¿Cuántos votos le cuesta a cada partido un diputado?

Atraco electoral

La injusticia de la ley d´Hont ha impedido que en el parlamento se refleje el grado real de rechazo a los recortes y ajustes que existe en la calle. La reforma de la ley electoral es una exigencia cada vez más unánime, para que el parlamento sea realmente una cámara representativa de la voz popular.

Geroa Bai, Amaiur y PP son los partidos más beneficiados por la ley electoral. Mientras a Amaiur cada diputado le cuesta 47 mil votos, a IU le cuesta 152 mil. Mientras al PP cada diputado le sale por 58 mil votos, a UPyD le cuesta 228 mil.


¿Qué decir de un reparto de escaños que permite al PP obtener casi treinta diputados más de los que corresponden a su representación real?

¿Cómo es posible que Equo, con más votos que seis formaciones con representación parlamentaria, haya quedado excluida del Congreso?

¿Cómo podemos calificar a una ley electoral que deja fuera del parlamento a cinco formaciones que habrían obtenido representación con un reparto proporcional del voto?

El “atraco electoral” que supone el reparto de escaños -de otra forma no puede calificarse la actual ley electoral, y los datos que aportamos en los cuadros así lo demuestran- no es gratuito. Persigue conscientemente un objetivo.

En primer lugar, distorsionar antidemocráticamente la soberanía popular expresada en los votos, para beneficiar al sistema bipartidista y a unas élites políticas cada vez más ajenas y sordas a las aspiraciones ciudadanas.

Y en segundo lugar, impedir que la auténtica voz popular -la que se opone a los recortes, exige más democracia y demanda un cambio real- pueda reflejarse consecuentemente en poder político en las instituciones.

“La actual ley electoral secuestra la voz popular” Lo hemos comprobado meridianamente en estas elecciones. No sería el mismo parlamento con un PP sin mayoría absoluta para llevar adelante los recortes que le exigen Washington y Berlín. O con un peso en escaños muy diferente de las fuerzas que, de una u otra manera se están oponiendo a su política de ajustes. Desde IU y UpyD hasta Equo o Escaños en blanco, que entrarían en el Congreso con un sistema proporcional.

Hay mucho más rechazo a sus planes -a los recortes en sanidad y educación y la rebaja salarial, pero también al tijeretazo en las libertades o la sumisión al FMI y a Bruselas- del que refleja el actual parlamento.

Cambiar este estado de cosas es una exigencia inaplazable. Necesitamos una nueva ley electoral que termine con el robo de la ley d´Hont, y convierta el Congreso y el Senado -así como los demás parlamentos autonómicos y ayuntamientos- en cámaras donde de verdad esté representada la voluntad de la mayoría.

Este es el número de votos que le ha costado a cada partido con representación parlamentaria obtener un diputado:

GeBai… 42.441
Amaiur.. 47.661
PP……… 58.299
CiU…….. 63.391
PSOE…. 63.398
PNV…….. 64.703
C. Can… 71.775
ERC……. 85.464
BNG……. 91.639
FAC……. 99.173
Comp.. 125.150
IU…….. 152.800
UPyD… 228.048

Deja una respuesta