Aumenta la deuda española en manos extranjeras

Baja la prima, sube el saqueo

Todas las previsiones anuncian que acabaremos 2014 con la deuda pública superando la barrera psicológica del billón de euros, el 100% del PIB, por encima de las previsiones (99,8%) del gobierno en los Presupuestos de 2014. En consecuencia los intereses se acercarán más a los 40.000 millones de euros que a los 36.590 millones de euros presupuestados por el gobierno.

El crecimiento de la deuda pública española no sólo está disparado, sino que seguirá así en 2014. Las previsiones en los Presupuestos Generales del Estado en 2013 eran emitir entre 215.000 y 2130.000 millones de euros, al final se ha cerrado el año con una emisión de 245.000 millones de euros. La misma cantidad -245.000 millones- que se propone emitir en los PGE de 2014, aunque las previsiones externas al gobierno aseguran que se superarán los 250.000 millones de euros. “El gran capital financiero extranjero está compensando la bajada de los intereses aumentado su volumen de deuda”

Al mismo tiempo estamos asistiendo a una vuelta masiva de la inversión extranjera en deuda pública española, a pesar del descenso de la prima de riesgo por debajo de los 200 puntos básicos, y del tipo medio del interés de los bonos a 10 años que se sitúa en el 4,4%. En noviembre la compra de deuda pública española por el capital extranjero aumentó en 21.000 millones de euros, el mayor incremente en un solo mes, hasta alcanzar los 273.172 millones de euros. Así el peso de los bonos y letras españolas en manos extranjeras volvió a superar el 40%.

El gran capital financiero extranjero está compensando la bajada de los intereses aumentado su volumen de deuda. El descenso de los costes financieros por la bajada de la prima no se va a traducir en menos deuda y menos carga de intereses, quedan anulados con la emisión de más deuda, en una escalada cada vez más peligrosa. Superar la barrera del 100% del PIB es para un país como España y en las condiciones actuales un dogal cada vez más asfixiante que seguirá lastrando la salida de la crisis.

Esa es la realidad que se esconde detrás del descenso de la prima de riesgo, más deuda en manos extranjeras, más presión para seguir emitiendo deuda que garantice que cobran y más intereses. Un círculo infernal que sólo hace que multiplicar el saqueo exterior y al que es cada vez más urgente poner fin, con una auditoría de la deuda que determine qué parte es ilegítima y exenta de pago.

Deja una respuesta