Sahara: movilización para que la MINURSO vigile los Derechos Humanos

Contra la impunidad marroquí­

Marruecos actúa impunemente contra la población saharaui sin que ni siquiera se divulgue en los medios de comunicación. Desde enero la población ha salido a la calle en las provincias más importantes del Sahara Occidental: El Aaiún, Smara, Bojador o Dajla para pedir pací­ficamente: trabajo, derechos sociales, saber de sus familiares desaparecidos, la autodeterminación de su pueblo y, últimamente, pedir competencias a la MINURSO en la vigilancia de los Derechos Humanos. Este es uno de los principales objetivos en los primeros meses de 2014.

st1:*{behavior:url(#ieooui) } /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:”Tabla normal”; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-parent:””; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin:0cm; mso-para-margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:10.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-ansi-language:#0400; mso-fareast-language:#0400; mso-bidi-language:#0400;}

La Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO), creada el 29 de abril de 1991, aún no tiene entre sus cometidos la supervisión de los Derechos Humanos. En abril el Consejo de Seguridad de la ONU debe decidir si prorroga el mandato de la MINURSO e incluye entre sus competencias los  DDHH. Francia, gran aliado de Marruecos, jugará otra vez un papel decisivo. Paradójicamente, el país que se vanagloria de ser cuna de los DDHH impidió el pasado año, con el respaldo de España, que saliera adelante la propuesta de la ONU.

Las manifestaciones están siendo reprimidas brutalmente por la policía marroquí. La lista de personas, detenidas, heridas y torturadas a  lo largo de este mes y medio que llevamos de año es muy larga, raro es el día sin represión.“Va siendo hora de que los países se impliquen para conseguir que la MINURSO incluya la vigilancia de los DDHH en el Sahara Occidental”

El 11 de enero, la policía marroquí y el ejército reprimen brutalmente una manifestación en El Aaiún de la Coordinadora de Jóvenes que rechazan la nacionalidad marroquí y en solidaridad con los presos políticos saharauis. Hay más de 40 heridos y allanamiento de viviendas saharauis. La policía detuvo al joven Aliyen Sudani y su familia desconoce donde se encuentra. El día 12 la policía golpea a la ciudadana saharaui Lala Lhatra Aram, a la que causa graves heridas en un ojo, antes de prender fuego a su casa en El Aaiún. El 13 de enero son heridas 120 personas  en varias manifestaciones, 60 de ellas mujeres, entre ellas la periodista Mariem Bourhimi de Equipo Mediático, a la que se le fractura un brazo.

Y así seguiríamos con una lista interminable. Las fuerzas de represión marroquí ponen especial énfasis en atacar a las mujeres, pues son conscientes de la fuerza que éstas tienen. Son un pilar fundamental en la construcción y mantenimiento de este pueblo, y las fuerzas represoras marroquíes lo saben.

Va siendo hora de que los países se impliquen en esta causa tan justa, especialmente España responsable de esta situación. Y ahora para conseguir que cuando la MINURSO renueve el mandato se incluya la vigilancia de los DDHH en el Sahara Occidental.

Deja una respuesta