SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

Berlí­n contraataca

Inasequible al desaliento, todavía caliente el fracaso de la colocación de bonos a 10 años, Angela Merkel se desplazó ayer a Estrasburgo para imponer a Nicolas Sarkozy y a Mario Monti su receta para salir de la crisis. En opinión de la canciller alemana, aceptada mansamente por el presidente francés, la crisis del euro solo puede resolverse con más unión fiscal y más integración política, remedios que implican una reforma de los tratados, que los socios europeos conocerán antes de la cumbre del 9 de diciembre. Obsérvese que los socios “conocerán” lo que previamente ha muñido el eje franco-alemán, autoconstituido en guardián financiero de Europa. Merkel descarta la opción de los eurobonos, propuesta por Bruselas, y la implicación más intensa del BCE que pedía Francia.

Deja una respuesta