TERESA RODRÍGUEZ, Secretaria General de Alternativa Sindical de Trabajadores

AST: “Es necesario acabar con esta forma de hacer sindicalismo”

“Por mi experiencia en distintas empresas el tema de los ERE,s de Andalucí­a no es más que una muestra de lo que está pasando en todas las empresas, en todos los ERE,s que se están firmando en este paí­s, que están siendo una fuente de financiación de los sindicatos. La enseñanza que los trabajadores/as podemos, y deberí­amos, sacar de manera inmediata es la necesidad de acabar con esta forma de hacer sindicalismo, de que si los trabajadores no participamos en la resolución de nuestros problemas y nos limitamos a dejar que otros negocien por nosotros, al final los intereses que se negocian son los de los negociadores y no los de los trabajadores”.

El caso de los ERE´s está siendo aprovechado por la mayoría de medios para lanzar una ofensiva contra el sindicalismo en general. ¿Pero se pueden ocultar los hechos que implican a sindicalistas de CCOO y UGT?Teresa.- Efectivamente, está claro que los medios de comunicación están utilizando el escándalo de los ERE,s para atacar el sindicalismo en general y eso sin duda es muy grave pero lo realmente grave es que lo que se denuncia sea verdad.A mi entender y por mi experiencia en distintas empresas el tema de los ERE,s de Andalucía no es más que una muestra de lo que está pasando en todas las empresas, en todos los ERE,s que se están firmando en este país, que están siendo una fuente de financiación de los sindicatos. Lo de Andalucía ha saltado porque es dinero público y porque hay detrás una pelea política, lo que pasa en empresas como la mía, Telefónica, no le interesa a nadie sacarlo, pero estoy segura que si en algún momento saliera a la luz dejaría pequeños estos escándalos. “La única vía de financiación deben ser las cuotas de los afiliados, es decir tener independencia económica” En cuanto a las respuestas que están dando las direcciones de los sindicatos creo que son las únicas posibles, echar balones fuera, intentar justificar…y acabaran diciendo que ha sido responsabilidad de dos desaprensivos y que la organización no tiene nada que ver, como el PP.Bajo mi punto de vista la valoración, y la enseñanza que los trabajadores/as podemos, y deberíamos, sacar de manera inmediata es la necesidad de acabar con esta forma de hacer sindicalismo, de que si los trabajadores no participamos en la resolución de nuestros problemas y nos limitamos a dejar que otros negocien por nosotros, al final los intereses que se negocian son los de los negociadores y no los de los trabajadores.¿No crees que en vez de “facilitar” los ERE´s los sindicatos deberían ser instrumentos para mantener empresas y empleos y luchar por que los recursos públicos se destinen a crear riqueza y empleo?T.- Los Eres no son otra cosa que un despido colectivo que en la mayoría de las ocasiones, fundamentalmente en empresa grandes, esconden un deseo empresarial de llevarse el trabajo al tercer mundo, precarizando los puestos de trabajo y rebajando los costes salariales para la obtención de un mayor beneficio. Cuando los capitalistas no ven posibilidad de obtener mayor beneficio de la parte de la tarta de las ganancias para las rentas del capital, en detrimento de las rentas salariales, en un mundo que ellos dicen globalizado, optan por llevar la explotación a países más pobres donde, a través de menores costes salariales, con una mano de obra prácticamente en condiciones de esclavitud, sin derechos, de una mayor degradación del medio ambiente… incrementar sus beneficios que luego derivan hacia los paraísos fiscales.Por todo ello es primordial que el único enfoque posible que los sindicatos han de llevar a las mesas de negociación de los ERES ha de ser el de mantener los puestos de trabajo, la actividad y los derechos de los trabajadores/as y luchar por mantener la actividad y los derechos de la plantilla.Cualquier otro planteamiento es una derrota para la clase trabajadora.Financiación sindical. ¿Autofinanciación o financiación a partir de las subvenciones públicas o que paguen las grandes empresas mediante el sistema de “liberados”? ¿”Quién paga manda”?T.- Sin duda autofinanciación, porque está claro, quien paga manda, y si quien paga pide a cambio los derechos de aquellos a los que representamos, los trabajadores/as, y los sindicatos dependen de esos ingresos…pues ahí están los resultados.No es posible que los sindicatos sean empresas con amplias plantillas de trabajadores/as, con enormes deudas a la Seguridad Social, que negocien convenios colectivos propios, que planteen EREs, que despidan trabajadores/as, etc. Desde AST pensamos y practicamos, y así se recoge en nuestros Estatutos, que en los sindicatos no caben los liberados, sin duda una de las mayores lacras del sindicalismo y fuente de corrupción. Que la única vía de financiación deben ser las cuotas de los afiliados, que los gastos de la organización se ha de ceñir a los ingresos por cuotas, que la recaudación de las cuotas tiene que hacerse al margen de las empresas…es decir tener independencia económica ¿Crees necesaria una regeneración del movimiento obrero dominado por las grandes centrales? ¿En qué medida AST ya defiende y practica elementos de “otro sindicalismo”?T.- Hace pocas fechas atrás gritábamos que otro mundo es posible y hoy decimos que otro mundo es imprescindible, que los trabajadores no podemos permanecer impasibles ante la corrupción, la desigualdad, la falta de sanidad y educación para las capas populares, la miseria el hambre, los desahucios…y en esta situación si nos ceñimos al mundo sindical está claro que otro modelo es posible y sobre todo imprescindible. De hecho, en AST venimos practicando ese otro sindicalismo que defendemos desde hace más de 20 años y cada día con más arraigo en la clase trabajadora.No decimos que será fácil, construir siempre ha sido más difícil que destruir, pero decimos que es posible y es obligación de toda la clase que representamos, la clase trabajadora, el desarrollar este modelo de sindicalismo que luche, basado en la participación de los trabajadores a través de las asambleas y que la última palabra la tengan estos por decisiones adoptadas democráticamente, sin delegación de las responsabilidades; que se aleje de corruptelas, que no dependa de subvenciones estatales ni empresariales y que ayude a nuestra clase a la emancipación por la que luchamos.

Deja una respuesta