Las mentiras de la "bajada del paro"

Baja el paro aumenta la precariedad

El paro registrado en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo baja de los 4 millones, según los datos del ministerio de Empleo. Datos que contrastan con la EPA (Encuesta de Población Activa) del primer trimestre de este año, que refleja una tasa de paro del 21% y 4,8 millones de parados.

Hay más paro del que reflejan estos datos del paro registrado en las oficinas del antiguo INEM. Esta es la primera mentira que se esconde tras los datos del paro que ofrece el gobierno. Lo que hay son cada vez menos parados inscritos en las oficinas del INEM.

La segunda gran mentira es lo que se presenta como “creación de empleo”. Lo que estamos asistiendo es a un reparto precario del trabajo a escala nacional y en todos los sectores. Sobre todo en el sector servicios, que es el que encabeza esta “bajada del paro”. Estamos asistiendo es a un reparto precario del trabajo a escala nacional y en todos los sectores

Según los datos ofrecidos por el ministerio de Empleo, ahora hay registrados 3.891.403 parados, gracias a que el número de parados inscritos en el antiguo INEM han bajado en mayo en 119.768 personas. Por otra parte, la Seguridad Social ha aumentado en casi 200.000 afiliados más respecto al mes anterior.

El sector servicios, sobre todo la hostelería con 72.000 inscritos más, es el que encabeza este descenso del paro. Debido a la estacionalidad. Mayo es un mes tradicionalmente generador de empleo gracias al inicio de la temporada turística y al buen tiempo en la agricultura.

Pero lo que resalta por encima de todo son los datos que reflejan el tipo de empleo que se está creando: sobre todo temporal y a tiempo parcial. De los 1.748.449 contratos que se firmaron en mayo, sólo 145.700 son indefinidos, y de ellos sólo 4,7% son indefinidos a tiempo completo.

Es decir el 95,3% de los contratos son temporales o a tiempo parcial.

Esta es la realidad lo que asistimos es, por un lado, a un paro estructural crónico; y por otro a una brutal precarización del mercado laboral. Con contratos precarios, salarios por debajo del salario mínimo y sin derechos, entre ellos un futuro con pensiones de miseria o sin ellas por falta de años de cotización.

Redistribuir la riqueza para acabar con el paro y la precariedadAdemás siguen cayendo las personas que reciben algún tipo de protección por desempleo. Ya son casi 2 millones (1,994.370), el 52,9 % quienes no reciben ningún tipo de prestaciones, casi cuatro puntos menos que en mayo del 2015.

Se puede acabar con el paro y la precariedad creando empleo fijo y de calidad si, como decimos en estas mismas páginas se redistribuye la riqueza.

Como propone el programa de Recortes Cero – Grupo Verde, creando un Fondo de Fomento del Empleo de 100.000 millones de euros, aportados por una Bankia Pública y los bancos que se han quedado con el dinero del rescate bancario.

Con ese fondo se podrían cear 2 millones de empleos productivos, fijos y sostenibles vinculados a la reindustrialización del país y a los sectores punteros de la economía, el desarrollo tecnológico y las nuevas energías renovables.

Deja una respuesta