Entrevistas Iñaki Arteta

"El infierno vasco" finalista en los premios del Cí­rculo de Escritores Cinematográficos

"El PNV son cómplices, es un nacionalismo omní­voro"(…) "El nacionalismo y el terrorismo son necesarios pero no suficientes."

0
0 votos
09-01-2009
Publicidad
             El título del documental es claro. ¿Realmente es un infierno el País Vasco?
 
              Es un infierno para los que no son nacionalistas. En la película aparece una selección de personas que representan un colectivo que ha sufrido la presión nacionalista. Basta imaginarse la vida de un policía o un ertzaina o un profesor rodeado de abertzales. Están marcados por sus ideas, sufren la violencia, la presión, el aislamiento, los matan civilmente. Euskadi es maravilloso para estar una semana de vacaciones, te tratan bien la gente puede no notarlo pero si yo paso por el ayuntamiento de mi pueblo en la margen izquierda y voy con alguien que no es de aquí y paso por la plaza tengo que explicarle a mi acompañante que  esos 20 chicos son todos escoltas de diez concejales, hay policía por todas las esquinas y hay gente que vigila a otra gente para poder aniquilarla. En los bares no se habla de política, es una vocación al disimulo, no crear problemas, aparentar ser nacionalista
 
               ¿Por qué animas al público a ver está película?
 
 
           Porque es algo que siente la sociedad vasca pero que siente también la sociedad española de hoy. Ese protagonismo que tienen los nacionalistas sobre el vivir político del país, esa sobre exposición de lo nacionalista que hace que sectores de la sociedad tenga que vivir sin libertades. Yo creo que es algo que todos los españoles intuyen, pero lo que no se conoce es el día a día. Tienes que tomar decisiones que te obligan o bien a ser un héroe o bien en poner en peligro tu libertad o a tu familia o perder libertades por ser un disidente ideológico. Es absolutamente necesario que se conozca, porque es una realidad que a nivel político no se refleja.
 
             Hablas en la presentación de los vascos que han tenido que abandonar Euskadi pero también del aislamiento social. ¿Que papel ha jugado el gobierno del PNV en estos treinta años?
 
               Son cómplices, para que vamos a llamarlo de otra manera. El nacionalismo y el terrorismo son necesarios pero no son suficientes. El nacionalismo sin el terror de ETA sería similar a la situación de Cataluña de presión social pero sin llegar a más. Continuamente hacen gestos hacia los colectivos de presos con los que dicen estar en contra. Es un nacionalismo omnívoro, que ha provocado unas circunstancias extrañísimas. Tomar decisiones como a que colegio matricular a tu hijo son decisiones extraordinarias.
                 ¿Cómo se puede explicar que en una población tan reducida 200000 exiliados resulten invisibles? Creo que la gente desconoce las dimensiones que tiene el asunto.
             Así como las víctimas mortales han tenido cierta visibilidad, coyuntural siempre, la gente que se ha ido marchando sin apuntarse en ninguna lista, como un constante goteo, esa gente, que tubo que irse por la puerta de atrás, no ha entrado en ningún censo. No le ha importado a nadie, no ha tenido ningún peso político. Ahora se habla de aprobar una ley para que puedan votar. Ya va siendo hora. Es necesario que se abra un debate, que la gente se pregunte donde está esa gente, porque se han ido  y que hacer para que tengan influencia política en su comunidad. Si uno hecha un vistazo a la situación demográfica del País Vasco ha sido decreciente. Hasta hace cuatro años no sólo no había aumentado la población, sino que decreció, había 16000 menos empadronados, y como consecuencia 16000 menos votantes. ¿Cómo es posible que en lugar con la belleza de Euskadi, con su nivel de renta no haya atraído más población sino que haya decrecido?
 
          ¿Te gustaría abordar el tema desde la ficción?
 
            Sí, mucho. De hecho antes de realizar los documentales a principios de los 90 lo intentamos pero no salió adelante. La ficción es muy cara. También estamos trabajando ahora en dos cosas, ya veremos. Hace falta, yo creo que la ficción puede llegar todavía de forma más intensa.
 
         Sí, la ficción son mentiras que dicen verdades
 
         Sí, el documental todo el mundo sabe que ha pasado, sin embargo la ficción si te lo cuentan bien, las verdades se pueden contar con más detalles, es la capacidad de imaginar de vivir sensaciones.
 
           A pesar del reconocimiento de otros trabajos tuyos anteriores solo se ha estrenado en ocho salas, ¿Es difícil la distribución del documental, o en este caso particular influyen otros factores?
 
        Hay otros factores, aunque el documental es un género muy minoritario, además la asistencia a salas va a menos y es difícil  estrenar. Son pocas salas pero realmente a más no se puede acceder, si te fijas en la cartelera ¿cuántos documentales hay? El canal principal son las televisiones, las autonómicas.
 
 
 
 
 
 
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad