SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

Alemanes y norteamericanos auditarán a la banca española

La elección de Roland Berger y Oliver Wyman deja fuera a Blackrock, que sonaba desde el principio como una de las candidatas para evaluar los balances de la banca. Sin embargo, la firma perdió opciones la semana pasada, debido a que su presencia en el accionariado de prácticamente todos los principales bancos del país supondría un conflicto de intereses con el objetivo de la misión.Oliver Wyman es una consultora especializada en el sector financiero que elaboró un informe muy crítico contra la dación en pago por encargo de la banca. En 2006, Oliver Wyman calificó de “modelo” a un banco irlandés dos años antes de que fuera nacionalizado. Además, incumple la ley de sociedades de capital y el plan general de contabilidad en sus propias cuentas, según la auditoría que realizó Deloitte a su memoria de 2010, la última depositada en el Registro mercantil.Roland Berger tiene un proyecto para crear la primera agencia de calificación de riesgos de Europa.”Si las firmas independientes ofrecen una valoración sobre los préstamos similar a la que están dando los bancos, el mercado no les va creer”, indica Georg Grodzki, analista de Legal & General Investment Management en Londres. Si las auditorías muestran grandes pérdidas, la cuestión será ver “cómo el Gobierno tapará el agujero del balance de la banca”, añade.La valoración independiente del ladrillo forma parte de la cuarta reforma financiera que pone en marcha España desde el inicio de la crisis (y la segunda del Gobierno del PP) y por la que el Ejecutivo ha pedido a la banca cerca de 30.000 millones de euros más en provisiones para calmar a los mercados.

Deja una respuesta