El último libro de Juan Luis Arsuaga

Vida, la gran historia

El catedrático de Paleontología de la Universidad Complutense y codirector del equipo de investigación de los Yacimientos de Atapuerca galardonado con premios como el Príncipe de Asturias Juan Luis Arsuaga ha publicado un nuevo libro sobre el laberinto de la evolución.

El autor nos lleva a lo largo de XV jornadas, como ha denominado a los capítulos, a entender mejor dos orígenes clave: el de la vida y el del pensamiento racional. 

Nos habla de una cantidad inmensa de fenómenos, patrones, leyes, historias y anécdotas desde que se formó la Tierra y los primeros seros vivos en forma de bacterias hace más de 4000 millones de años hasta hoy y se plantea también cómo va a evolucionar nuestra especie y qué papel puede jugar la inteligencia artificial en ello.

Un par de contrarios que recorren el libro son las llamadas radiaciones y las convergencias adaptativas. Las radiaciones son explosiones en la diversidad y cantidad de las especies que se dan en ciertos momentos. Por el contrario las convergencias evolutivas representan otro fenómeno y es cuando de manera independiente se llega al mismo ‘invento’ como la ecolocalización en delfines y murciélagos.

El libro esta plagado de experimentos mentales o ¨experimentos de sofᨠque van desde la pregunta de si la evolución ¿ha sido principalmente lineal, por saltos, cuántica o sobre todo como un árbol con múltiples ramas? Si los dinosaurios no se hubiesen extinguido, ¿algún mamifero antepasado nuestro se hubiese hecho la especie dominante de todas maneras? ¿Qué ocurrió con los Neanderthales? ¿Porqué se extinguieron? Ellos tienen el mismo grado de encefalización ósea tamaño del cerebro en comparación con el resto del cuerpo, pero ¿llegaron a desarrollar el lenguaje simbólico y son de nuestra especie Homo sapiens? ¿Existe el altruismo verdadero en los animales o está todo diseñado para que los animales busquen la propagación de sus genes, sea en forma de descendencia o de familiares? ¿Y en los humanos?

El principal experimento mental que nos propone es preguntarnos si el hecho de que haya aparecido la vida es algo casual, es decir una especie de accidente o tenía que surgir necesariamente partiendo de las leyes de la física, geología, biología etc. aunque sea bajo formas diferentes de las actuales. Dicho de otra manera, del par de contrarios azar y necesidad ¿cuál es aspecto principal de la evolución?

Lo mismo con respecto a la existencia de la inteligencia o del lenguaje simbólico. ¿Si nos extinguiésemos nosotros alguna especie de los simios actuales desarrollaría la capacidad de abstracción y de crear mitos, música y arte y tomaría nuestro lugar en el mundo? ¿Cuánto de probable es la existencia de un ser inteligente? Y si es probable ¿porqué no tenemos noticias de un E.T.?

Antes de que el lector piense en su respuestas, el hecho es que en cada tema hay expertos paleontólogos o biólogos moleculares en ambos lados de la trinchera en cada tema. Arsuaga nos presenta en cada encrucijada los diferentes argumentos para que cada uno de nosotros nos podamos hacer una opinión y tomar una posición, porque como dice al final de la sexta jornada, tenemos ¨un cerebro extremadamente complejo, con casi cien mil millones de neuronas conectadas entre sí¨, y anima al lector a pensar por sí mismo.  Yo también animo a los lectores a participar en las jornadas de la gran historia de la vida, porque es un viaje muy interesante y revelador.

Deja una respuesta