Alemanes piden la expulsión de Grecia del euro

Mientras tanto, Alemania se resiste a entregar el dinero. Después de que George Papandreou, el primer ministro de Grecia, pidiera el viernes “activar” el plan de rescate, la canciller alemana Angela Merkel dijo que primero Grecia tiene que negociar “un programa de ahorro creí­ble.” Georg Nuesslein, un legislador de la coalición gobernante de Merkel , dijo a Bloomberg que el programa “tiene que doler.”

Como los inversores han dejado claro esta semana, la crisis no termina con Grecia. Portugal, Esaña e Irlanda han visto su aumentar su déficit a media que el desplome del mercado inmobiliario y la crisis económica les afectaba. La Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional debe reunir un paquete de rescate financiero preventivo para convencer a los inversores de la estabilidad de sus finanzas y evitar una desbandada para deshacerse de sus bonos a gran escala. La rapidez es esencial. (THE NEW YORK TIMES) LE MONDE.- La posibilidad de una salida de Grecia de la zona euro también ha sido respaldada por varios periódicos alemanes este mismo sábado. "La única solución real está clara: Grecia debe abandonar el euro", dijo el diario sensacionalista Bild, el más leído en Alemania, que tituló "Los griegos quieren nuestro dinero". El periódico dijo que la decisión debe ser tomada por Grecia "por su propia voluntad" y "en su propio interés". El euro es "un corsé muy ajustado", que presenta demasiadas exigencias para este país y sin el cual los griegos tendrían " más palancas (…) en la mano" para limpiar su economía. EKATHIMENIRI.- La ira por las dos oleadas de recortes salariales y de subidas de impuestos, y los temores sobre la perspectiva de un nuevo paquete de medidas, reunió a miles de manifestantes en las calles de Atenas ayer. Una huelga de funcionarios públicos, cuyo sindicato ADEDY quiere que las medidas adoptadas hasta ahora sean revocadas, cerraron los servicios públicos, escuelas y hospitales, dejando en funcionamiento sólo al personal de emergencia. Miembros del Partido Comunista, afiliados al sindicato de trabajadores PAME, se unieron en la segunda jornada de huelga con los manifestantes, bloqueando el puerto de El Pireo por segundo día consecutivo. Existen temores de que la ira sea cada vez mayor y que la introducción de medidas adicionales añada combustible a los disturbios. El portavoz de ADEDY, Ilias Iliopoulos, advirtió que las nuevas demandas del FMI podrían provocar una "explosión social". EEUU. The New York Times Grecia, ¿y quién es el siguiente? A medida que Grecia se dirigía esta semana hacia la quiebra, inversores asustados también se apresuraban a hundir los bonos de países con problemas financieros como Portugal, España e Irlanda. Pero mientras que los mercados cada vez más ven esto como una crisis de la zona euro, muchos dirigentes europeos siguen negándolo. A menos que la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional la rescaten, Grecia podría incumplir sus deudas. Y el rescate de aproximadamente 40 mil millones de dólares prometidos –a regañadientes– por Bruselas, con un añadido de 15 a 20 mil millones de dólares del Fondo Monetario Internacional, es improbable que sea suficiente. Grecia tiene más de 50 mil millones de euros en deuda que vencen en los próximos 12 meses. Mientras tanto, Alemania se resiste a entregar el dinero. Después de que George Papandreou, el primer ministro de Grecia, pidiera el viernes “activar” el plan de rescate, la canciller alemana Angela Merkel dijo que primero Grecia tiene que negociar "un programa de ahorro creíble." Georg Nuesslein, un legislador de la coalición gobernante de Merkel , dijo a Bloomberg que el programa "tiene que doler." Los esfuerzos de Grecia para reducir el gasto público no han hecho suficiente mella en el déficit como para persuadir a los inversores que puede poner su deuda bajo control. Pero en medio de una severa recesión, que es probable que se vea agravada por los recortes presupuestarios, ni el más duro ajuste de apretarse el