10 claves de los Presupuestos presentados por el gobierno

5
11 votos
06-04-2017
Publicidad
Los Presupuestos Generales del Estado presentados por el gobierno consolidan la precariedad y los cambios estructurales provocados por los recortes y las reformas, laboral y de las pensiones, y la subida de los impuestos, como el IVA, que pagamos todos los ciudadanos. Están determinados por las exigencias de Bruselas para cumplir con el déficit y rebajarlo al 3,1%, lo que supone un ajuste de 14.250 millones de euros.
 10 claves de los Presupuestos presentados por el gobierno
Los Presupuestos Generales del Estado presentados por el gobierno consolidan la precariedad y los cambios estructurales provocados por los recortes y las reformas, laboral y de las pensiones, y la subida de los impuestos, como el IVA, que pagamos todos los ciudadanos. Están determinados por las exigencias de Bruselas para cumplir con el déficit y rebajarlo al 3,1%, lo que supone un ajuste de 14.250 millones de euros.

Montoro los ha presentado como los "presupuestos que afianzan el crecimiento y la creación de empleo", pero su aplicación supondrá: un recorte de 5.000 millones de euros en el techo de gasto, pérdida de poder adquisitivo para salarios y pensiones, mantener la subida general del IVA en el 21%, incrementar la deuda en 10.000 millones de euros para tapar la liquidación del fondo de pensiones y seguir pagando más de 32.000 millones de euros de intereses...

Y, eso sí, cumplir con las exigencias de Estados Unidos y la OTAN para elevar los gastos militares, que suben un 32%.

1º. 5.000 millones recortados del techo de gasto

El techo de gasto sigue la senda de los recortes. En 2016 el techo de gasto se recortó un 4,4%; y ahora el techo fijado para estos presupuestos es de 118.337 millones de euros frente a los 123.394 de 2016, otro 4,1% menos. En total se habrá rebajado un 8,5% en los dos últimos años.

La bajada del techo de gasto supone sobre todo una caída del gasto en inversiones del 3%, la subida mínima del 0,25% en las pensiones...

2. Pérdida de poder adquisitivo de salarios y pensiones

Los salarios de los trabajadores públicos subirán el 1%, frente al 2% previsto que subirá este año la inflación (hasta el 2,5 aseguran los organismos internacionales). Es decir el salario real -la capacidad de compra- de los trabajadores públicos será cuanto menos el 1% más bajo.

Los pensionistas perderán casi el doble. El gobierno las mantiene casi congeladas, con la "subida" mínima del 0,25%. Es decir, que los pensionistas verán rebajado el poder adquisitivo de sus pensiones en el 1,75%.

Nos presentan las cuentas de las pensiones con truco, como si subieran. Dice Montoro que sube la partida de las pensiones, que se llevan 40,7 euros de cada 100, frente a los 38,5 del año pasado. Pero no es porque suba lo que cobran los pensionistas, sino porque hay más.

3. Un 22,2%, el mayor recorte en infraestructuras

La inversión en infraestructuras se desploma, es la más baja de la década, se reduce hasta los 7.540 millones de euros. Son 3.777 millones menos que el año pasado. ¡Un 22,2% menos!

La caída es general, salvo en Canarias, donde el gobierno necesita los votos de Coalición Canaria y Nueva Canaria, para aprobar los presupuestos, y sube un 2,5%.

Andalucía -con un recorte del 36,5%- y la Comunidad Valenciana -con el 33% menos- son las comunidades autónomas más castigadas. Seguidas de Galicia, Castilla-León y Asturias, todas con recortes por encima del 30%.

En Cataluña el recorte es del 2,7%, con una inversión de 1.149 millones, 30 millones menos que en 2016. Pero sobre todo es un camelo para los catalanes, después de que Rajoy se haya dedicado a vender y prometer que se invertirían más de 4.200 millones de euros en infraestructuras. 

