Inmigración

Brazos por poco dinero

La situación legal de Franns Melgar Vargas, el hombre de 33 años de edad y de origen boliviano, que sufrió la amputación del brazo izquierdo mientras se encontraba trabajando de madrugada en la panificadora, ha sido regularizada por el Gobierno de Zapatero. .

En 20 días, Franns Melgar Vargas, el trabajador boliviano que erdió el brazo en España mientras trabajaba en una panificadora de la localidad de Real de Gandia, en Valencia, podría recibir la documentación por la que se legalizaría su situación en España. La vicepresidenta Fernández de la Vega lo argumentó por "razones extraordinarias”.El 28 de mayo, Melgar, un inmigrante ilegal más, perdió el brazo izquierdo mientras trabajaba en una panificadora, donde su salario mensual era de 700 euros. Una máquina atrapó su brazo izquierdo.Después de que sus compañeros de trabajo informaron del accidente al dueño de la empresa, el hijo de éste lo abandonó a 200 metros del centro sanitario, advirtiéndole de que no dijera nada de la empresa. El empresario limpió la sangre y echó el brazo al contendero de basura.¿Qué hay de extraordinario en Franns? Que perdió el brazo por no llevarlo bajo el otro brazo al hospital. Por eso debe ser recompensado. Porque sus condiciones laborales no eran tan extraordinarias. Más de la mitad de sus conocidos, según él, tienen las mismas condiciones de trabajo. Trabajar 12 horas diarias por un sueldo de 700 euros al mes. Sin derecho tan siquiera a disponer de su propio brazo cuando una máquina se lo arranca.Dicen que se va a sancionar con todo rigor a los empresarios. Pero de momento la sanción es por no tener el local en condiciones, especialmente el circuito eléctrico. Pero, ¿es que no hay ningún delito tipificado que castigue el tirar un miembro amputado a un contenedor de basura e impedir que pueda ser reimplantado?Melgar se encuentra conmovido por la solidaridad que recibió de las autoridades y de los residentes bolivianos. Pero le han arrancado la mitad de los dos brazos que vende para poder comer. Seguramente regularizarán a toda su familia (hermana y cuñado) en España. Pero, ¿quién le compensa por el brazo arrojado a la basura?El cónsul de Bolivia en Valencia asegura que la empresa indemnizará al trabajador con hasta 150.000 euros, por la gravedad de haber eliminado el brazo. Veremos a ver. Le han ofrecido una prótesis gratis en tres meses. La panificadora fue paralizada por la Inspección de Trabajo al día siguiente del accidente, el 29 de mayo. Las instalaciones técnicas estaban en “estado deficiente, sobre todo las eléctricas”Franns se fue a España hace tres años con el dinero que consiguió de la venta de un vehículo que le regaló su abuela paterna para que trabajara en Bolivia como chofer, a lo que renunció para irse a España.El 28 de mayo, Melgar, de 33 años, sufrió la amputación de su brazo izquierdo cuando estaba trabajando en una EFE

Deja una respuesta