SELECCION DE PRENSA INTERNACIONAL

El Relator de ONU afirma que Israel cometió "crimenes contra la humanidad" en Gaza

"En este caso Israel prohí­be a los civiles refugiarse. Eso es lamentable y casi que único. La ausencia de refugiados muestra que Israel impuso tal fuerza para que nadie pueda salir de Gaza"

0
0 votos
08-01-2009
Publicidad
Reproducimos aquí­ por su interés la noticia de la Agencia EFE acerca de las declaraciones del relator especial de la ONU para los Derechos Humanos en los Territorios Palestinos Ocupados desde 1967, Richard Falk. Sorprende que un funcionario de un organismo diplomático internacional se pronuncie de forma tan clara y diáfana -sin lugar a ambigüedades ni a equidistancias- condenando la actuación criminal de Israel. Falk destaca además dos cuestiones importantes. Una que, a diferencia de otros conflictos, en la masacre de Gaza no hay un éxodo masivo de refugiados, por la sencilla -e ignominiosa- razón de que el ejército israelí­ ha confinado a la población de Gaza (un millón y medio de personas) mientras bombardea encarnizadamente su territorio. La segunda es la observación que hace acerca del próximo papel de la administración Obama: Falk expresa su esperanza en que la Casa Blanca utilice la ONU "de forma más constructiva", excepto… con el conflicto palestino-israelí­, "por las fuertes presiones que tiene", dice. ¿Se refiere Falk a las maniobras que -como hemos ido denunciando desde estas páginas- buscan que el nuevo equipo de la Casa Blanca no pueda cambiar de polí­tica con respecto a Israel y Oriente Medio?. Maniobras que tienen en la brutal ofensiva contra Gaza el medio más eficaz para que Oriente Medio arda sin control durante varios años más… Reproducimos aquí­ por su interés la noticia de la Agencia EFE acerca de las declaraciones del relator especial de la ONU para los Derechos Humanos en los Territorios Palestinos Ocupados desde 1967, Richard Falk. Sorprende que un funcionario de un organismo diplomático internacional se pronuncie de forma tan clara y diáfana -sin lugar a ambigüedades ni a equidistancias- condenando la actuación criminal de Israel. Falk destaca además dos cuestiones importantes. Una que, a diferencia de otros conflictos, en la masacre de Gaza no hay un éxodo masivo de refugiados, por la sencilla -e ignominiosa- razón de que el ejército israelí­ ha confinado a la población de Gaza (un millón y medio de personas) mientras bombardea encarnizadamente su territorio. La segunda es la observación que hace acerca del próximo papel de la administración Obama: Falk expresa su esperanza en que la Casa Blanca utilice la ONU "de forma más constructiva", excepto… con el conflicto palestino-israelí­, "por las fuertes presiones que tiene", dice. ¿Se refiere Falk a las maniobras que -como hemos ido denunciando desde estas páginas- buscan que el nuevo equipo de la Casa Blanca no pueda cambiar de polí­tica con respecto a Israel y Oriente Medio?. Maniobras que tienen en la brutal ofensiva contra Gaza el medio más eficaz para que Oriente Medio arda sin control durante varios años más…
 "El relator especial de la ONU para los Derechos Humanos en los Territorios Palestinos Ocupados desde 1967, Richard Falk, acusó hoy a Israel de cometer crímenes contra la humanidad en Gaza y subrayó que Naciones Unidas no está cumpliendo su "propia carta" en este caso.

"Israel comete un crimen contra la humanidad y debe ser castigada por eso", declaró Falk en una rueda de prensa en el Núcleo de Estudios sobre la Violencia de la Universidad de Sao Paulo.

El relator, especialista en derecho internacional, afirmó que el bloqueo israelí de Gaza de los últimos 18 meses es "una infracción al derecho humanitario", porque "la potencia ocupante debe garantizar el acceso de la población civil a alimentos y medicamentos".

Esta violación del derecho internacional humanitario "constituye crímenes contra la humanidad y los responsables de imponer esa situación deben ser responsabilizados".

En ese sentido, sin embargo, apuntó que si el Gobierno israelí es declarado culpable en una investigación, los responsables deberán someterse a un juicio en un tribunal creado especialmente, como sucedió con Ruanda, pues Israel no forma parte de la Corte Internacional de Justicia.

La Franja de Gaza, sometida a bombardeos desde el 27 de diciembre pasado y donde ya hay más de 700 muertos y varios miles de heridos, es la región más densa del mundo, con 4.500 personas por kilómetro cuadrado y el hacinamiento ha sido uno de los factores que más ha contribuido a aumentar el número de víctimas civiles.

El experto en temas internacionales lamentó también el hecho de que el Gobierno de Israel haya privado a los civiles palestinos de la Franja de Gaza de su derecho a refugiarse en otros países.

"En Irak, África, hay personas intentado escapar de los conflictos armados y muchas lo consiguen, pero en este caso Israel prohíbe a los civiles refugiarse. Eso es lamentable y casi que único. La ausencia de refugiados muestra que Israel impuso tal fuerza para que nadie pueda salir de Gaza", manifestó.

Falk evitó calificar de "terrorista" al grupo palestino Hamás, que es el principal blanco de Israel en esta ofensiva, y tampoco quiso referirse a la situación como un "genocidio".

"Es una crisis profunda, con un desequilibrio desproporcionado de armamento moderno, pero no es útil utilizar el término 'terrorista', porque ilegales e inmorales crean una disculpa legal para lo que Israel quiere hacer. El problema no es Hamás, pero el liderazgo político de Israel utiliza eso como disculpa para atacar", señaló.

De acuerdo con Falk, "eso es una fuga de la diplomacia, una justificativa para usar la fuerza" y la palabra "genocidio" es una expresión "también muy delicada".

"Las Naciones Unidas solo actúan de manera eficaz cuando sus principales miembros lo desean y la oposición de Estados Unidos a la protección de los palestinos hizo que la ONU no cumpla su propia carta", subrayó.

El internacionalista aconsejó que cualquier medida adoptada debe partir de tres principios: "tregua inmediata, suspensión del bloqueo por parte de Israel y fin del lanzamiento de misiles de parte y parte".

El especialista se refirió también al papel del nuevo Gobierno estadounidense frente al conflicto y su participación en el seno de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

"Es muy difícil lo que va a pasar con la política exterior del presidente Barack Obama (quien asumirá el cargo el 20 de enero). Creo que él va a intentar usar a la ONU desde una posición más constructiva, excepto en la situación Israel-Palestina, por las fuertes presiones que tiene", opinó.

El relator descartó dejar su cargo ante la ONU, a pesar de ser impedido para ejercerlo por Israel, país que sólo le concedió visa para dictar clases en universidades.

"No pretendo abandonar el puesto y mucho menos ahora. Puedo colaborar con otros relatores de la ONU que están allí y en países vecinos. Quien critica la ocupación no es recibido por Israel, pero este hecho no me hará renunciar al cargo", indicó.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad