SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

Berlí­n advierte de que el BCE no está para resolver los problemas de España

Algunos inversores apuestan a que el coste del endeudamiento en España obligue al BCE a retomar el programa de compra de bonos, pero Weidmann indicó que los paí­ses no deben mirar hacia el BCE en busca de ayuda. “No es nuestra labor proporcionar ayuda financiera con el fin prolongar los ajustes necesarios a lo largo de un tiempo”, dijo Weidmann. “Para exactamente eso está el fondo de rescate”, concluyó.

El BCE dejó su programa de compra de bonos (SMP) sin utilizar por quinta semana consecutiva hasta el pasado miércoles, cuando se realizó la última comunicación, pero Coeuré, el responsable del funcionamiento del plan, alimentó las expectativas del mercado sobre su reactivación cuando recordó que todavía existe. “Los límites del SMP son claros”, apuntó Weidmann. “Al mismo tiempo, el programa no ha sido cancelado por el consejo del BCE. Beoint Coeuré describió eso”, matizó.

“No creo que encuentre ningún colega (del consejo del BCE) que opine que el Eurosistema (de bancos centrales de la zona euro) está para asegurar un nivel particular para los tipos de un país determinado”, reiteró. La medida podría aliviar una parte de la presión sobre las rentabilidades españolas, pero el uso del plan el año pasado causó unas profundas divisiones internas y provocó la dimisión del antecesor de Weidmann.

La intervención del banco central el año pasado en el mercado de deuda italiano consiguió rebajar las rentabilidades, pero el BCE se mostró molesto con el gobierno de Silvio Berlusconi por no ofrecer la contrapartida de las reformas, tal como exigía el BCE. Algunos inversores apuestan a que el coste del endeudamiento en España obligue al BCE a retomar el programa de compra de bonos, pero Weidmann indicó que los países no deben mirar hacia el BCE en busca de ayuda.

“No es nuestra labor proporcionar ayuda financiera con el fin prolongar los ajustes necesarios a lo largo de un tiempo”, dijo Weidmann. “Para exactamente eso está el fondo de rescate”, concluyó.

España debe asumir la presión de los mercados como un incentivo para hacer frente a las causas de fondo de sus problemas en lugar de mirar al Banco Central Europeo para que le ayude comprando sus bonos, ha advertido el consejero alemán de la entidad, Jens Weidmann, y presidente del Bundesbank (banco central alemán). Weidmann, una de las caras visibles del grupo de países que abogan por que el instituto emisor ponga fin ya a su “modo crisis”, ha añadido que ningún responsable del organismo está a favor de utilizar la compra de bonos para aliviar las tensiones que sufren los socios del euro bajo sospecha.

“No siempre debemos proclamar el fin del mundo si los tipos a largo plazo de un país superan temporalmente el 6%”, argumentó. “Eso es también un incentivo para que los responsables de política del país hagan los deberes y recuperen la confianza del mercado mediante el camino de la reforma”, añadió.

Weidmann, en declaraciones a Reuters, cree que Benoit Coeuré, el representante de Francia en el máximo órgano de gobierno del BCE, simplemente hizo referencia a un hecho la semana pasada cuando dijo que el programa de compra de deuda todavía existe. Las declaraciones del elegido presidente francés, Nicolas Sarkozy, motivaron una mejora en los mercados que, a tenor del recrudecimiento del acoso sufrido en las últimas semanas, ha quedado en papel mojado.

Además de echar un jarro de agua fría sobre la posibilidad de recuperar en breve la compra de bonos, Weidmann considera que no ve razón para estudiar la conveniencia de una tercera subasta extraordinaria de liquidez, la barra libre con la que el BCE inyectó más de un billón de euros en los mercados financieros entre diciembre y febrero.

Deja una respuesta