La reforma laboral que prepara Zapatero

Ajuste “alemán” para rebajar los salarios

Del recorte de las pensiones a la rebaja de los salarios. Tras la reforma de las pensiones, el gobierno anuncia la presentación de su propuesta para la reforma del mercado laboral.

La reforma del mercado de trabajo es el segundo ilar del plan de ajuste duro prometido por Zapatero para sostener el proyecto de Botín y seguir los dictados de las grandes oligarquías europeas encabezadas por la Alemania de Merkel.La destrucción masiva de empleo está siendo utilizada como coartada por el gobierno y todos los medios que piden la reforma laboral. Con un horizonte de 5 millones de parados, 1.2 millones de familias con todos sus miembros en paro, 1 millón de jóvenes desempleados, o ese creciente pozo de pobreza que son los parados de larga duración, es el problema que más preocupa y obsesiona a la inmensa mayoría del país.Pretenden hacernos creer que sólo reformando el mercado de trabajo se podrá acabar con este auténtico drama nacional, para ocultarnos el auténtico objetivo de esta reforma: garantizar su cuota de ganancia.El puñado de oligarcas encabezados por Botín, de grandes monopolios y multinacionales no “han perdido una década” por falta de reformas laborales, como ahora nos dicen; al contrario, han multiplicado hasta un 73% sus beneficios, engordado sus activos y ampliado su expansión internacional a costa de la superexplotación de la fuerza de trabajo que un mercado laboral tal como está, altamente precarizado, les permite. Para la banca y el gran capital despedir en España no es ni difícil ni caro. Un estudio de CCOO demuestra que, aunque la ley habla de hasta 45 días por año trabajado, la realidad es que la indemnización media por despido en los últimos años es de 19 días, ni siquiera llega a los 20, y en los empleos temporales sólo son ¡8 días! Pero además las grandes empresas tienen en los ERE y las prejubilaciones la posibilidad del despido a costa del Estado, que se hace cargo de parte o todos los sueldos de los trabajadores. La realidad es que ya tienen despido libre y barato, incluso financiado con dinero público. ¿Entonces por qué tanto interés en flexibilizar aún más el mercado laboral? ¿Por qué esa “reforma a la alemana”? “Modelo alemán” rebaja salarial A la espera de su propuesta definitiva el gobierno de Zapatero parece haber encontrado en el llamado “modelo alemán” la receta para hacer la reforma laboral que le exige el gran capital, y cuya esencia no es otra que dar una nueva vuelta de tuerca a los costes laborales: reducir los salarios y abaratar aún más el despido.Con el “modelo alemán” de reducción de jornada, y por lo tanto el salario, el gran capital traslada una parte de los costes salariales a la Seguridad Social que se hace cargo sólo de compensar una parte –entre un 60% o 67%- del sueldo que los trabajadores con jornada reducida pierden. El resultado es que los trabajadores perderían entre un 10% y el 15% de sus salarios, la SS se recarga de más gastos y la gran empresa se ahorra hasta un 50% del sueldo de cada trabajador. Un trabajador de 1.200 euros con una reducción a media jornada, con una subvención del 70% del Estado, aún perdería 180 euros de salario. Zapatero pretende presentar la reducción de jornada como “bueno”, lo que no es más que otra forma de precarizar el mercado de trabajo y rebajar los salarios.El “contrato indefinido” con indemnización por despido más reducida que la actual, parece ser la otra receta considerada por el gobierno. Otra estafa, ¿de qué sirve que se llame “contrato indefinido” cuando te pueden despedir cuando quieran y aún más barato?El Zapatero que se ha pasado años negando que fuera ha hacer ninguna reforma laboral ni rebajar las pensiones, ha terminado por ponerse al frente de las recetas diseñadas por las cúpulas del Santander y el BBVA con un único objetivo: mantener su tasa de ganancia a costa de reducir los costes laborales.Esa es la esencia de su plan y no el acabar con el paro.

Deja una respuesta