Telefónica incrementa un 10% sus beneficios en plena crisis

Atraco rentable y legal

No es que la crisis “vaya por barrios”, es que en los “barrios altos” españoles -en los principales bancos y monopolios- sólo existen escandalosas ganancias. Telefónica acaba de anunciar que, en medio de una crisis que está conduciendo al paí­s a la ruina, no solo no tiene pérdidas, sino que ha incrementado sus beneficios un 9,8%, acumulando ganancias -sólo entre enero y marzo- por valor de 1.690 millones de euros. ¿Buena gestión de la dirección de Telefónica? No exactamente. Podemos recordar las persistentes denuncias contra Telefónica de la propia Comisión Europea, acusándola de abusar de su posición dominante para imponer a los consumidores españoles las tarifas más altas de toda Europa. O el pleito del gobierno argentino con el gigante de las telecomunicaciones, por cargar precios escandalosos merced a su absoluto control del mercado. La auténtica fuente de los indignantes beneficios de Telefónica es un atraco monopolista, escandalosamente rentable y vergonzosamente legal gracias a la complicidad de gobiernos como el de Zapatero.

Telefónica ha ganado incluso más que lo revisto por los más optimistas analistas. El incremento de un 9,8% de sus ganancias en los tres primeros meses del año le va a permitir cerrar 2009 –un “annus horribilis” para la economía española- con beneficios cercanos a los 7.500 millones de euros, un billón y medio de las antiguas pesetas.Y el botín, el fruto del atraco contra todos nosotros, es en realidad muchísimo mayor. El resultado operativo alcanzó la estratosférica cifra de 3.190 millones de euros, y sólo los pagos de la deuda (contraída para financiar su expansión internacional, y valorada en 42.256 millones de euros) hasta la “módica” cifra de 1.690 millones de euros.De hecho, el consejo de administración de Telefónica ya ha anunciado que incrementará el dividendo neto por acción un 12,9%, enriqueciendo así todavía más a sus grandes accionistas.¿Se imagina que su sueldo hubiera subido este año un 10% como los beneficios de Telefónica? ¿O que sus rentas se incrementaran de repente un 12%, como los dividendos de los grandes accionistas?Este es el auténtico “estado de la nación”, que Zapatero y Rajoy, unidos en la defensa de los intereses de bancos y monopolios, ni siquiera han rozado. En el país europeo donde la crisis hace doblar la tasa de paro comunitaria, los bancos y monopolios presentan beneficios que superan a los de sus rivales comunitarios.¿Pero por qué Telefónica consigue tan abultados beneficios, superiores incluso a los de sus principales rivales europeos? En teoría, el monopolio del país que más está sufriendo la crisis debería ver afectada su cuenta de resultados. Pero ocurre exactamente todo lo contrario.La respuesta es muy sencilla. Asistimos a un descarado atraco monopolista, amparado y protegido por el gobierno de turno.Hispanoamérica aportado 3,3 puntos –el triple que el negocio europeo- a los ingresos y beneficios de Telefónica. El gobierno argentino mantiene ante los tribunales un pleito con la operadora por las abusivas tarifas que impone en el país austral. En conjunción con Telecom Italia –participada mayoritariamente por Telefónica-, el monopolio presidido por Cesar Alierta controla más de la mitad del mercado, lo que le permite imponer precios escandalosos. Lo mismo ocurre en otros enclaves sudamericanos como Brasil.La situación en España no difiere sustancialmente.La comisaria europea de Sociedad de la Información y Medios de Comunicación, Viviane Reding denunció hace escasas semanas que “en toda Europa los precios al consumo han bajado, pero en España suben”.Según la Comisión Europea en España soportamos las tarifas de móvil y de conexión a internet por banda ancha más elevadas de Europa.El precio mensual de un paquete medio de un usuario de telefonía móvil asciende en la UE a 19,49 euros, mientras que en España, por ese mismo servicio, pagamos casi el doble, 35,89 euros más. Algo similar ocurre con la conexión a internet por banda ancha, la que realmente cuenta por su velocidad. El precio medio en la UE se eleva a 36,95 euros, pero en España sube un 24% más, hasta los 45,83 euros.Las asociaciones de consumidores cargan contra la connivencia del gobierno de Zapatero con el atraco perpetrado: “ni al ministerio de Miguel Sebastián ni a los operadores les interesa que haya competencia (…) se prioriza que las empresas ganen dinero a pesar de los abusos, los fraudes continuados y la publicidad engañosa que, en vez de ser perseguidos, se premian”.Este es el grado del atraco que ha convertido a Telefónica en un gigante mundial de las telecomunicaciones, convirtiéndose en el primer monopolio español por capitalización bursátil y el segundo por beneficios sólo por detrás del Santander.

Deja una respuesta