SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

China promueve Cinturón y Ruta de integración y desarrollo

El gigantesco proyecto de integración económica, comercial, tecnológica, medioambiental y cultural a través de la reactivación de la antigua Ruta de la Seda, que fue propuesto por China, ha empezado a tomar forma.

Más de 50 países han manifestado su interés en participar en la iniciativa presentada por el presidente chino, Xi Jinping, en 2013. El propósito es crear el Cinturón Económico de la Ruta de la Seda y la Ruta de la Seda Marítima del Siglo XXI, también conocidos como “el Cinturón y la Ruta”.

Por sus dimensiones y por el número de países y personas que involucra, la iniciativa china carece de precedentes. El Cinturón está planeado como una franja terrestre que se extenderá desde China hasta Europa pasando por Asia Central y Rusia. La Ruta está concebida como una vía marítima que pasará por el Estrecho de Malaca en dirección a la India, Medio Oriente y Africa Oriental.

Los proyectos que se desarrollen a partir de las iniciativas chinas involucrarán a cerca de 3.000 millones de personas de Asia Central, Occidental y Meridional y de decenas de países europeos y de algunos africanos. Además, abarcarán al mar Mediterráneo y a los océanos Atlántico e Indico.

El Cinturón y la Ruta abren la posibilidad de que tres continentes queden enlazados más allá de lo geográfico y de que los exploradores modernos descubran oportunidades de desarrollo nunca antes vistas.

PASOS EN LA RUTA CORRECTA

En esta etapa, las prioridades de China con respecto al Cinturón y a la Ruta son la conectividad y la infraestructura. Ambos factores son esenciales para lograr otros proyectos de desarrollo que beneficien a todas las naciones participantes.

El presidente chino puso en claro durante el encuentro del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), realizado en Beijing en 2014, que para reactivar las antiguas rutas comerciales primero debe haber una ruta. “Sólo cuando existe un camino pueden circular la gente y las cosas”, afirmó Xi.

Para lograr la eliminación de los obstáculos a lo largo de la ruta, China creó el Fondo de la Ruta de la Seda con un capital de 40.000 millones de dólares USA. Ese fondo se destinará a apoyar proyectos de infraestructura, recursos, cooperación industrial y financiera y otras acciones que faciliten la conectividad.

Entre las obras contempladas tanto en la región occidental china menos desarrollada como en países que participarán en la nueva Ruta de la Seda se encuentran autopistas, vías férreas, puertos, rutas aéreas, así como redes de electricidad, telecomunicaciones, gasoductos y oleoductos.

China está negociando la construcción de 5.000 kilómetros de vías férreas de alta velocidad con 28 naciones, la mayoría de ellas a lo largo de las dos rutas.

El Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII), una plataforma de cooperación económica promovida por China, contribuirá con capital para hacer realidad la meta de infraestructura del Cinturón y de la Ruta.

Con un capital autorizado de 100.000 millones de dólares USA, se prevé que el BAII empiece a operar antes de que concluya el 2015. El banco no competirá sino que complementará al Banco Mundial y al Banco Asiático de Desarrollo.

Más de 20 países asiáticos que desean integrarse al BAII como miembros fundadores firmaron un memorándum de entendimiento en Beijing en octubre pasado, con lo que abrieron la puerta a una importante fuente de financiamiento.

UNA DIPLOMACIA DE SEDA PARA LA REVITALIZACION CHINA

La antigua ruta de la seda data de hace 2.000 años, durante la época de la dinastía Qin, y era utilizada por los comerciantes chinos para transportar seda, cerámicas y té hacia los mercados extranjeros. Fue gracias a esta ruta que Occidente adquirió los conocimientos sobre cuatro importantes inventos chinos: el papel, la imprenta, la brújula y la pólvora.

Esa ruta atravesaba Asia Central para unir los dos extremos de Eurasia. Con ella, Oriente y Occidente se conocieron, acercaron y entablaron relaciones comerciales. Ahora, los dos polos están constituidos por la economía europea de alto desarrollo y por algunas economías asiáticas que han registrado un rápido desarrollo, pero otras han crecido a un ritmo más lento.

Revivir las antiguas rutas permitirá un acercamiento cultural entre los pueblos de los países que atravesarán y para tal fin ya se están llevando a cabo festivales de cine, exposiciones, seminarios académicos, intercambios entre personas y otras actividades con las que se busca lograr un encuentro con el pasado y el presente.

PROMOCION CULTURAL DEL CINTURON Y LA RUTA

El Festival Internacional de Cine de la Ruta de la Seda fue inaugurado el 20 de octubre de 2014 en la ciudad de Xi’an, noroeste de China, para promover los intercambios culturales entre países a lo largo de la propuesta versión moderna de la antigua ruta comercial.

Para los XIII Juegos Nacionales de Invierno de China que se llevarán a cabo en Xinjiang 2016, se eligió un logotipo con la frase “Elegancia Invernal en la Ruta de la Seda”, el cual presenta los cinco colores olímpicos y varias características de Xinjiang.

Prod-Co IFA Media de Singapur anunció el 9 de diciembre de 2014 una nueva coproducción con el Centro de Comunicación Intercontinental de China (CCICh), con sede en Beijing para rodar en el año 2015 un documental sobre la antigua Ruta de la Seda.

El documental “Caminos Cruzados: La Ruta de la Seda” será filmado en cuatro países a lo largo de miles de kilómetros, pasando por algunos de los paisajes más épicos de Asia en China, Kazajistán, Turquía y Rusia.

FERIAS COMERCIALES

El éxito de las iniciativas del cinturón y la ruta se traduce en los acuerdos alcanzados en las ferias comerciales realizadas en China.

La cuarta Expo China-Eurasia, que concluyó el 6 de septiembre del año pasado en Urumqi, capital de la región autónoma uygur de Xinjiang, noroeste de China, logró contratos de comercio exterior por más de 6.000 millones de dólares.

La Exposición Internacional de la Ruta de la Seda Marítima del Siglo XXI China-Guangdong llevada a cabo en noviembre del año pasado estuvo cerca de igualar el número de contratos firmados en la Feria de Cantón de 21 días realizada esta primavera.

PROMOCIÓN DE LA RUTA EN FOROS MULTILATERALES

Para hacer realidad el Cinturón y la Ruta, el gobierno chino ha recurrido a los foros multilaterales como la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean), la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS) y el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC).

La OCS, integrada por China, Rusia, Kazajistán, Kirguizistán, Tayikistán y Uzbekistán, es considerada básicamente como un bloque de seguridad, pero las circunstancias en la región han hecho de la cooperación económica un objetivo estratégico del grupo.

El bloque ha creado mecanismos como el Consejo Empresarial de la OCS y el Consorcio Interbancario OCS. El volumen comercial entre China y los otros Estados miembros subió de 12.100 millones de dólares en 2001 a 130.000 millones de dólares en 2013. La producción económica de la OCS asciende a 14,9 por ciento de la economía mundial, en comparación con el 4,8 por ciento de 2001.

Todo esto muestra el interés en torno al proyecto del Cinturón y de la Ruta. Poco a poco y con acciones concretas se logrará el sueño de integración, desarrollo económico, relación de ganar-ganar, enriquecimiento cultural e intercambios entre pueblos, que forman el sustento de la nueva Ruta de la Seda.

Deja una respuesta