cinturón parece capaz de eliminar un déficit que ascendió a más del 13% de su PIB el año pasado. Para detener una desbandada, la Unión Europea debe comprometerse a activar el plan de rescate. Luego Europa y el Fondo Monetario Internacional deben iniciar las negociaciones con Grecia para un paquete de rescate mucho más grande. Esto ayudaría a restaurar la confianza de los inversores, permitiendo que las tasas de interés sobre su deuda caigan desde una altura punitiva de casi el 9% la semana pasada. Mientras, algunos economistas creen que Grecia todavía tendrá que reestructurar su deuda, con lo que habría ganado espacio para negociar los términos. Como los inversores han dejado claro esta semana, la crisis no termina con Grecia. Portugal, España e Irlanda han visto su aumentar su déficit a media que el desplome del mercado inmobiliario y la crisis económica les afectaba. La Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional debe reunir un paquete de rescate financiero preventivo para convencer a los inversores de la estabilidad de sus finanzas y evitar una desbandada para deshacerse de sus bonos a gran escala. La rapidez es esencial. El secretario del Tesoro Timothy Geithner y los ministros de finanzas europeos deben empezar a trabajar en esto durante la reunión internacional de este fin de semana del Fondo Monetario en Washington. Esto es principalmente un problema europeo. Sin embargo, Washington debe garantizar que el Fondo compromete recursos adecuados. La buena noticia, si hay alguna en todo esto, es que los bancos norteamericanos no poseen grandes cantidades de deuda griega. Pero la economía estadounidense no será inmune si la crisis se extiende mucho más allá de Grecia. THE NEW YORK TIMES. 23-4-2010 Francia. Le Monde Conservadores alemanes piden la salida de Grecia del euro La hipótesis de la salida de Grecia de la zona del euro debería considerarse "seriamente", dicen los conservadores alemanes en la revista Der Spiegel que se publicará el lunes. Grecia "debería considerar seriamente abandonar el euro", dijo Hans-Peter Friedrich, un alto funcionario de la CSU, la sección bávara del partido de la canciller Angela Merkel (CDU). El tema "no debe ser tabú", dice, añadiendo que "Grecia no sólo tiene un problema de liquidez sino un problema de fondo, estructural y de crecimiento". Grecia, abrumada por una deuda récord resolvió el viernes pedir a la Unión Europea y el FMI un préstamo de emergencia 45.000 millones de euros, pero Alemania, que sería el principal contribuyente, sigue imponiendo condiciones para su pago. "Yo soy muy escéptico acerca de si este paquete de ayuda está en consonancia con la legislación europea y el derecho constitucional alemán", dice por su parte en Spiegel el jefe de grupo conservador alemán CDU / CSU en el Parlamento Europeo, Werner Langen. Añadió que la ayuda no traerá un solución duradera a la crisis griega y que "la alternativa real " sería que Grecia salga de la zona del euro y vuelva a ser competitiva mediante duras reformas estructurales. “¡Los griegos quieren nuestro dinero!” La posibilidad de una salida de Grecia de la zona euro también ha sido respaldada por varios periódicos alemanes este mismo sábado. "La única solución real está clara: Grecia debe abandonar el euro", dijo el diario sensacionalista Bild, el más leído en Alemania, que tituló "Los griegos quieren nuestro dinero". El periódico dijo que la decisión debe ser tomada por Grecia "por su propia voluntad" y "en su propio interés". El euro es "un corsé muy ajustado", que presenta demasiadas exigencias para este país y sin el cual los griegos tendrían " más palancas (…) en la mano" para limpiar su economía. “Salir temporalmente fuera de la zona euro no es una vergüenza”, añade el diario, que también considera que Grecia es "aún un pozo sin fondo" y el plan de rescate europeo no es una solución a largo plazo. Para el Tagesspiegel de Berlín, “la última solución de los griegos, si la ayuda (de la UE y el FMI) no funciona, es una salida de la zona euro”. Para este diario, la cuestión de si ésta última contará aún con 16 miembros al final de la crisis se mantiene, pues, "abierta". LE MONDE. 