Claves del nuevo escenario político

5
44 votos
28-10-2017
Publicidad
Nos enfrentamos a una situación de extrema gravedad, con una profunda crisis de Estado en la que está en peligro la integridad territorial de nuestro país y la unidad del pueblo de las nacionalidades y regiones de España. La decisión del Estado de la oligarquía de aplicar el 155 corto en el tiempo, y la convocatoria inmediata de elecciones para el 21 de diciembre, ha cambiado el terreno de juego.
 Claves del nuevo escenario político
Nos enfrentamos a una situación de extrema gravedad, con una profunda crisis de Estado en la que está en peligro la integridad territorial de nuestro país y la unidad del pueblo de las nacionalidades y regiones de España. La decisión del Estado de la oligarquía de aplicar el 155 corto en el tiempo, y la convocatoria inmediata de elecciones para el 21 de diciembre, ha cambiado el terreno de juego.

La declaración unilateral de independencia en el Parlament de Cataluña y la proclamación de una república catalana, es el hecho más grave de la democracia después del 23-F. Con la declaración unilateral Puigdemont y Junqueras, junto a su Govern y los dirigentes de ANC y Omnium han puesto de manifiesto que encabezan un sector de la burguesía burocrática, uno de cuyos rasgos principales es su aventurerismo, y sus proyectos los más reaccionarios y peligrosos, y que ha planificado y decidido seguir hasta el final una hoja de ruta en la que se ha buscado el enfrentamiento directo con el Estado para “generar confrontación y forzar la desconexión” de Cataluña e imponerla a la mayoría de la sociedad catalana que la rechaza.

La declaración unilateral de independencia es una imposición antidemocrática, aprobada en secreto de forma vergonzante por una exigua mayoría, 70 votos de JxSí y la CUP. Y en base a la estafa del 1-O y sus resultados. Que lo que sí reflejan es la falta de apoyo a sus proyectos con la abstención consciente del 60% y hasta del 80% en las zonas obreras.

La falta de apoyo a su DUI que evidencian los resultados del 1-O, la emergencia de la izquierda patriótica a través de los manifiestos, la manifestación del día 8 y las declaraciones públicas de numerosas personalidades y profesionales, y el apoyo mayoritario a la convocatoria de elecciones sin DUI ha agudizado las contradicciones y dificultades para aplicar su hoja de ruta.

Desde el 1-O están más débiles. Cada paso que han dado (1-O, primera declaración unilateral y su aplazamiento y ahora la aceptación de convocar elecciones para después proclamar la república catalana) ha sido un fracaso de Puigdemont.

Dos hechos producidos ayer mismo ponen también de manifiesto estos rasgos de debilidad.

La relativa escasa presencia en las concentraciones para celebrar la fiesta de la proclamación de la República (17.000 según la policía local en Barcelona). El hecho de que Puigdemont no se atreviera a salir al balcón de la Generalitat a proclamar un hecho tan histórico.

Y especialmente significativo que el director de los Mossos -el cuerpo armado de la Generalitat y encargado del orden público- aceptara por carta su cese decretado por la aplicación del 155.

Si muestran signos de debilidad es porque la mayoría de la sociedad catalana les dio la espalda y sobre todo las grandes ciudades de Cataluña y el cinturón rojo de Barcelona donde se concentra la clase obrera y el pueblo trabajador. Es el pueblo, y sobre todo la irrupción en la escena política de la clase obrera y el pueblo trabajador quienes imponen los límites a Puigdemont y Junqueras, junto con la emergencia de la izquierda patriótica y democrática que defiende la unidad.

A lo que hay que sumar su aislamiento internacional. Como dice el director de La Vanguardia, “la prensa internacional ha pasado en tres semanas de ver el movimiento soberanista con simpatía a considerarlo una causa perdida”.

Pero lejos de renunciar a su hoja de ruta, su aventurerismo les ha convertido en más peligrosos y han decidido lanzarse ellos, y tratar de arrastrar a la sociedad catalana, al abismo de lo imprevisible.

Para ello cuentan con un importante sector independentista radicalizado, organizado y movilizado en base a una cadena de mentiras y promesas estafa de que era posible una independencia de bajo coste, respaldada por la mayoría de la sociedad catalana, sin apenas consecuencias económicas y sociales y con reconocimiento internacional.

La decisión del Estado de la oligarquía de aplicar el 155 corto en el tiempo, de forma “pacífica y moderada”, y la convocatoria inmediata de elecciones para el 21 de diciembre, ha cambiado el terreno de juego. Arrebata la iniciativa que hasta ahora tenía el Govern de Puigdemont y Junqueras. Y hasta hasta cierto punto quiebra su discurso de un Estado de “vuelta al franquismo”.

El Estado y la oligarquía mantienen un bloque “constitucional”, PP, PSOE y Ciudadanos y el apoyo de Estados Unidos y la Unión Europea a la aplicación del 155 por el gobierno.

El hegemonismo y las principales potencias imperialistas en estos momentos consideran que la independencia de Cataluña y la desestabilización de España es contraria a sus intereses. Por las consecuencias para los intereses militares de EEUU o el peligro de “contagio” para la Unión Europea.

En esta ocasión, tras la declaración unilateral de independencia, no han sido los medios sino los gobiernos de las principales potencias -encabezadas por EEUU y Alemania- los que han salido a decir que no reconocen la proclamación de la república catalana y a respaldar una salida constitucional y la aplicación del 155 por el gobierno de Rajoy.

En Washington ha habido un comunicado del Secretario de Estado, apoyado después por la portavoz de la Casa Blanca, respaldando una España fuerte y unida: “Cataluña es parte integral de España. EEUU apoya las medidas constitucionales del gobierno español”.

En Berlín ha sido el portavoz jefe de la canciller Angela Merkel quien ha asegurado que “el Gobierno Federal no reconoce la declaración unilateral de independencia del Parlamento regional” y que la “integridad territorial de España es inviolable”.

En la misma línea han ido los presidentes de los demás países (Italia, Francia o el Reino Unido) y de las instituciones europeas, del presidente del Consejo Europeo Donald Tusk ("España sigue siendo nuestro único interlocutor”), de la Comisión Europea, Juncker, (“No quiero que la UE tenga 95 estados”) y el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani (“La declaración de independencia es contrario al Estado de Derecho, la Constitución española y el Estatuto de Cataluña, que son parte del ordenamiento legal de la UE”). A los que se han sumado países como los bálticos Estonia, Letonia y Lituania defendiendo la “integridad territorial de España”, incluso Andorra.

Significativo también el hecho de que hasta los secretarios generales de la OTAN y la ONU hayan hecho declaraciones en contra de reconocer la declaración de independencia y en apoyo a las medidas del gobierno de Rajoy.

La aplicación del 155 supone la aplicación de duras medidas, entre las que se incluyen el cese de Puigdemont y todo su gobierno, la colocación de todas las consellerías bajo control de los ministerios correspondientes, el cierre de “embajadas” y el cese del director general del los Mossos y la destitución por el ministerio de Interior de Trapero. A las que se suman la actuación de la Fiscalía y la querella por rebeldía (que conlleva consecuencias penales y posible detención de Puigdemont y Junqueras)...

Puigdemont y los suyos ya han declarado que se mantienen como “govern legítimo”. Y que van a hacer todo lo posible por tensar la situación, incluso provocar la acción represiva policial del gobierno. Aunque cesados, tienen capacidad de intervenir en los aparatos de la administración. Y con las entidades soberanistas como ANC, Omniúm, junto con la CUP, y control sobre sectores sindicales van a tratar de impedir o dificultad al máximo la aplicación efectiva de las medidas del 155. Incluido el traslado a la calle del boicot al 155.

Desde ANC ya se ha enviado un documento a los funcionarios de cómo actuar desobedeciendo al gobierno central. El mismo sindicato que convocó la Huelga General del 2-O ya ha convocado otra a partir del día 30 para “paralizar Cataluña”.

