SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

Condenados a entenderse

Francia y Alemania han dividido ridículamente la cumbre de la Unión Europea en dos. Los desacuerdos entre ambos países han llegado a ser tan intensos que se han visto forzados a retrasar su tan cacareado “plan maestro” para hacer frente a la crisis de deuda de la zona euro. Sin embargo, Alemania tiene la sartén por el mango.

Deja una respuesta