Aumento alarmante del paro juvenil en España

Aspirar a mileurista

Con la crisis en nuestro paí­s se ha disparado la tasa de paro juvenil, también aumenta el mercado en negro y disminuyen los ingresos de los jóvenes trabajadores. A dí­a de hoy, llegar a ser mileurista se está convirtiendo en una aspiración para cada vez más jóvenes trabajadores españoles que, con independencia de su formación, ven disminuir sus ingresos y sus posibilidades laborales. La generación más cualificada de toda la historia de España (con carrera, masters, idiomas…) padece la precariedad, el paro y la temporalidad como nunca.

En cuanto al aro juvenil en España “llueve sobre mojado”. Según la Encuesta de Población Activa (EPA) el último año la crisis ha multiplicado las dificultades de los jóvenes trabajadores, hay casi 540.000 jóvenes de entre 16 y 29 años desempleados. El paro afecta al 33,6% de la población juvenil activa, mientras para el conjunto del país la última cifra oficial es del 17,4%. En junio, dos de cada cinco nuevos parados fueron personas jóvenes, según un estudio de la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (Agett). Desde el último trimestre de 2008, la probabilidad de que una persona joven se quede en paro se ha duplicado. Además, una quinta parte de los parados de entre 20 y 29 años tiene estudios universitarios.Por si fuera poco el salario de los jóvenes se acerca más a los 800 que a los 1.000 euros. Bajan los sueldos y no puede extrañar que cada vez con mayor frecuencia hasta se convierta en una aspiración para los jóvenes llegar a ser “mileurista”. Con estos salarios es imposible para la inmensa mayoría tener capacidad de comprar un piso (tendrían que triplicar sus ingresos).¿Las razones por la que se ceba la crisis en este sector de los trabajadores? Los temporales han sido los primeros en ser despedidos, y en nuestro país son los jóvenes los que tienen la tasa más alta de temporalidad, cercana al 60%. España ya era el país de la Unión Europea con mayor temporalidad, ahora se ha convertido también en la nación con la tasa de paro juvenil más elevada. En el primer trimestre del 2008 llegó al 20,7% y en junio alcanzó el 36,5%, casi el doble de la media europea que llega al 19%. Para la juventud trabajadora se cierra el mercado laboral y aumenta la economía sumergida, sin contrato. ¿Qué futuro les espera a los jóvenes españoles? Esto no se arregla con ayudas “para la emancipación” como pretende el gobierno, sino con una política económica que genere riqueza y empleo también para los jóvenes trabajadores; muchos de ellos muy cualificados que tienen que conformarse con repartir pizzas o trabajar en el telemarketing, con 700 euros al mes y viviendo en casa de sus padres.

Deja una respuesta