China encabeza la lucha por el desarrollo sostenible

China se ha convertido ya en el primer productor de energía de fuentes renovables. En 2017 la venta de coches ecológicos crece el 51,4%. En 2018 se van a plantar 6,66 millones de hectáreas de nuevo bosque para luchar contra la contaminación. Toda una batería de medidas legales impulsadas por el gobierno chino está disparando el cambio por un desarrollo sostenible.

En 2017 las ventas de automóviles eléctricos e híbridos en China se elevaron a la cantidad de 609.000 unidades, lo que supone el 51,4 % más que las ventas en 2016. Tamaño crecimiento descansa en las directrices del vigente XIII Plan Quinquenal 2016-2020, que, entre otras medidas, exigirá a los fabricantes de automóviles, a partir de 2019, que el 10% de los vehículos ofrecidos sean eléctricos o híbridos, siendo el 12% en 2020 y las cuotas de los años siguientes serán revisadas al alza.

Hay que tener en cuenta que en 2017 en China se matricularon 24,72 millones de turismos según la Asociación China de Fabricantes de Vehículos. Lo que destaca es que siendo el aumento respecto a 2016 de un 1,4%, el aumento de vehículos híbridos fue un 53% y el de coches eléctricos fue de un 65%, aportando estos últimos el 80% del aumento total de automóviles.“Medidas legales impulsadas por el gobierno chino que están disparando el cambio hacia un desarrollo sostenible”

Toda una batería de medidas legales impulsadas por el gobierno chino está disparando el cambio hacia un desarrollo sostenible. Un total de 553 modelos de automóviles de diferentes marcas ya no pueden producirse a partir del pasado 1 de enero, debido a su elevado consumo y para combatir la contaminación urbana. En la lista se incluyen modelos de marcas nacionales o de empresas conjuntas con capital extranjero. También se ha ampliado tres años, hasta finales de 2020, la exención de impuesto sobre compra de vehículos eléctricos e híbridos.

En el Informe Político presentado por el Secretario General del Partido Comunista de China (PCCH), Xi Jinping, en su XIX Congreso Nacional celebrado en el pasado mes octubre, se afirmaba: “Tenemos que asumir y llevar a la práctica una política estatal básica sobre el ahorro de recursos y la protección del medio ambiente, y tratar el entorno ecológico de la misma manera que tratamos la vida; coordinar el saneamiento sistemático de montañas, ríos, bosques, tierras de labranza, lagos y prados con miras a crear un ambiente que favorezca la producción y la vida del pueblo, y a contribuir a la seguridad ecológica del planeta”. China ha firmado el Acuerdo sobre el cambio climático de París, y ha participado en la Conferencia de Bonn, mientras ambos foros han sido abandonados por EEUU en este año recién cumplido de la administración Trump.

Sobre la actitud china ante el cambio climático preguntábamos a Xulio Ríos, director del Observatorio de la Política China: ¿tiene China un compromiso real con el medio ambiente, hay un cambio de la política de desarrollo en este sentido? ¿Por qué? Y nos contestaba: “Los daños ocasionados en el medio ambiente en las últimas décadas han sido enormes. El PCCh infravaloró las consecuencias. Hoy, por el contrario, asume que debe actuar con diligencia e intensidad. Creo que nadie duda de su voluntad en este aspecto, respaldada con proyectos y recursos que pueden dar sus frutos en pocos años. No hay nuevo modelo de desarrollo si no es sostenible”.“Crear nuevos bosques de una extensión similar a toda Irlanda”

La actual política china no se reduce obviamente al campo automovilístico. Por ejemplo el carbón ya solo representa un 62,5%. China ya es el primer productor de energía de fuentes renovables. Sólo en 2016 se instaló la mitad de las centrales eólicas y se produjo un tercio de la energía solar de todo el planeta. Otra medida sin precedentes es la decisión de crear nuevos bosques de una extensión similar a toda Irlanda, para luchar contra la contaminación, y que el 23% del territorio sea naturaleza. Por ello plantar árboles se ha convertido en una base para mejorar su medio ambiente y combatir el cambio climático. Tal intento significa plantar ya 6,66 millones de hectáreas de nuevo bosque en 2018.

No son las potencias emergentes el principal peligro para el planeta. La actual administración estadounidense de Trump rompe los previos acuerdos y compromisos internacionales que EEUU había mantenido como mínima contribución a la lucha contra el cambio climático. Y todo ello cuando encabeza la responsabilidad histórica en el deterioro del medio ambiente por su voraz y destructivo desarrollo económico imperialista.

2 comentarios sobre “China encabeza la lucha por el desarrollo sostenible”

  • Plantar arboles, ¿transgénicos? en plan monocultivo tras destruir biodiversidad de los bosques no es ecologismo. Fue y es un negocio en China o en el Brasil de Lula donde destruian los arboles de la selva amazonica para cultivar plantas de biocombustible para mesclarlo con gasolina.Un arbol gigantesco que tarda años en crecer, a veces siglos por un estallo de planta anual El presidente Bush felicito a Lula.Cuando lo vi me quede de piedra.muchos que habian votado a Lula votaron a ecologistas..Parece mentira que en China esten En 1978 los comunistas desde 1949 y no se dieran cuenta hasta ahora.En 1978 deng xao ping dijo que no importa que el color del gato si caza ratones.¿ DE VERDAD EL FIN JUSTIFICA LOS MEDIOS? La politica del hijo único por la fuerza para los Han ( 96 % de los chinos), era y es ecologismo?Las minorias chinas eran el 3% ,ahora el 7 % (en terminos absolutos han mas que triplicado) sin beneficiarse de las zonas preferentes de desarollo. ¿El Pch es comunista en el 2018 y Uce, y Corea del Norte y Cuba y Vietnam ?

Deja una respuesta