Vicente Larraga, líder del grupo de parasitología molecular

«Tenemos que remar todos en la misma dirección»

Lo primero que todo el mundo se pregunta es ¿en qué situación de la epidemia estamos en España? Con respecto al gobierno español ¿considera que las medidas son razonables?

Sí, las medidas son razonables. Si se siguen a raja tabla las medidas, lo más probable es que a partir de este fin de semana próximo, empiece a descender el número de infectados. Estamos todavía subiendo. Los últimos siete días hemos estado en fase exponencial. Hay que intentar tumbar la curva, es decir que el número de infecciones disminuya notablemente. Si empezó hoy hace 11 días la reducción de movilidad con el estado de alarma, lo esperable es que la medida empiece a funcionar este fin de semana, porque en estos momentos todavía estamos teniendo los ingresos y las infecciones de aquellos que se infectaron hace 15 días.

Este fin de semana debería reducirse el número de infectados. No descenderá el número de enfermos, porque éstos provienen de hace más tiempo. La presión sobre los hospitales no va a descender este fin de semana. Si todo va bien, la presión sobre los hospitales descenderá una semana o diez días después.

Hay un pequeño grupo de científicos que ha publicado un manifiesto que dice que hay que aplicar medidas más enérgicas. Yo creo que hay que dar datos. Por ejemplo en Igualada se ha hecho esto y lo otro y ha dado tal efecto. Esto no es el caso. Si no se dan datos, ni un informe científico, lo que se da es una opinión, pero para mi esa opinión no es suficiente para movilizar a todo un país.

Hablando de las medidas del gobierno, justo ayer hubo una polémica con respecto al CSIC. Probablemente haya que separar que en general se dedica poca atención a la investigación, pero las críticas actuales al gobierno parecen más hechas de mala fe, ¿comparte esa visión?

Que yo sepa no hubo ningún informe del CSIC. Me parece que hay que ser siempre muy riguroso con lo que se publica y más en estas circunstancias. Tenemos que remar todos en la misma dirección. Están muriendo personas. 

Lo que sí es cierto, no de ahora sino desde lejos, es el abondono de la investigación de los últimos 10 años que ha sido terrible y se está notando ahora. Voy a ponerle un ejemplo por lo positivo. Tenemos un grupo del CSIC muy bueno que está entre los proyectos europeos seleccionados hace más de un mes para desarrollar una vacuna y lo está haciendo. No sé cuanto tiempo tardará en sacarla, pero espero que sea poco tiempo. Ese grupo de investigación que puede producir un resultado muy importante que ahora todo el mundo espera, puede afrontar ese reto porque ha estado trabajando 20 años antes. Conoce las proteínas del virus porque ha trabajado con un virus muy parecido. Si no existiera ese conocimiento previo, no se podría desarrollar una vacuna.

La vacuna tardará entre uno y dos años ¿no?

Sí, eso es lo normal. Hay que hacer todas las pruebas. Son 4 fases y la segunda está subdividida. Tenemos la fase 1, 2a,2b, 3 y 4. La 4 es la comercialización y distribución, pero las otras son inexcusables. La fase 1 es la seguridad. Lo primero de todo en cualquier desarrollo de una vacuna es que la vacuna sea segura. Puede proteger mal, como ocurre por ejemplo con la del cólera que tiene una eficacia del 30%, puede proteger bien con el 70%. No existen vacunas que protegan al 100%.

Lo que sí existe es que la seguridad sea del 100%. No puede ser que pongamos una vacuna a la población y que la enfermemos. Siempre hay que seguir los pasos, por eso ni dándose mucha prisa se puede hacer en menos de un año, año y medio. De hecho, ya sabe usted que el presidente Trump es una persona muy variable. Llegó a declarar que la vacuna se podía pasar directamente a la población sin hacer las pruebas. Inmediatamente el asesor científico Anthony Fauci que es de una calidad enorme se apresuró a decir que eso no era posible, que había que hacerlo bien. Todos los científicos estamos de acuerdo en que hay que hacerlo bien.

Podría explicarnos, a un nivel no especializado, ¿cómo se puede producir esa vacuna?

En la superficie de los virus hay proteínas diversas, pero siempre hay dos. Una proteína que se ancla a las células de la mucosa que es por donde entra este virus, que sirve como ‘enganche’. Otra proteína que sirve para romper la membrana celular y entrar. Lo que hay que intentar es bloquear esos dos proteínas. Imagino que los científicos del ejército chino estarán en eso, que es lo normal que se hace en estos casos porque es lo más accesible. De hecho hay también un grupo español del profesor Luis Enjuanes y la profesora Isabel Sola del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC que trabaja en bloquear la primera proteína . Que se puedan producir anticuerpos que bloqueen esa proteína, que el virus no se pueda fijar a la célula y por lo tanto que no entre.

Hemos tenido la gripe porcina, la gripe aviar y ahora esto. ¿Estamos ante un nuevo fenómeno?

No, siempre ha sido así. Desde que hay registros, el primero data de alrededor de 1890, cada 15-20 años se ha producido uno de estos fenómenos. Siempre es lo mismo. Se da la conjunción de un virus humano con un virus animal. Existe lo que se llama la barrera interespecífica. Es decir los virus de su perro no le afectan a usted, y sus virus no le afectan a su perro. Cuando se produce una mezcla que ocurre estadísticamente cada cierto tiempo, vamos a llamarlo virus mixto, tiene propiedades de la infección del animal y la capacidad de transmitirse en los humanos. Entonces es cuando se produce una de estas infecciones. En el último siglo y medio se han producido como 15 de esas epidemias. Esta vez parece que ha sido un murciélago, en la de 1918/1919, que en realidad ocurrió en 1910 en los alrededores de Shangai, fue un pato. Siempre es lo mismo, un virus animal junto con un virus humano produce un virus que es capaz de transmitir la capacidad infecciosa animal entre los humanos. Claro, los humanos no están preparados para esos antígenos.

Al hilo de esto, un portavoz del ministerio de asuntos exteriores chino sugería la posibilidad de que haya sido el ejército estadounidense que de forma accidental haya traído el virus y pedía transparencia a EE.UU. ¿Cuál es su opinión sobre el origen?

Ahora mismo no se sabe. Se puede encontrar, se puede rastrear, porque cuando un virus está en una especie y pasa a otra se lleva ‘huellas’, se lleva fragmentos ácidos nucleicos del huesped donde haya estado. Siempre se producen intercambios y esas ‘huellas’ o trazas se pueden rastrear. En algún momento se averiguará. Este virus parece que procede del murciélago. Las teorías conspirativas no parecen razonables. No es tan fácil. Creo que ha surgido en China por la especial ideosincrasia de los chinos que viven muy ligados con los animales. Antes los tenían en casa, ahora ya no, pero sí en los mercados y en las zonas agrarias. Tiene que haber convivencia entre humanos y animales para que surja un virus de este tipo. No tiene nada que ver con ninguna intencionalidad de los chinos, es una cuestión estadística.

La OMS ha felicitado al gobierno chino por la información que ha dado y los avances científicos, ¿cuál es su opinión?

Sí, lo han hecho bien. En cuánto han tenido el virus aislado, lo han caracterizado y lo han secuenciado completamente con una gran capacidad técnica e inmediatamente han ofrecido la información. Yo creo que su comportamiento ha sido muy correcto.

Cambiando de tema, muy recientemente Pablo Casado ha dicho que el PP no ha recortado en sanidad ni en los peores momentos de la crisis. ¿Qué opinión tiene usted al respecto?

No sé exactamente lo que ha dicho Pablo Casado, pero le voy a dar mi opinión porque soy un médico de Madrid y mi mujer es una médico especialista en Madrid. Llevamos más de 20 años viendo el ataque sistemático del PP a la sanidad madrileña. Se ha intentado desprestigiar la sanidad madrileña con aquella infamia al Doctor Montes que se decía que había asesinado a 400 personas. Recuerdo al consejero de sanidad llamado Manuel Lamela diciendo esas barbaridades que luego se confirmaron que eran acusaciones falsas. En Mayo del 2013 el gobierno de Madrid en el último fin de semana despidió a 700 médicos con una llamada telefónica un viernes sobre la una diciendo que no volviesen el martes.

Dicen que no hay mascarillas. ¿Porqué no hay mascarillas? Eso es responsabilidad de la consejería de sanidad de la comunidad de Madrid. Las mascarillas no caducan. Que el Sr. Casado diga ahora lo que quiera, pero el PP de Madrid ha sido el gran responsable de que los sanitarios madrileños, que se están comportando de una forma magnífica, estén ahora con el agua al cuello.

4 comentarios sobre “«Tenemos que remar todos en la misma dirección»”

  • Respecto de la última pregunta (y respuesta), solamente decir que no hay correlación entre tener una mayor dimensión de sanidad privada, y los estragos causados por el virus. Puesto que también (o incluso aún más que la sanidad), en esta ocasión es importante la ética del confinamiento y la consciencia social y empatía con los demás. Miremos cómo lo llevan Corea del Sur, Singapur…, con sanidades subsidiadas (pero no universales incondicionales), y sin embargo con este asunto ya bajo su pleno control social. Con esto no estoy exculpando al PP ni mucho menos, en la medida que su política sanitaria ha hecho estragos en la salud pública, y no solamente a partir de ahora ni en relación con una sola epidemia o morbididad afectante en España.

    Otra cuestión ligada a ello, y ahí sí converjo, es que lo que no se puede hacer es reírse de los españoles: No se puede repetir el dogma durante 40 años como mínimo, de que la sanidad pública es la sanidad de todos, de que la sanidad del Estado es la sanidad pública…, para hacernos descubrir ahora que es una mentira. Encuentro más justos los modelos donde el discurso institucional asentado (y la práctica discursiva) ya es a priori de sanidad mixta o de promoción de la mutualidad, del asociacionismo entre usuarios, de iniciativa mixta, etc.

    Estos últimos modelos son más justos que éste en la medida que son más transparentes, en lugar de pillar como el toro a los conciudadanos. Porque en USA o en Canadá, ya saben los ciudadanos, y los padres desde que el hijo es pequeño, que no hay tutía: que se debe combinar el recurso al Estado, con un plan familiar o personal. Pero en España nos han vendido la moto, y eso es mucho peor que la sanidad privada en sí misma o incluso que el modelo de sanidad privada.

    Si la sanidad es pública (como en Suecia, hasta ahora y ahora están destruyéndola…), entonces de verdad y bien. Pero meter a la sociedad en una mentira jugando con la cuestión (como ha espectacularizado la izquierda y los sindicatos del Estado desde hace décadas en España), es un engaño de lo más dañino.

    • Me refiero a que la mistificación de «lo público», sin generar una verdadera sanidad por y para el país y la población, sí ha generado una expectativa falsa y por tanto una falta de cultura de conciencia social civil por auto-asegurarse, de modo que las cosas nos pillan sin estar preparados. Es una deshonestidad hacia las personas, porque priva a la mayoría, a la hora de la verdad, del Mito «público», tanto como priva de libertad de criterio a la hora de conocer el percal y por tanto ponerse las pilas en agenciarse un seguro.

  • Asuncion.luenho dice:

    Muy buen articulo y facil de entender para todis.
    El medico entrevistado es consecuente pero prudente tambien a la hora de juzgar hipotesis.
    Es claramente un profesional de la medicina al que en la actualusad le preocupa el virus y su eliminacion mas,que conjeturas para lad que de momento,no ve el centro de su trabajo para i vestigarlas pero lo deja al futuro.
    Muchas gracias por el interesante planteamiento

    • Asuncion luengo dice:

      Repito,un articulo facil de entender,pero profundo.
      Me ha sido muy util.
      Gracias al entrevistador y al entrevistado y al periodico digital,claro.

Deja una respuesta