Y desde la Asociación de Municipios por la Independencia se ha preparado una nueva institución, la Asamblea de Cargos Electos, donde hay inscritos unos 4.000 cargos, principalmente concejales, para que asuman las funciones del Govern cesado.

Ahora bien, si todo eso abre un panorama preocupante de incertidumbre, también es cierto que llegan a este momento, como ya se ha señalado, más débiles y habrá que ver hasta qué punto pueden mantener el pulso.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad


COMENTARIOS

Fernando (invitado) 01-11-2017 01:27

Estimados compañeros, Mis preguntas son muy sencillas: referéndum de autodeterminación para el pueblo saharahui, sí. ¿Por qué no para el pueblo catalán? Si en verdad los independentistas quieren imponer su propuesta y ellos dicen que se les imponen las leyes del estado opresor, ¿no sería democrático, lícito y saludable dejar opinar al pueblo para que éste decida quién tiene la razón? Si pensáis que ganaría el NO a la independencia, ¿por qué tanto miedo a un referéndum? Espero vuestras respuestas. Saludos

kenobi (invitado) 01-11-2017 01:27

Coñ...pues porque no es democrático ni nada,que son 4 gatos.Ya opinarán en las elecciones del 21 de Diciembre

kenobi (invitado) 01-11-2017 01:27

Chicos,que Fernando nos quiere comparar a los pobres saharauis,oprimidos por Marruecos,con el Pujol al 3%,que tiene más pasta que la Botín

kenobi (invitado) 01-11-2017 01:27

https://www.youtube.com/watch?v=IUrAycM-LLg .Vaya chirnguito feudal que se habían montado los de la Generalitat

M (invitado) 01-11-2017 01:27

Los dueños y promotores del procés, con Puigdemont a la cabeza no paran de confundir y adoctrinar en su propaganda, subvirtiendo la teoría y la ideología como les viene en gana. Para la autodeterminación de los pueblos del mundo se pueda cumplir, las nacionales y los pueblos del mundo deben cumplir unas condiciones objetivas. En primer lugar, Cataluña no es una nación, a afectos de la Constitución española y la ley, por la que se rige España en el marco del actual Estado. Es un derecho para los pueblos coloniales, ¿Cataluña colonia? ¿Desde cuándo? Lo que dice la la Resolución 1514 de la Asamblea General de la ONU de 14 de diciembre de 1960, relativa a la Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales: “la sujeción de pueblos a una subyugación, dominación y explotación extranjeras constituye una denegación de los derechos humanos fundamentales, es contraria a la Carta de las Naciones Unidas y compromete la causa de la paz y de la cooperación mundiales” Y no olvida poner un límite absoluto al respeto a la integridad territorial de los Estados: "Todo intento encaminado a quebrantar total o parcialmente la unidad nacional y la integridad territorial de un país es incompatible con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas” Esto quiere decir que desde el derecho internacional no se avala el derecho de autodeterminación de Cataluña, en el marco jurídico de la resolución de la ONU por no ser un pueblo colonial, no estar ni haber estado sometida al Comité de Descolonización y porque una eventual independencia afecta a la integridad territorial de un Estado soberano. El derecho de autodeterminación reconoce últimamente la secesión en los casos de violación de derechos humanos en la forma de genocidio o crímenes de lesa humanidad, contra pueblos o minorías étnicas invadidas, sometidas por la fuerza, en un proceso de guerra de ocupación, y con una determinación territorial muy concreta. No ha lugar tal reivindicación para Cataluña. Buscando la verdad en los hechos, llegamos a la realidad objetiva.


kenobi (invitado) 30-10-2017 01:00

"Los trabajadores catalanes no se quieren separar del resto de España" Al escenario también subió el exsecretario general del PCE Francisco Frutos, quien criticó que se haya relacionado al independentismo con la izquierda, y aseguró que "los trabajadores catalanes no se quieren separar del resto de España". Pidió respeto a la convivencia en Cataluña y llamó a la ciudadanía a parar el independentismo y "el racismo que están creando: el racismo identitario". También reprochó que sectores de la izquierda se hayan convertido en cómplices del nacionalismo y añadió: "Soy un botifler contra el dogmatismo sectario".

kenobi (invitado) 30-10-2017 01:00

"Si muestran signos de debilidad es porque la mayoría de la sociedad catalana les dio la espalda y sobre todo las grandes ciudades de Cataluña y el cinturón rojo de Barcelona donde se concentra la clase obrera y el pueblo trabajador. Es el pueblo, y sobre todo la irrupción en la escena política de la clase obrera y el pueblo trabajador quienes imponen los límites a Puigdemont y Junqueras, junto con la emergencia de la izquierda patriótica y democrática que defiende la unidad."......"El Estado y la oligarquía mantienen un bloque “constitucional”......."El hegemonismo y las principales potencias imperialistas en estos momentos consideran que la independencia de Cataluña y la desestabilización de España es contraria a sus intereses. Por las consecuencias para los intereses militares de EEUU o el peligro de “contagio” para la Unión Europea. En esta ocasión, tras la declaración unilateral de independencia, no han sido los medios sino los gobiernos de las principales potencias -encabezadas por EEUU y Alemania- los que han salido a decir que no reconocen la proclamación de la república catalana y a respaldar una salida constitucional y la aplicación del 155 por el gobierno de Rajoy. En Washington ha habido un comunicado del Secretario de Estado, apoyado después por la portavoz de la Casa Blanca, respaldando una España fuerte y unida: “Cataluña es parte integral de España. EEUU apoya las medidas constitucionales del gobierno español”. En Berlín ha sido el portavoz jefe de la canciller Angela Merkel quien ha asegurado que “el Gobierno Federal no reconoce la declaración unilateral de independencia del Parlamento regional” y que la “integridad territorial de España es inviolable”. En la misma línea han ido los presidentes de los demás países (Italia, Francia o el Reino Unido) y de las instituciones europeas, del presidente del Consejo Europeo Donald Tusk ("España sigue siendo nuestro único interlocutor”), de la Comisión Europea, Juncker, (“No quiero que la UE tenga 95 estados”) y el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani (“La declaración de independencia es contrario al Estado de Derecho, la Constitución española y el Estatuto de Cataluña, que son parte del ordenamiento legal de la UE”). A los que se han sumado países como los bálticos Estonia, Letonia y Lituania defendiendo la “integridad territorial de España”, incluso Andorra."...............Vamos,que los catalanistas están más solos que la una


kenobi (invitado) 30-10-2017 00:55

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2017/10/29/miles_personas_manifiestan_barcelona_favor_unidad_espana_71264_1012.html......fiestuki,fiestuki,en la choza ewok 18-O-2017...https://www.youtube.com/watch?v=7Tb4F9D1W_k .5 años de batallita y 15 de Europa de los Pueblos.Elecciones,elcciones

kenobi (invitado) 30-10-2017 00:55

Digooo 29 Octubre,fecha a recordar


Monkey D Dragon (invitado) 29-10-2017 20:33

Excelente artículo. Ni DUI ni 155, elecciones autonómicas. Esto va a suponer un manifiesto de las fuerzas de izquierdas anti independentistas en Catalunya!!


M (invitado) 29-10-2017 18:53

Ahora que se han convocado elecciones por parte del gobierno central, desde la alternativa del Estado y de la oligarquía y se ha destituído a Puigdemont, se ha cambiado el terreno. No se aplicará el 155 ni la represión policial ni militarizada, habrá urnas. Para poder evitar conflictos y confrontaciones antagónicas con respecto a una alternativa real sustentada por esa izquierda mayoritaria, patriótica y democrática, ésta debe visibilizarse y poder demostrar su voluntad libremente, que se cumplan fielmente sus intereses, los de todos aquellos que no formen parte del régimen burocrático que lleva 35 años con todo su poder acumulado


