Zaragoza se moja contra el ICA

5
6 votos
08-02-2018
Publicidad
Convocada por la asociación Red de Agua Pública de Aragón (RAPA), la manifestación con el lema “Gestión pública y eficiente del agua. Precios justos. ICA supresión”, inundó el centro de Zaragoza, con el objetivo de acabar con el Impuesto de Contaminación de las Aguas (ICA), un aumento del recibo del agua que grava el uso del agua
 Zaragoza se moja contra el ICA
Convocada por la asociación Red de Agua Pública de Aragón (RAPA), la manifestación con el lema “Gestión pública y eficiente del agua. Precios justos. ICA supresión”, inundó el centro de Zaragoza, con el objetivo de acabar con el Impuesto de Contaminación de las Aguas (ICA), un aumento del recibo del agua que grava el uso del agua

El domingo 4 de febrero fue un día frío y bastante lluvioso en Zaragoza. Pero eso no impidió que miles de maños -3.500 según la Delegación del Gobierno de Aragón- se manifestaran contra el “tarifazo” al agua que les impone el gobierno de Aragón.

En concreto, para una familia de cuatro miembros que gasta de media cien litros diarios cada uno, la factura aumenta en 149,52 euros anuales, el triple o incluso el cuádruple de lo que se pagaba anteriormente a la sociedad Ecociudad por la depuración de las aguas de la ciudad.

Se trata de hacer pagar a los zaragozanos un desmedido Plan de Depuración de Aragón, que la Cámara de Cuentas definió como “imposible de cumplir”.  Se aprobó en 2001, con un presupuesto de 664 millones de euros, pero que tras abrir la participación privada en el proyecto tres años después, se disparó a 4.000 millones de euros. El Plan apenas se ha llevado a cabo. Solo hay 20 depuradoras en activo de las 297 que se plantearon en un principio. Y sin embargo, se pretende hacer pasar el recibo a la población igualmente, incluyendo localidades que tienen sus propias fosas sépticas y otros medios de depuración y que no dependen de depuradoras de la comunidad autónoma.

La resistencia del pueblo aragonés es rotunda, y la manifestación del 4 de febrero ha sido solo la punta del iceberg. Previamente, un tercio de los ciudadanos de Zaragoza (69.928 según el propio Gobierno de Aragón) se han negado a pagar el ICA, y se han recogido 25.000 recursos contra el ICA, canalizados a través de plataformas como la Federación de Asociaciones de Vecinos y Barrios (FAVBZ) o de manera particular.

RAPA ha organizado marchas y actos, y hasta una caravana ciclista de 18 días para concienciar a las distintas localidades de Aragón de la lucha contra el ICA. Una batalla que goza también de gran respaldo institucional. En la manifestación estuvieron presentes multitud de alcaldes de localidades de Aragón, incluido el propio alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve (Zaragoza En Común). Además, Izquierda Unida y Podemos han presentado ya un recurso al Tribunal Constitucional contra el ICA.

Ya previo a la manifestación, y ante el creciente y evidente rechazo al ICA, el presidente de Aragón, Javier Lambán, convocó al alcalde de Zaragoza y a representantes políticos y sociales a una mesa el 8 de febrero para buscar una salida al ICA mediante una reforma “radical” del mismo.

Pero pese a este avance, las distintas organizaciones no confían en esta mesa. El portavoz de RAPA, Enrique Gracia, ha expresado con referente a la mesa que lo que ellos buscan no es reformar el ICA, sino acabar con él: "No queremos hablar de adecentar el ICA, no queremos hablar de esos detalles, el impuesto es el efecto y la causa de este problema es un plan de saneamiento absolutamente irracional, desmesurado, cuyo mantenimiento va a castigar a todos los pueblos y ciudades de Aragón durante 20, 30 o 40 años".

Zaragoza se ha mojado. Ante un impuesto injusto, se han unido y organizado para luchar y están dispuestos a llegar hasta el final. Su lucha es un ejemplo a seguir.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad