El Chojin

Recalculando Ruta

5
8 votos
18-07-2017
Publicidad
“¿Qué quieres ser cuando seas mayor?” así empieza la historia del último disco y poemario de El Chojin.
 Recalculando Ruta
“¿Qué quieres ser cuando seas mayor?” así empieza la historia del último disco y poemario de El Chojin.

El Chojin es un emblema del Rap español. Original de Torrejón de Ardoz –Madrid-, pertenece a la generación que “inventó” el Rap en nuestro país. Lanzó su primer disco en 1999, y en Abril de este año ha publicado el doceavo: “Recalculando Ruta”.

La trayectoria de El Chojin es un tanto atípica dentro del mundo del Hip Hop. Es el MC con mayor formación comunicativa del país, y ha participado en conferencias, programas de radio y de televisión. Destaca por su implicación social y actividad con instituciones y ONG en campañas por la igualdad de género, por los derechos humanos, contra la intolerancia o contra las dogas.

Y por supuesto, escribe. Escribe artículos, narrativa, poesía, cuentos… y letras de Rap. Su estilo tiene nombre propio. Rap sincero, racional, de reflexión y de crítica social. Letras que abordan injusticias sociales, como la discriminación racial o el maltrato. Muchas de sus canciones se han convertido en himnos: el clásico “Lola”, que promociona el uso del preservativo, “Ponte en mi piel”, sobre la inmigración, “El final del cuento de hadas”, contra la violencia de género, o la saga de “Rap contra el racismo”, en sus versiones española, mexicana, colombiana y peruana.

Este año vuelve, y con él, vuelve el Rap. “Recalculando Ruta” es un disco, y un poemario, una reflexión sobre la presión del éxito y sobretodo del fracaso. Música para transmitir la historia de un hombre, pero que refleja la historia de muchos. Música que llega tan sólo unos meses después de que publicara su primera novela, “En 2084”. El Chojin demuestra, una vez más, hasta dónde llega la cultura Hip Hop. 

----------------------------------------------------------------------------

Eres el rapero que más discos en español ha publicado, con “Recalculando Ruta” ya son 12. Aun así, haces poesía, teatro, artículos, cuentos… y ahora una novela, ¿el Hip Hop se queda corto para todo lo que quieres transmitir?

¡¡Lo que hago es Hip Hop!! Todo el rato. Hip Hop no es sólo el rap, es una forma de entender la vida que transmito en todo lo que hago. Lo que quiero decir es que no todo el que coge un micro y se pone una gorra es Hip Hop, sin embargo todo lo que hace alguien de la cultura, sea lo que sea, lo es.

“En 2.084” es tu primera novela, ¿qué te ha motivado a escribirla?

Yo creo que todos los que leemos alguna vez nos hemos preguntado si seríamos capaces de escribir... en mi caso la pregunta llegó en un momento en el que respondí con un “¿Y por qué no?” de modo que me lancé. Pensándolo bien no algo tan descabellado, a fin de cuestas llevo escribiendo desde los trece años, se trataba de ser capaz de encontrar la manera de cambiar el registro. Estoy contento con el resultado. "Hip Hop no es sólo el rap, es una forma de entender la vida"

“En 2.084” es una distopía inspirada en el “1984” de Orwell… ¿por qué esta elección?

Porque es uno de los libros que más me han marcado. Leí “1984” siendo muy pequeño. La primera vez no lo entendí, pero causó algo en mí. Sin duda es uno de los grandes libros de la literatura universal. Mi intención es mucho más modesta, pero sentí que era tiempo de hacer una pequeña revisión del clásico de Orwell ahora que, de facto, ya sobrepasamos prácticamente todo lo que el predijo.

Dices estar especialmente satisfecho con tu último trabajo, “Recalculando Ruta” ¿a qué se debe?

Fundamentalmente a dos cosas: por una parte en lo musical. Esta vez he trabajado el tema de la composición y lo arreglos más que nunca, me he rodeado de auténticos cracks que han dado un plus de calidad a la producción. Tanto Richie Palacín, como los músicos y cantantes que han aportado su talento no son sólo ejecutores, sino que firman parte de cada uno de los temas en los que aparecen. Por otro lado creo que yo soy mejor comunicador ahora que nunca. Creo que en lo lírico el disco es más potente, más eficaz... "Odio las banderas y las fronteras, el Hip Hop es mi hogar porque las borra "

Tu DiscoLibro nace con la pregunta que todos hemos tenido que responder: “¿qué quieres ser de mayor?”, ¿crees que nos limita?

Desde luego. De hecho creo que es un síntoma de nuestra sociedad que se pregunte qué queremos ser en lugar de preguntar cómo queremos ser... lo segundo es lo realmente importante. La prisa por marcar metas quizá nos haga descentrarnos. Pienso que es mejor dejar que la cosa fluya naturalmente, de pequeño objetivo a pequeño objetivo.

“Camino sobre el agua, pero no es por soberbio, lo hago sólo cuando se acaba el suelo”, ¿a qué te refieres?

Solemos aplaudir a aquella persona que logra sobreponerse a un golpe especialmente duro... bien, yo creo que levantarse no es mérito de la persona, simplemente no hay otra opción. Nadie muestra su fortaleza ante un problema por gusto, al contrario, lo hace cuando no queda otra, ahí es cuando vemos hasta dónde somos capaces de llegar. A eso me refiero. Cuando me fuerzo al máximo no suele ser para brillar, sino para salvar un obstáculo.

“Los raros, los inadaptados, los que no encajamos, ya es hora de que nos mostremos; sólo hace falta un…” ¿qué?

La idea es que cada uno rellene los puntos suspensivos. Estamos demasiado acostumbrados a esperar a que alguien venga a decirnos qué necesitamos, cuándo y cómo, pero ¿y si lo que necesitamos es precisamente ser nosotros los que digamos qué necesitamos? Yo creo en el ciudadano protagonista de la sociedad, no en el que acepta lo que encuentra porque cree que no tiene opción de cambiar nada."Es un error pensar que el Hip Hop es algo exclusivamente de jóvenes"

El estilo de El Chojin es muy propio, Rap comprometido, de reflexión… ¿por qué decides hacer ese tipo de música?

En realidad no es una decisión, es lo que aprendí desde pequeño, simplemente no creí que hubiera otra opción. A mí me enseñaron que el rap era una herramienta social. El tiempo me mostró que también puede usarse para divertir, para hacer bailar a la gente en los clubs y para vender galletas... pero para mí ya era tarde, ya había probado el nivel de consumir música que sirve y no podía conformarme con menos.

¿Qué artistas te han servido de inspiración a lo largo de tu trayectoria?

De los clásicos Chuck D, KRS ONE, Guru, Rakim... sin duda estos son mis grandes maestros. Después de ellos (generacionalmente) llegaron los Busta Rhymes, Method Man, Nas, Common, Mos Def, Talib Kweli. Gente con talento capaz de hipnotizarte con su flow. De rap en castellano el primer referente para mí fue Pacoking, después Frank T y Supernafamacho; y de mi generación Nach, Zatu, Juaninacka, ZPU... un buen puñado de compañeros que también han aportado a mi trabajo.

Tu público traspasa fronteras, de hecho hace poco has estado actuando en varias ciudades de América Latina, ¿cómo es la acogida allí?

Espectacular. La verdad es que no quiero tomármelo como algo normal porque no lo es. Me resulta increíble ver el poder que tiene el Hip Hop, cómo une realidades tan distantes en lo geográfico. Da igual dónde vaya, siempre me tratan como si estuviera en mi casa y eso habla muy bien del movimiento que hemos construido entre todos. Siempre he dicho que odio las banderas y las fronteras, bien, el Hip Hop es mi hogar porque las borra y prima el sentimiento a la palabra que pone en tu pasaporte después de “país”. Tengo mucho más en común con los hiphoppers del mundo que con mis vecinos de piso porque el Hip Hop te da puntos comunes en cosas realmente importantes. "Hay un ejército de MCs ahí fuera haciendo las cosas realmente bien "

Tu nivel de implicación social es enorme: campañas contra el racismo, por la Paz, por la igualdad de género… ¿de qué manera se relaciona con tu faceta artística?

De forma totalmente natural. En realidad no hay nada realmente extraordinario en todo esto... soy lo que soy, y eso lo plasmo en todo lo que hago. Si creo en algo lo defiendo sobre un escenario, en mi casa, en un artículo o en una manifestación. Es necesario mostrar cierto compromiso con lo que te rodea, yo lo hago desde el lugar en el que me toca estar.

¿Cómo valoras el nivel de compromiso del Rap y el Hip Hop español?

Es mucho menor del que me gustaría porque España es Europa y Europa es -lo queramos ver o no- un paraíso. Nuestros problemas son nimios comparados con los que viven nuestros hermanos en el resto del mundo. La suerte de vivir en un lugar en el que no hay urgencias nos anestesia y nos permite usar nuestro tiempo más en lo lúdico que en lo social. No digo que esté mal, creo que es natural, pero el grado de compromiso del Hip Hop fuera de nuestras fronteras es brutal porque lo necesitan más, se organizan mejor y hacen más cosas.

Dentro de las campañas en las que participas, ocupan un papel especial los jóvenes y la educación, ¿crees que el Hip Hop tiene una capacidad particular para actuar en este ámbito?

Creo que es un error pensar que el Hip Hop es algo exclusivamente de jóvenes, pero en España se entiende que es así. Eso nos ha restado importancia en los grandes foros porque ahí siguen creyendo que lo que hacemos no es lo suficientemente serio como para ser escuchado por “mayores”. El Hip Hop puede llevar mensajes, ideas y conceptos positivos a todos. No sé por qué se ha llegado a la idea de que a partir de cierta edad ya no se puede aprender o adquirir valores. Insisto creo que es un error circunscribir el poder de lo que hacemos sólo a los más jóvenes.

¿Qué busca el “Taller de composición de letras de RAP como fomento de estímulos positivos” que llevas adelante?

Nada pretencioso, sólo darles a los participantes un espacio para poner en orden sus ideas a través del rap. La gente no suele verbalizar lo que piensa y el rap te da esa posibilidad. Nadie te puede enseñar a hacer rap, eso es una tontería, los talleres son sólo un espacio de encuentro en el que compartir ideas y pasar un rato agradable.

¿Crees que el Rap está suficientemente reconocido dentro de la cultura española?

En absoluto, pero lo está mucho más que hace unos años. Ya queda poco, lo huelo.

¿Cómo ves el panorama para los nuevos MCs que intentan abrirse camino en España y América Latina?

Hay un ejército de MCs ahí fuera haciendo las cosas realmente bien. Uno no puede evitar sentir cierto orgullo cuando ve que las generaciones que llegan están tan preparadas. Ellos (y ellas) tienen la llave para terminar de asentar una música con un potencial enorme. Sigo con mucho interés el panorama y soy positivo. Hay gente que me gusta más y gente que menos, claro, pero eso no es lo realmente importante, lo importante es que están ofreciendo un abanico de opciones cada vez mayor. La cosa va bien.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad