Ángel Lozano, un gran hombre, un gran estudioso, un gran consecuente

5
40 votos
07-10-2017
Publicidad
Al actor Fernando Fernán Gómez le preguntaron en qué ambiente había encontrado últimamente más sentido del humor. No lo dudó: “El otro día, en un entierro”.
 Ángel Lozano, un gran hombre, un gran estudioso, un gran consecuente
Al actor Fernando Fernán Gómez le preguntaron en qué ambiente había encontrado últimamente más sentido del humor. No lo dudó: “El otro día, en un entierro”.

Un duelo en un ambiente de alegría y con golpes de humor

Al actor Fernando Fernán Gómez le preguntaron en qué ambiente había encontrado últimamente más sentido del humor. No lo dudó: “El otro día, en un entierro”. 

El pasado 26 de Septiembre, me comunicaron que Ángel Lozano había fallecido después de una larga enfermedad. Yo no sabía que padecía cáncer y me quedé muy desconcertado, pero inmediatamente le dije a la amiga que me comunicó la mala noticia: “Mañana voy a Valencia”.

Y allí estuve, a las 11 de la mañana. Ante el féretro que contenía el cadáver de Ángel, tuvo lugar, durante horas, uno de los actos más importantes y divertidos que he presenciado durante un duelo. Varios contamos experiencias sobre Ángel y algunos estuvieron muy divertidos. Mucho. Las dos hijas de Ángel, presentes y de luto, vieron el gran afecto que irradiaban los presentes hacia su padre. Y también se reían, como los demás. Les quedó claro que la vida de su padre había tenido un gran sentido para mucha gente. 

La originalidad de Ángel Lozano

Hace diez años, asistí a una Escuela sobre la Historia de España. Uno de los pilares de aquella Escuela era Ángel Lozano. Aunque procedo de la Filosofía y he sido catedrático de Teoría General de la Información durante más de treinta años, he leído muchos libros de Historia de España. Pues bien, la concepción de Ángel Lozano me pareció muy original. Domina el marxismo a fondo y sabe aplicarlo muy bien a las diversas épocas. Junto con esa base teórica, Ángel y algunos de sus camaradas saben investigar profundamente los hechos históricos. Y los interpretan de una manera tan original y tan sólida que es como verlos con unos nuevos ojos. Porque un “hecho” es el entrecruzamiento de varias teorías. Y la teoría más sólida acaba imponiéndose a las otras. 

Los dossieres de las Escuelas en que participaba Lozano se distinguían por su creatividad. Por ejemplo, ¡quién iba a decir que un estudioso de izquierdas sostiene que los Reyes tuvieron una visión muy clara, estratégica, de lo que España era e iba a ser!. En algunos descansos de tantas sesiones durante una semana, solía hablar con Ángel y comprobé que sus exposiciones eran como icebergs. Mostraban una parte, pero podía multiplicar por cinco o seis el tiempo que dedicaba a abordar un determinado asunto. Es decir, que había leído e investigado mucho.

Su visión del siglo XIX supera, con mucho, a la de todos los historiadores que conozco. Frente a las interpretaciones psicologistas, que administran una papilla ridícula sobre el individualismo de los españoles, que dio lugar a la fragmentación de los países hispanoamericanos, o que originó los golpes de Estado, Ángel sostiene el “imperialismo” inglés, y en menor medida el francés, como concepto central. Lo cual hace variar mucho la perspectiva. Porque entonces, los “libertadores” de los países hispanoamericanos aparecen como peones del Imperio Británico. Y los golpes de Estado en España también eran alentados y preparados por ingleses o franceses.

Ya en el siglo XX, cuando Lozano estudia los nacionalismos a fondo, descubre que la llamada Europa de los Pueblos es la fotocopia del diseño que las Waffen SS, de Hitler, tenían preparado para Europa. Y como lo fundamenta con datos, al final la verdad parece tan apabullante que el mayor riesgo es no admitirla.

También es original en su libro Arte y Poder. No se limita a recoger ideas. Son suyas. Podrán discutirse y rechazarse, pero son ideas propias.

Ser consecuente es muy importante en política

Lozano y sus camaradas han sabido intervenir en la política española, ofreciendo siempre la contradicción fundamental de un determinado momento político y soluciones para resolverla. No se han limitado a ser unos estudiosos

En los años más duros de la lucha contra ETA, Ángel y sus camaradas supieron identificar las coordenadas de los nacionalistas como Arzallus y de los terroristas, haciendo ver sus grandes semejanzas con el nazismo. También supieron desentrañar las claves de la crisis capitalista en el siglo XXI y que tantos dramas ha causado. Y más recientemente, Recortes Cero representa el horizonte más ambicioso para abordar los problemas económicos y políticos en el presente.

A Ángel le ha tocado vivir una larga travesía del desierto. Algunas veces, recibiendo ataques e insidias desde la izquierda, porque no soportan la riqueza de pensamiento.  Estoy convencido de que, en las próximas elecciones, Recortes Cero entrará en el Parlamento español con paso seguro. La consecuencia, en Política, acaba convenciendo.

Nota.- He personalizado en Ángel el trabajo de muchas otras personas. Espero que comprendan que notas como ésta tienen que concentrar los hechos en una persona, pero sin excluir a nadie.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad


COMENTARIOS

llepol 27-10-2017 18:33

Ya leí en algún medio digital los elogios de Felicisimo Balbuena para Angel Lozano, yo también comparto una gran admiración por el, tuve el privilegio de oírlo hablar en muchas reuniones o asambleas, incluso lo tuve de profesor en alguna escuela de marxismo, es una verdadera lástima, pero afortunadamente nos deja un buen legado de artículos y libros, y unos muy buenos discípulos que participaban con él en las escuelas y en la redacción de Chispas y el DeVerdad que continúan su obra.


Sagrario Guillén (invitado) 19-10-2017 21:11

Me parece que el mundo necesita mentes tan privilegiada como la de Ángel Lozano


Pascuala Gomez (invitado) 07-10-2017 15:07

Gracias por el artículo.