4. Más de 32.000 millones pagaremos por los intereses de la deuda

Siguen disparados los intereses que pagamos por la deuda. Casi el cuatro por ciento (3,9%) de los presupuestos se los lleva el pago por los intereses de la deuda. Pagaremos 32.171 millones de euros solo por intereses. Además de las devoluciones de capital.

Además nos endeudaremos en 10.000 millones más para cubrir la liquidación del fondo de pensiones. Seguir hipotecando el futuro y manteniendo la soga de la deuda que estrangula los recursos para otras necesidades del país. Todo antes que, por ejemplo, afrontar una reforma fiscal para que paguen los que acumulan la riqueza o que los bancos devuelvan el dinero del rescate.

5. Se mantiene el tipo general del IVA en el 21%, los impuestos que más afectan a los ciudadanos

Nos han querido vender como una rebaja general del IVA la rebaja al 10% para un reducido grupo, los espectáculos en directo (teatro, conciertos o toros) y las lentillas y gafas. Bienvenidas sean esas rebajas.

Pero eso no puede ocultar la realidad. En primer lugar que esa rebaja consolida de hecho una subida del 2% de IVA para esos sectores, porque antes tuvieron un IVA reducido del 8%. Y en segundo lugar cómo en los espectáculos deja fuera al sector del cine, donde seguiremos pagando el 21% de IVA.

Pero sobre todo que los presupuestos mantienen la inmensa mayoría de las subidas del IVA en el 21%, especialmente en los servicios básicos, como la luz, el gas o los combustibles.

6. Menos dinero (-6,6%) para el desempleo

El gobierno continúa con su política de los últimos años de reducir sistemáticamente el dinero destinado a los parados..El dinero para el desempleo se recorta en un 6,6% respecto a 2016 y se queda en 18.318 millones de euros.

El año pasado Rajoy recortó un 21% esta partida de los presupuestos. Ahora da otro tijeretazo, en total 27,6% menos para los parados en dos años.

Se recorta en un sector que no deja de crecer. El 45% de los parados ya no recibe ninguna prestación.

Y eso es lo que va a seguir haciendo el gobierno. Se recorta el dinero destinado al desempleo porque se prevé que el paro seguirá bajando hasta el 16,6%, gracias a seguir creando empleo precario: 500.000 empleos, la inmensa mayoría con bajos salarios, temporales o a tiempo parcial. Pero de ninguna manera se destina más dinero para ese 45% de parados estructurales condenados a la miseria de las subvenciones de 420 euros, de Cáritas o a vivir de la pensión de sus familiares mayores.

Eso sí, se destinan 1.868 millones de euros para bonificaciones a la contratación, de lo que se beneficiarán sobre todo las grandes empresas.

7. Investigación lejos de 2008

La cantidad asignada en los Presupuestos Generales del Estado para las políticas de Investigación, Desarrollo e Innovación a lo largo de 2017 asciende a 6.029 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,1% con respecto al año anterior.

Pero sigue estando por debajo de los 10.600 millones de euros de 2008, cuando alcanzó su máximo histótico.

En 2013 cayó en picado, con 5.967 millones de euros, y aún no se ha recuperado.

En la subidas se acentúa la subida de un 9,2% de los recursos financieros, préstamos y créditos que suponen un 60% de la inversión total y que apenas son utilizados.

Además en estos presupuestos  hay un recorte de un 2,6% de los recursos no financieros, aquellos de los que dependen los proyectos de investigación desarrollados en las instituciones públicas.

Por partidas, fomento y coordinación de la investigación científica y técnica es la gran beneficiada este año, con 3.395 millones, lo que supone hasta un 110,9% más respecto a 2016, cuando se le destinó una partida de 1609 millones de euros.

Por otro lado, la investigación y desarrollo tecnológico-industrial, sufre un descenso del 64% respecto del año anterior, pasando de 2.110 millones a 760 millones de euros.

Capítulo importante son los recortes en la investigación científica y sanitaria, se recortan un 1,9% y un 0,8% respectivamente. Teniendo en cuenta que son sectores de la investigación especialmente relacionados con las condiciones de vida de la gente.

8. Recortes en Cultura (-0,7%)

La partida de Cultura baja a 801 millones, un 0,7% menos que los 807 millones de 2016 y continúa la larga lista de recortes. Más de la mitad de las partidas recortadas o congeladas.

La reducción alarga la lista de los años de recortes para las artes: su presupuesto contó con 1.050 millones en 2011, se fue precipitando hasta los 721,21 millones de 2013 y había vuelto a subir en 2015, con un aumento del 7,2%, hasta 803 millones. Ahora el Gobierno ha optado por no dar continuidad a ese crecimiento.

Entre los sectores con más recortes están el teatro, con una reducción del 5,4% (de 53,47 a 50, 6 millones) y la Administración del Patrimonio Histórico-Nacional, que pierde un 13,7% (de 126,1 a 108,85 millones). Los números son rojos también para Promoción y cooperación cultural: 7,6% menos, es decir, de rozar los nueve millones (8,76) a 8,1;  y Archivos sufre un recorte de unos 500.000 euros: de 26,94 a 26,43 millones

La mayor partida será la correspondiente a Artes Escénicas, con 235 millones, de los cuáles 100 millones serán para música y danza; cinematografía (85 millones) y teatro (51 millones).

La música y la danza, con 100 millones, se llevan la mayor dotación, seguido del cine y el teatro

La cultura sigue suponiendo el 0,2% de la dotación presupuestaria total, pese a que aporta el 2,5% del PIB, según el Anuario de Estadísticas Culturales publicado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

La congelación de los fondos cuestiona también sobre la realización del Plan 2020, las 150 medidas que el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, presentó la semana pasada en el Congreso como su hoja de ruta.

9. Insuficiencias y recortes en servicios sociales (dependencia, violencia de género...)

No cubre las necesidades de atención a la dependencia

El Gobierno solo aumenta en 100 millones el presupuesto para el Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD), hasta los 1.355 millones de euros. Una partida que se ha recortado en más de 3.000 millones de euros desde 2011.

Para el presidente de la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, José Manuel Ramírez, destacar ese aumento es "cruel porque genera una espectativa en los dependientes que no se va a cumplir, con lo cual es engañar a esas personas que están en la mas absoluta desesperación y que están viviendo un sufrimiento terrible esperando a que les atiendan".

"Con esos cien millones más, si tenemos en cuenta que el coste anual por dependiente atendido es de 8.000 euros, te sale a que se pueden atender a 14.000 dependientes más, el 4 por ciento de las personas que están en lista de espera, que ascienden a 350.000".

Las Actuaciones para la prevención integral de la violencia de género, se dotan con 28 millones, un 9,9 por ciento más que el año anterior, pero absoloutamente isuficientes como denuncias todo tipo de asociaciones.

10.  Defensa aumenta un 32% para cumplir con la OTAN y EEUU

El presupuesto de Defensa pasa de 5.734 millones el año pasado a 7.576 millones, lo que supone un 32% más, por la inclusión de 1.818 millones de euros para pagar los llamados Programas Especiales de Armamento (PEAS), que hasta ahora se pagaban con créditos especiales.

Con esta medida el gobierno sigue el camino marcado por las exigencias de Estados Unidos y la OTAN para que España llegue al 2% del PIB. Este es el compromiso adquirido por la ministra de Defensa con Trump (antes ya se comprometieron a hacerlo con la OTAN) lo que supondrá duplicar en esta legislatura el presupuesto total de Defensa, para llegar a más de 20.000 millones de euros en gastos militares.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad



COMENTARIOS

sargento arensivia el del tijeretazo (invitado) 07-04-2017 02:43

Se me ha quitado hasta el hambre leyéndolo.Es más necesario que nunca la "Redistribución de la riqueza"