24-4-2010 Grecia. Ekhatiremini El tiempo para el gobierno se ha acabado Desde el otoño pasado, el gobierno ha estado constantemente un paso por detrás de la realidad de los mercados internacionales y de las circunstancias. Hoy en día, Grecia presenta el cuadro de un país en bancarrota. Sólo hay una solución: el recurso inmediato al mecanismo de apoyo conjunto de la UE y el FMI. Cuanto más tiempo vacile el gobierno, mayor será el riesgo de algún accidente que ponga en peligro un apoyo clave para la economía griega. No importa que Grecia tenga aún algunas semanas para pedir prestados los fondos que necesita para cumplir sus obligaciones en el corto plazo. El coste de la incertidumbre para los bancos y los mercados griegos es prohibitivo. Por supuesto, es perfectamente comprensible que el primer ministro George Papandreou prefiera esperar el momento adecuado para solicitar la activación del mecanismo de apoyo, el único problema es que hay muy poco tiempo. La principal oposición, Nueva Democracia, también deben entender esto y prestar toda la asistencia que pueda en apoyo de los pasos difíciles, pero absolutamente necesarios, que se deberán tomar en los próximos años. Disminuyen las opciones del gobierno El primer ministro George Papandreou presidió una sombría reunión del gabinete en el día de ayer, examinando las cada vez menores opciones para la deuda gubernamental, mientras distintas fuentes informan que funcionarios del Fondo Monetario Internacional aumentan la presión para tomar medidas de austeridad adicionales y miles de griegos salían a las calles. Según estas fuentes, el ministro de Finanzas Giorgos Papaconstantinou, que ha estado celebrando reuniones cara a cara con funcionarios del FMI, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo, dijo a sus compañeros que la presión sobre el gobierno para anunciar nuevas medidas está aumentando. Papaconstantinou dijo que los funcionarios estaban esperando la reforma del mercado de trabajo. Se cree que estos cambios conducirán a una reducción de los salarios en el sector privado, como reflejo de los recortes que ya se han introducido en el sector público. Se dice que las opiniones en el gobierno están divididos acerca de la prudencia sobre más austeridad. Varios miembros de alto rango del gabinete como la ministra de Agricultura, Katerina Batzeli, el ministro de protección del ciudadano Michalis Chrysochoidis y el Ministro de Defensa Venizelos Evangelos, se oponen a más recortes. Batzeli y Venizelos, así como el ministro de Trabajo, Andreas Loverdos, el ministro del Interior, Yiannis Ragousis y el ministro de Economía, Louka Katseli, pidieron la activación inmediata de los préstamos de la UE y el FMI para Grecia. Papaconstantinou, sin embargo, quiere que se acuerden todas las medidas adicionales antes que el plan de rescate se active, dijeron las fuentes. La ira por las dos oleadas de recortes salariales y de subidas de impuestos, y los temores sobre la perspectiva de un nuevo paquete de medidas, reunió a miles de manifestantes en las calles de Atenas ayer. Una huelga de funcionarios públicos, cuyo sindicato ADEDY quiere que las medidas adoptadas hasta ahora sean revocadas, cerraron los servicios públicos, escuelas y hospitales, dejando en funcionamiento sólo al personal de emergencia. Miembros del Partido Comunista, afiliados al sindicato de trabajadores PAME, se unieron en la segunda jornada de huelga con los manifestantes, bloqueando el puerto de El Pireo por segundo día consecutivo. La participación en las manifestaciones de ayer no pasaba de 10.000 personas, más pequeña que en algunos encuentros anteriores, pero existen temores de que la ira sea cada vez mayor y que la introducción de medidas adicionales añada combustible a los disturbios. El portavoz de ADEDY, Ilias Iliopoulos, advirtió que las nuevas demandas del FMI podrían provocar una "explosión social". EKATHIMENIRI. 23-4-2010

Deja una respuesta