Ciencia

Matemáticas Aplicadas, ¿al servicio de quién?: Predecir crisis económicas

Esta crisis económica que todos los trabajadores estamos padeciendo con despidos, expedientes de regulación de empleo, recortes en pensiones etc.… ha dado que pensar a un grupo de cientí­ficos.

0
0 votos
10-01-2009
Publicidad
Se están buscando nuevos modelos matemáticos más fiables para predecir crisis económicas futuras. Unos investigadores del Laboratorio Nacional de Argonne están intentando elaborar nuevos modelos informáticos sobre el comportamiento de la economí­a. De esta forma pretenden que "los responsables" de trazar estrategias a gran escala dispongan de herramientas más realistas sobre cómo funcionan los diferentes tipos de mercado y con ello poder prevenir futuras crisis. Se están buscando nuevos modelos matemáticos más fiables para predecir crisis económicas futuras. Unos investigadores del Laboratorio Nacional de Argonne están intentando elaborar nuevos modelos informáticos sobre el comportamiento de la economí­a. De esta forma pretenden que "los responsables" de trazar estrategias a gran escala dispongan de herramientas más realistas sobre cómo funcionan los diferentes tipos de mercado y con ello poder prevenir futuras crisis.
Para ello se han centrado en que esto es una crisis financiera y el problema de la predicción es que no se ha tomado en consideración un factor fundamental para ellos la toma de decisión de inversores o clientes individuales. Como señala Charles Macal, científico de sistemas de Argonne: “los modelos tradicionales no representan a los individuos en la economía, o los representan a todos de la misma forma, como agentes completamente racionales. Debido a que ignoran muchos otros aspectos del comportamiento que influyen en cómo las personas toman decisiones en la vida real, estos modelos no pueden siempre predecir con precisión la dinámica del mercado”.

Han elaborado un nuevo conjunto de simulaciones para anticipar cómo se comportan los mercados basándose en informaciones obtenidas parcialmente de encuestas donde se pregunta sobre los factores que influyen en cómo toman decisiones a la hora de invertir. Así, según ellos, logran un conocimiento más preciso de los patrones de comportamiento de los individuos en un mercado.

Estos nuevos modelos, basados en diversos agentes sociales, calculan por separado las decisiones probables para cada individuo en un modelo, como por ejemplo, cuán dispuestos están a correr un riesgo, cuán fuertemente valoran el futuro o cuánto tiempo y esfuerzo son capaces de dedicar a la toma de decisiones. Toman el impacto de estas decisiones y las comparan con otros agentes. Con esto pretenden prever el pánico de los inversores, “la mentalidad de rebaño de los consumidores”, el alargamiento de una mala racha y otros fenómenos de los mercados que son pasados por alto en los modelos basados sólo en la toma racional de decisiones por parte de los actores sociales.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad