Drástica rebaja de impuestos para los banqueros

Las recetas de Zapatero

Elevar los impuestos a las rentas más altas y disminuí­rselos a los trabajadores deberí­a de ser uno de los ejes de una polí­tica fiscal progresista.

0
0 votos
11-01-2009
Publicidad
Pues bien, el PSOE de Zapatero está haciendo justo lo contrario. Durante los años de gobierno de Zapatero la presión fiscal se ha elevado sensiblemente, pero no lo ha hecho de forma igualitaria. En ayuntamientos y comunidades no pierden ocasión de ejecutar auténticos "tarifazos" que elevan drásticamente los impuestos de basuras o similares, los que pagamos los trabajadores. Y cuando llega el momento de legislar los tributos que sólo pagan los oligarcas, entonces la mano de Hacienda se vuelve ancha. Pues bien, el PSOE de Zapatero está haciendo justo lo contrario. Durante los años de gobierno de Zapatero la presión fiscal se ha elevado sensiblemente, pero no lo ha hecho de forma igualitaria. En ayuntamientos y comunidades no pierden ocasión de ejecutar auténticos "tarifazos" que elevan drásticamente los impuestos de basuras o similares, los que pagamos los trabajadores. Y cuando llega el momento de legislar los tributos que sólo pagan los oligarcas, entonces la mano de Hacienda se vuelve ancha.
En estos dí­as ha saltado a los medios de comunicación lo que se ha denominado el escándalo del aguinaldo fiscal del Gobierno a la banca, que consiste en reducir del 43% al 18% la tributación de los intereses pagados a accionistas, administradores y otras personas vinculadas a entidades financieras.
La discriminación es evidente y deja bien claras cuales son las prioridades de este gobierno. Otros grupos -pequeños empresarios...- no han visto reducidos, sino incrementados sus impuestos.
El gobierno de Zapatero ha impuesto la rebaja fiscal para los banqueros de prisa y corriendo y de tapadillo. Una de las cuestiones más controvertida ha sido la forma de hacerlo: mediante un decreto que modifica lo dispuesto en una ley; algo que podrí­a ser cuestionado en los tribunales. Para colmo, se ha inscrito en el llamado í­ndice verde donde van a parar las disposiciones que no requieren debate en el Consejo de Ministros, porque es suficiente con su aprobación en la Comisión de Subsecretarios, lo que ha causado malestar incluso en algunos miembros del Gobierno.
Son ya demasiados signos. Primero el multimillonario plan de rescate, ahora la rebaja de impuestos. La socialdemocracia de Zapatero se ha convertido en uno de los mejores custodios de los beneficios de los grandes bancos. Aunque sea a costa del conjunto de trabajadores.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad