salarios, para que, como mínimo, nadie cobre menos de 1.000 euros al mes, elevando el poder adquisitivos de millones de familias e inyectando así decenas de miles de euros en la economía.

Pero también que nadie cobre por encima de 10.000. Porque, a diferencia de algunas propuestas que ahora también hablan de “limitar el salario máximo a 10 veces el salario mínimo”, lo que abarcaría hasta unos 600.000 contribuyentes, la propuesta de Recortes Cero va orientada, no a miles de profesionales de diferentes sectores pertenecientes a las llamadas clases medias, que pueden estar ganando cantidades en torno a los 6.500 euros, sino a imponer un tope salarial para un puñado de ultraprivilegiados, para esos 60.000 que (según Hacienda) declaran salarios superiores a los 10.000 euros mensuales, y que en su gran mayoría son al mismo tiempo los ejecutivos y consejeros de esos bancos y monopolios beneficiarios de la crisis. Un límite máximo que limite sus excesos y privilegios y libere 4.500 millones de euros anuales, suficientes para elevar al mínimo de 1.000 los salarios de más de un millón de trabajadores.

Deja una respuesta