Syriza aprueba una ley para paliar la crisis humanitaria... y la UE quiere impedirlo

Berlí­n no manda en Atenas

Cumpliendo una de las principales promesas de su programa electoral, el gobierno de Syriza ha aprobado una “ley contra la crisis humanitaria”, que proporcionará ayudas a las familias sin recursos. Alemania ha “lanzado el grito en el cielo”. Acusando a Syriza de “torpedear los acuerdos” e intentando impedir que el parlamento griego la apruebe. La respuesta del primer ministro griego, Alexis Tsipras, a las amenazas alemanas ha sido contundente: “si lo que quieren es asustarnos, mi respuesta es que no lo van a lograr”.

La ley aprobada en el parlamento griego está dentro del “programa de salvación nacional” que Syriza se comprometió a aprobar de forma inmediata tras acceder al gobierno.

Tiene un coste de 1.412 millones de euros -una cantidad 152 veces menor que el dinero que ya se entregado a los bancos extranjeros a través de los sucesivos “rescates”-. Contempla dedicar 59 millones para la 300.000 familias a las que se le ha cortado la luz por falta de pago; 756 millones para subvenciones alimentarias a los hogares sin ingresos; 54 millones para ayuda a la vivienda que recibirán 30.000 familias al borde del desahucio; y 543 millones para reponer a los pensionistas que menos cobran la paga de navidad suprimida. “Berlín y la UE se han revuelto con fiereza contra el gobierno griego que aprueba medidas para proteger a su población”

Pues bien, Berlín y la UE se han revuelto con fiereza contra el gobierno griego que aprueba medidas para proteger a su población.

En un gesto insólito la Comisión Europea ha emitido un comunicado calificando esas decisiones de “unilaterales”, y ordenando a Tsipras que debe consultar antes con Bruselas cualquier decisión.

El gobierno de Syriza no solo no se ha echado atrás, sino que prepara nuevas medidas. Ha empezado a auditar su deuda para analizar qué parte puede ser deuda ilegítima. Y plantea la posibilidad de un referéndum sobre la política económica que imponen la UE o el FMI.

Washington y Berlín intentan presionar a Grecia, orquestando una retirada de fondos en los bancos griegos que asfixie las finanzas públicas y quiebre la resistencia de Syriza.

Pero el ministro griego de Finanzas, Yanis Varoufakis, ya ha respondido con un artículo publicado en los principales periódicos europeos donde reafirma la firmeza de su gobierno.

Todos los pueblos de Europa apoyamos el camino que está emprendiendo el gobierno de Syriza. Liberarse del dominio y el saqueo de la UE y el FMI es el primer paso para poder emprender un camino de progreso.

Deja una respuesta