Cómic

Con las bombas que tiran

Ocurrió de 1808 a 1812, cuando España fue invadida por el ejército de Napoleón. El paí­s entero se levantó contra el invasor, dando lugar a la Guerra de la Independencia. Desgraciadamente, y después de enconadas luchas, toda España sucumbió bajo la bota del ejército imperial francés…¿Toda? ¡No! Junto a Zaragoza, Bailén y Gerona, una ciudad del sur de España también resistió y resistirí­a siempre contra el poderoso ejército, sin que lograran conquistarla jamás. Tanto que se ganó los tí­tulos de “Muy noble, muy leal y muy heroica”, y su bandera recibe, desde entonces, honores idénticos a la española. Esa ciudad fue Cádiz, la cual era bombardeada continuamente por la artillerí­a enemiga, desde el mar con la escuadra de naví­os comandada por el Almirante Rosilly y por tierra por los cañones del Mariscal Soult. ¿Y quieren saber lo que hací­an en Cádiz con el plomo de las granadas francesas? La metralla incandescente que caí­a en las calles de la ciudad era usada por las mujeres como bigudí­es para rizarse el pelo. A estas mujeres va dedicado el último número de la celebrada serie que conmemora el segundo centenario de “La Pepa”.

Si el segundo número ersonificaba toda la acción en la figura de un hombre, el Capitan General Francisco Solano, ejemplo de virilidad y heroicidad, en este tercero se concentra el valor de las mujeres gaditanas que sufrieron el asedio en la figura de Teresita la reina, la del Pópulo. Una superviviente, gaditana, guapa y vivaracha, sin pelos en la lengua. Su voz cuenta de primera mano labatalla contra los franceses en las aguas de la bahía, la construcción de laCortadura, el acoso terrible de lasbombas que sirvieron para hacer tirabuzonesy la vida cotidiana del Cádiz de los periódicos, de los cafés, tertulias y las cortes. De nuevo bajamos a la tierra para volver a pasear por el Cádiz del siglo XIX. Lejos de los grandes nombres de la historia, aquí la trama pone la mirada en la gente, y lo hace de la mano de una prostituta, que con su desaire planta cara a los franceses en su día a día. Tersita es inteligente, atractiva y valiente, y el guión de Rafael Marín la convierte en un complejo personaje que contempla la realidad con transparencia. A través de ella Marín nos hace ver nuestra historia como algo cotidiano, sin la contundencia de un relato oficioso, y con toda la sutileza y versatilidad que el episodio merece. Además, el apartado gráfico de este volumen esconde una sorpresa. Cada entrega de la serie está ilustrada por un reconocido profesional del cómic español, pero en este caso la nómina asciende a 5 participantes, con el valor añadido de que todos son naturales de Cádiz. Así encontramos a Shirak, Andi Rivas, Francisco Asencio, Kalvellido y a Olga Carmona, encargada de dar vida a la trama central sobre la que se sustentan los recuerdos de Teresa. Una buena idea, la de promocionar en un sólo volumen a los autores gaditanos más de actualidad, aunque quizá se convierta en el único punto flaco de una obra que pierde solidez al estar compuesta de estilos gráficos tan dispares. En cualquier caso un nuevo volumen de esta serie es un nuevo motivo de satisfacción, tanto para los amantes de la historieta, como para cualquiera que tenga interés en recuperar y difundir uno de los más gloriosos episodios de la historia de nuestro país. ¿La próxima entrega? En Marzo, bajo el explícito título de “Guerrilleros”, y con los dibujos del flamante Sergio Bleda.

Deja una respuesta