M (invitado) 29-10-2017 18:26

Decir que se lucha contra Franco constituye un blanco utilizado estratégicamente para desmovilizar y confundir. Lo están haciendo ciertos sectores inclusivos de la izquierda nacionalista, apoyándose en el discurso que nos quieren vender Puigdemont y Junqueras, con un fin muy concreto, ocultar su verdadera naturaleza de clase, siendo apoyantes también una parte de la izquierda conciliante. Pero no es más que una encerrona y una falsedad política y social que ahora no tiene sentido, porque ya no existe esa contradicción en la actual coyuntura. Decir que luchan contra Franco o el PP, es asentar una posición reaccionaria, lo mismo que cuando estos mismos sectores y la propia burguesía burocrática aventurerista aseguran que se ha impuesto la voluntad mayoritaria del pueblo catalán. Esto lo dicen los promotores de los recortes, del 3% y la corrupción. Lo que verdaderamente sucede es que sus propios números les desmienten y les retratan: solo el 38% de la población, poco más de un tercio, han avalado esta estafa antidemocrática. El 60% están en contra y lo han demostrado, primero no votando ni participando en esta pantomima, luego expresándose, en la calle y con voluntad firme de rechazo. Insisto, desde mi punto de vista, todas las tesis del artículo están sustentadas por la verdad de los hechos. Creo que hay que buscar siempre la verdad en los hechos y desde ahí señalar posiciones y tesis que reflejen la realidad y este genial artículo así lo hace, cosa que a mucha gente le espanta. Porque va contra sus intereses más ocultos que se destapen las vergüenzas del Govern y sus representantes, así como de los organismos subvencionados con mucha pasta por la Generalitat: ANC y Omnium Cultural.


M (invitado) 29-10-2017 18:25

Un artículo excelente, a contracorriente de otros que difunden los grandes medios monopolistas, porque primero nos habla de quiénes son los responsables del órdago independentista, en definitiva, un viejo proyecto programado y perfectamente planificado, ya que no han dejado nada al azar; señala contra quién nos enfrentamos y su objetivo; dividir a la clase trabajadora para saquearla más y mejor; sitúa con datos por qué la Declaración Unilateral de Independencia y la falsa república resultante, orquestada desde la derecha, es decir, por la antigua CIU y sus actuales asociados, es una imposición antidemocrática, tras poner encima de la mesa qué está pasando. Y, por supuesto, no plantea el problema por la cara, sino con tesis materialistas que orientan en el camino alejándonos de toda confusión, la misma que intentan extender aquellos partidos y coaliciones que de forma oportunista practican la doblez y la ambigüedad. Después, habla de la realidad ideológica que representa la izquierda revolucionaria, en los hechos históricos, patriótica y democrática, ejemplificándolo a través de acciones que se han consumado durante todo este proceso y que promueven la confluencia con muchos sectores y personalidades, trabajando por la unidad, haciendo que éstos sectores y gente se sumen a manifiestos, que apoyen y organicen manifestaciones, que se atrevan valientemente a denunciar esta imposición y todas las mentiras vertidas...Me atrevo a confirmar que la correlación de fuerzas existente es favorable al pueblo trabajador como corriente patriótica y el pulso que se mantiene puede ofrecer una expectativa esperanzadora, porque sus propias contradicciones internas y su falta de apoyos internacionales, sobre todo, la lucha enconada de una mayoría social catalana contraria a la traición, demócrata y progresista, les debilitan.


cesc (invitado) 29-10-2017 16:10

No hay análisis en este artículo, no se toca el tema de fondo ni se articulan las legalidades sobre la mesa, solamente una cadencia de hechos que no responden a nada concreto, muy superficial, prefiero estos otros http://cesccosta.blogspot.com.es/2017/10/que-pasara-el-lunes-30-10-2017.html http://cesccosta.blogspot.com.es/2017/10/republica-catalana-la-independencia-es.html http://cesccosta.blogspot.com.es/2017/10/las-mentiras-y-verdades-legales-de-la.html