60 organizaciones se unen en Araba Borrokan

Araba ez da ixten, Álava no se cierra

En Álava, como en el resto de España, se esta sufriendo. Los datos, contundentes, lo demuestran. Una tasa de paro de casi un 20%, son 24.000 parados, 4.500 más que el año pasado. Se han duplicado los EREs, 14.000 trabajadores en suspensión, reducción o extinción en sus puestos de trabajo. 40.000 trabajadores corren peligro de quedarse sin Convenio Colectivo. Los recortes en Sanidad, Educación, Servicios Sociales y al funcionariado son continuos.

En marzo se formó la plataforma, ARABA BORROKAN, un frente común en la provincia compuesto por 12 sindicatos, CCOO, UGT, STEE-EILAS, HIRU, LAB, ESK, USO, CNT, CGT, SATSE, SAE, SIPLA (sólo falta ELA, el sindicato del PNV), por más de 60 comités de empresas y secciones sindicales, asociaciones y agentes sociales.“Se echa de menos la denuncia a la “Troika” en una ciudad monopolizada por dos multinacionales Mercedes, alemana, y Michelín, francesa” El jueves 11 de abril la plataforma convocó una manifestación en Vitoria para exigir:

Que las instituciones alavesas no apliquen las distintas reformas y decretos. Debiendo ser derogados y exigen la dimisión de quien las promueva. Que los diferentes presupuestos garanticen con transparencia los servicios sociales, la ayuda al empleo y los servicios públicos. Y presionar a la patronal para que no se acoja arbitrariamente a las reformas y a la legislación en su propio beneficio.La manifestación fue secundada por miles de personas, haciéndose patente el desacuerdo con los recortes que se están llevando a cabo desde la Diputación y el Ayuntamiento, gobernados por el PP. La imagen era muy sugerente, tres reyes de la baraja, J. Maroto, alcalde de Vitoria, con unas tijeras, J. De Andrés, Diputado General con un serrucho y M. Rajoy, con una motosierra. Y por otro lado toque de atención para el Gobierno Vasco, gobernado por el PNV, ya que aplica los decretos que manda Madrid.El recorrido se llenó de consignas como, “Álava no se cierra” o “Contra los recortes, lucha sindical”. Comités de empresas afectados por EREs y los portavoces de la plataforma han destacado que: “Nuestra intención es que la gente tome conciencia de la importancia de la unión”. Se ha echado de menos alusión a la “Troika”, a su intervención, siendo como es Vitoria, una ciudad en la que prácticamente la economía la monopolizan dos multinacionales como Mercedes, alemana, y Michelín, francesa, la intervención es bastante mas evidente y por partida doble.Es un primer paso para lograr un movimiento unitario.

Deja una respuesta