El trastero de Sara

Adictos a Breaking Bad

Brutal, salvaje y adictiva Breaking Bad es una de las series del momento .

Breaking Bad, con 7 premios Emmy, creada y producida por Vince Gilligan, autor de “Expediente X” ha roto con todas las convenciones. Es sin duda la época dorada de las series americanas. Buenas historias y buenos directores han tomado el testigo al mejor cine de Hollywwod. Los Soprano, The Wire, The Shield….pero Breaking Bad las supera a todas. Los guionistas han apostado a todo o nada .Los seguidores de la serie son legión en EEUU y las redes. Las fronteras entre el drama, el thriller, o la comedia se pierden en Breaking Bad llevando a sus personajes al límite

Walter White , profesor de química pluriempleado padece un cáncer de pulmón terminal . Padre de un hijo discapacitado y con una mujer embarazada, empieza a fabricar y traficar con metanfetamina para garantizar el bienestar de su familia cuando él muera. La enfermedad y la desesperación conducen a Walter, magníficamente interpretado por Bryan Castron, a un viaje al infierno. Walter y su alumno Jesse, se convierten en unos gánsteres sin escrúpulos. Personajes completamente distintos pero que se necesitan el uno al otro. Walter y Jesse se entrelazan y atraen en esta aventura para la que no estaban preparados. Deberán despistar a la DEA ( Departamento de Estado de Antidroga) y competir con los cárteles mexicanos más violentos. Enredados en situaciones cada vez más dramáticas y grotescas la quinta temporada es una auténtica bomba de relojería. La recta final de la serie se precipita como una bola de nieve.

Una tragedia americana

De recto profesor en un instituto a narcotraficante Walter White se convierte en Heinsenberg un asesino capaz de llegar a todo. Capítulo a capítulo Breaking Bad nos ha hecho cómplices de los crímenes de Walter enfrentándonos a un problema moral del que nadie nos ha avisado. Desde el primer capítulo, sin mucho tiempo para preámbulos, Walter es un asesino y nosotros somos cómplices. De Mr. White a Heinsenberg, su alter ego, o como declaró Gilligan para el New York Times de M. Chips a Scarface. Pero Walter no es un psicópata como Dexter ni un vulgar mafioso. Es un Juan Nadie, un fracasado que para sobrevivir se convierte en un verdugo. El nuevo rey de la pantalla; un criminal; sí, pero con honor y principios. Desahuciado por los médicos; sin retroceder, sin mirar atrás W. White va sin frenos. “Sus seguidores son legión”

Breaking Bad es una tragedia americana que retrata una realidad cada vez más cruel sin escapatoria que nos convierte en extraños. Ira, amor, codicia, culpa, redención … todo eso y mucho más. Ambientada en Duke, un suburbio de Alburquerque en tierra de nadie, en la frontera entre EEUU y México Breaking Bad cuenta con un realismo brutal la realidad del narcotráfico y la inmigración. Matizado por una ironía compasiva fotografía sin censuras, sin parpados las sombras del sueño americano. Protagonizada en un mano a mano por Bryan Castron y Aaron Paul con un reparto sobresaliente de personajes que se mueven entre la frontera del bien y del mal se ha hecho con 7 premios Emmy. Las mejores escenas de acción, unos magníficos monólogos y un guion excepcional hacen de Breaking Bad una de las mejores series de género.

La primera temporada fue una sorpresa, un órdago de los guionistas que nos han mantenido pegados a la pantalla. Cuatro temporadas llenas de giros y sorpresas. Los adictos a una de las series del momento esperan impacientes un final que promete ser de infarto. “Llevar un show así hacia su final es un estado de terror. Es como una partida de ajedrez”, se explica Vince Willian que dirigirá el último capítulo. El apoteósico final lo anticipa la melancólica canción con la que se ha despedido Breaking Bad, no por casualidad titulada “Black“.

Hasta que viajes a ese lugar no podrás volver / donde la última pintura ya no está y todo lo que queda es negro. / En noches grises viene a mí y / algún día castigarán mis hazañas y averiguarán / todos los crímenes. / Mirando hacia esas estrellas en el cielo, aquellas nubes blancas se han vuelto negras.

¿Quién es quién?

Walter White (Bryan Cranston) es un profesor de química de 50 años de edad. Le diagnosticaron cáncer pulmonar terminal y este hecho hizo cambiar drásticamente su manera de pensar. Empeñado en conseguir dinero para su familia, sirviéndose de su vasto conocimiento en química, Walt comienza la producción y distribución de metanfetamina.

Jesse Pinkman (Aaron Paul) bajo el sobrenombre de «Capitán Cook» es el compañero de White en el negocio de la metanfetamina. Fue alumno de Walter White en la asignatura de Química en el instituto, la cual suspendió. Es de una familia acomodada y vive en la casa que heredó de su tía, fallecida por la misma causa que padece el profesor White.

Hank Schrader (Dean Norris) es un agente de la DEA (Drug Enforcement Administration), casado con Marie Schrader. Investiga la llegada de una nueva persona al negocio de la metanfetamina, desconociendo que es su cuñado Walter. Hank representa un perfil de persona completamente opuesto al que tenía Walter antes de iniciarse en el negocio ilegal de las drogas: espontáneo, desinhibido y decidido.

Skyler White (Anna Gunn) es una escritora de cuentos cortos que además vende artículos en eBay. Es la madre de Walter Jr. y de la hija que está en camino. Skyler se preocupa demasiado por Walter, hasta el punto de tomar todas las decisiones por él.

Saul Goodman (Bob Odenkirk) aparece en la segunda temporada y sucesivas. Es un abogado de dudosa reputación que se anuncia en la TV abierta con el lema “Better Call Saul” (Mejor llama a Saúl). Goodman ayuda a Walter y a Jesse a blanquear los beneficios del negocio de la metanfetamina y a solucionar problemas legales con métodos poco ortodoxos.

Michael “Mike” Ehrmantraut (Jonathan Banks) es un investigador privado que a primera instancia parece trabajar para Saul, pero a medida que pasan los capítulos se revelara que su lealtad esta de lado de Fring

Gustavo “Gus” Fring (Giancarlo Esposito) aparece al final de la segunda temporada. Este amable y emprendedor hombre de negocios no sólo es dueño del mayor imperio de comida de pollos de Nuevo México sino también del de metanfetamina del mismo estado. De cara a la galería, Fring es un gran benefactor de las causas anti-droga y colaborador de la D.E.A.

Tuco Salamanca (Raymond Cruz) es un demencial especialista en drogas mexicano, que se convierte en el distribuidor de metanfetanima de Jeese y Walter. Es imprevisible y propenso a arrebatos violentos, pero respeta a Walt por su producto superior, inteligencia y agallas.

Deja una respuesta