El gobierno anuncia la recuperación

2014, vuelven los brotes verdes

Cuatro años después, el gobierno Rajoy sigue su senda y quiere convencernos en el arranque de este año que ahora sí­, la recuperación está en marcha, la economí­a española empieza a repuntar y 2014 será el año del final de la crisis.

Algunos datos económicos parecen avalar sus tesis. La bajada del paro registrado en diciembre de más de 100.000 personas, la reducción de la deuda externa en casi 50.000 millones de euros, la salida de la recesión con un crecimiento del PIB en el tercer trimestre en un 0,1%, el descenso de la prima de riesgo por debajo de los 200 puntos, la revalorización en un 21% del Ibex-35 a lo largo de 2013,… Las preguntas, sin embargo son, ¿todos estos resultados a costa de que han sido conseguidos? Y, sobre todo, ¿que podemos esperar el 90% de la población de esta “recuperación” que tratan de vendernos?“Nada de esto será posible sin aplicar una política de redistribución de la riqueza” En efecto, como presume el gobierno, algunos datos indican que la crisis ha tocado formalmente fondo y la economía ha iniciado un lentísimo camino de crecimiento. Sin embargo, oculta que esta recuperación tiene como base dos factores que implican un auténtico futuro de ruina nacional y un empobrecimiento sin límites de la mayoría de la población.La clave que explica estos resultados reside, en realidad, en el plegamiento incondicional del gobierno Rajoy a los dictados del FMI y Berlín. Frente a las tímidas resistencias que una parte del gobierno opuso en 2012 a la intervención del sistema financiero, en 2013 ha abierto de par en par las puertas de la economía española a una verdadera invasión masiva del capital extranjero. Los continuos llamamientos del mismo Rajoy y las reuniones de la vicepresidenta o del ministro de economía, de Guindos, con inversores extranjeros ha dado lugar a que el capital extranjero se haya abalanzado a comprar España -es decir, muchas de sus principales fuentes de riqueza- a precio de ganga. Banca, industria, construcción, energía, telecomunicaciones, servicios, infraestructuras, turismo, sector inmobiliario,… Apenas hay un sector de la economía española que se libre de esta penetración.Del otro lado, si el IBEX sube o la prima de riesgo baja, ello es debido a la intensificación del saqueo contra el 90% de la población y la aplicación implacable de las exigencias y mandatos de la troika. Aceleración de la rebaja salarial, nuevos recortes en sanidad, educación, dependencia, implantación de nuevos copagos, subidas de impuestos,… Una política gracias a la cual bancos y monopolios, nacionales y extranjeros, recuperan a marchas forzadas sus beneficios a costa del empobrecimiento de todos nosotros. Y para 2014 lo que el gobierno anuncia no es sino la intensificación de esta misma política, del mismo sometimiento al FMI y Berlín. Y por muchos “brotes verdes” que quieran vendernos, en forma de descensos coyunturales de las cifras del paro, no será posible resolver ninguno de los graves problemas que enfrentamos aceptando sus recetas. Desde acabar con el paro hasta ayudar a las personas y familias más necesitadas, desde reindustrializar el país hasta hacer crecer con solidez la economía española,… Nada de esto será posible sin aplicar una política de redistribución de la riqueza y sin defender la soberanía nacional rompiendo con las ataduras con quienes dictan unas recetas que sólo sirven para arruinar el país y empobrecer al 90% de la población para que sus bancos y multinacionales se hinchen de beneficios a nuestra costa.

Deja una respuesta