Internacional, EE UU bonbardea dentro de las fronteras de Pakistán

Pakistán continúan los ataque aéreos de EE UU

El ataque con misiles disparados desde un avión no tripulado ocurrió cerca de la localidad de Karikot, en Waziristán del sur, en el norte de Pakistán donde operan talibanes y miembros de Al Qaeda,

0
0 votos
09-01-2009
Publicidad
Pakistán condenó hoy el ataque con misiles que lanzó la aviación estadunidense la ví­spera en su territorio y convocó a la embajadora de Estados Unidos en Ismabad, Anne Patterson, para dar una explicación de lo sucedido. Pakistán condenó hoy el ataque con misiles que lanzó la aviación estadunidense la ví­spera en su territorio y convocó a la embajadora de Estados Unidos en Ismabad, Anne Patterson, para dar una explicación de lo sucedido.

Dos jefes de Al Qaeda en Pakistán murieron en un ataque con misiles lanzado por la Agencia Central de Inteligencia de EEUU (CIA) el 1 de enero, informó hoy el diario The Washington Post en su página de internet.

Añadió que los muertos son Osama al-Kini, considerado jefe de operaciones de Al Qaeda en Pakistán, y su lugarteniente, Sheikh Ahmed Salim Swedan,

El diario, que citó fuentes de los servicios antiterroristas estadounidenses, dijo que ambos eran vinculados a una serie de atentados suicidas perpetrados en Pakistán en los últimos meses, incluyendo uno en septiembre contra un hotel de la capital de ese paí­s que se cobró la vida de 53 personas.

Kini fue el octavo alto lí­der muerto por los ataques de la CIA que se iniciaron en septiembre del año pasado, según las fuentes.

El ataque con misiles disparados desde un avión no tripulado ocurrió cerca de la localidad de Karikot, en Waziristán del sur, en el norte de Pakistán donde operan talibanes y miembros de Al Qaeda,

Pakistán condenó hoy el ataque con misiles que lanzó la aviación estadunidense la ví­spera en su territorio y convocó a la embajadora de Estados Unidos en Ismabad, Anne Patterson, para dar una explicación de lo sucedido.

El primer ministro paquistaní­, Yousuf Raza Gilani, aseguró que es intolerable que aviones no tripulados estadunidenses sigan lanzando misiles su territorio nacional, ya que son una clara violación a su soberaní­a e integridad como Estado independiente.

Las zonas tribales del norte de Pakistán han sido blanco en los últimos meses de una serie de ataques con misiles lanzados por aviones no tripulados

Ante la muerte de muchos civiles durante esos operativos, el gobierno paquistaní­ ha protestado de manera formal ante Estados Unidos por las incursiones en su territorio y exigido ponerles fin, sin embargo Gilani aseguró que no se ha logrado un acuerdo.

En Septiembre de 2008 Bush dio autorización a las fuerzas armadas y los servicios secretos de EEUU para llevar a cabo ataques en Pakistán sin pedir el permiso del gobierno paquistaní­. La CIA lleva tiempo lanzando desde Afganistán ataques aéreos contra objetivos dentro de Pakistán

La mayorí­a Pastún siempre ha mantenido estrechos lazos con sus compañeros pastunes en Pakistán. La frontera fue una imposición del Imperio Británico y siempre ha sido porosa. Es prácticamente imposible construir una valla tejana o un muro israelí­ a través de los montañosos y poco definidos 2.500 kilómetros de frontera que separan ambos paí­ses.

Pakistán, cuyos servicios secretos ISI crearon el movimiento talibán como factor para estabilizar a su turbulento vecino, trata desde la ofensiva de EEUU contra los talibanes en 2001 de nadar y guardar la ropa, ya que tiene en su paí­s una importante población pastún (la mayoritaria) que simpatiza con el extremismo de talibanes y Al Qaeda. De hecho, a la zona pastún (noroeste y norte) apenas llega el control del Gobierno.
La guerra que lleva a cabo Estados Unidos en el vecino Afganistán no se está desarrollando en absoluto como aquel querrí­a. Después de cinco años la resistencia gana en potencia. De vez en cuando Estados Unidos y la OTAN tienen un éxito, pero cada vez más tienen que recurrir a los ataques aéreos

La pesadilla de los generales estadounidenses y de la OTAN es ver cortar sus lí­neas de aprovisionamiento en el interior de Pakistán. En este caso, prácticamente la única opción que tendrí­an las tropas occidentales serí­a retirarse. Este fracaso constituirí­a un enorme revés para toda la estrategia hegemónica de Washington.

Desde la caí­da de Musharraf, EE UU esta cambiando de estrategia, ante la imposibilidad de controlar la región Pastún desde Afganistán cada vez ve mas necesario desplegar tropas en la zona Pastún de Pakistán, hecho que se enfrenta cada vez mas a sectores de el ejercito Pakistaní­, la mayorí­a de etnia Pastún e islamistas. Washington ve cada vez con mejores ojos un proceso de balcanización en Pakistán, que le permita intervenir sobre el terreno.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad