Cuarenta nuevas detenciones de la trama golpista "Ergenekon"

Gaza, Ergenekon y la órbita de los sultanes

Ergenekon no tiene nada que ver con los intentos de los defensores del legado de Ataturk. Si alguien tiene suficiente valor para tirar de ellos, los hilos de oro de Ergenekon le conducirán… a la CIA

0
0 votos
08-01-2009
Publicidad
El Estado Mayor del Ejército -institución omnipresente en Turquí­a- ha tomado buena nota de las duras palabras que el jefe del ejecutivo, el islamista moderado Erdogan, ha dirigido contra Israel y apoyando al gobierno de Gaza. Conforme el gobierno turco dirige a Turquí­a a órbitas cada vez más alejadas de Washington, arrecian las tensiones polí­ticas internas -presentadas como un debate islamismo-laicismo-, y se escucha el rumor lejano de los sables. Esta misma semana (¿coincidencia?) eran detenidas 40 personas implicadas en la "Red Ergenekon", una oscura trama golpista para derrocar al gobierno de Erdogan.
 (Efe) Erdogan, primer ministro turco
(Efe) Erdogan, primer ministro turco
El Estado Mayor del Ejército -institución omnipresente en Turquí­a- ha tomado buena nota de las duras palabras que el jefe del ejecutivo, el islamista moderado Erdogan, ha dirigido contra Israel y apoyando al gobierno de Gaza. Conforme el gobierno turco dirige a Turquí­a a órbitas cada vez más alejadas de Washington, arrecian las tensiones polí­ticas internas -presentadas como un debate islamismo-laicismo-, y se escucha el rumor lejano de los sables. Esta misma semana (¿coincidencia?) eran detenidas 40 personas implicadas en la "Red Ergenekon", una oscura trama golpista para derrocar al gobierno de Erdogan.
El primer ministro turco, endureció sus criticas al Gobierno de Tel Aviv por su ofensiva militar en la franja de Gaza. "La historia escribirá lo que están ustedes haciendo hoy como un capítulo negro de la vida humana", dijo Erdogan a los dirigentes de Israel y calificó de "imperdonable" que una nación que ha sufrido tanto como el pueblo judío ahora actúe así. "No estamos hablando simplemente como líderes de cualquier país. Somos los nietos de los otomanos que albergaron a sus antepasados cuando eran perseguidos", recordó el primer ministro, en alusión a los judíos sefardíes refugiados en Turquía.
 
Erdogan definió a Gaza como la mayor prisión abierta del mundo y un campo de concentración de una población que vive hambrienta desde hace dos años.  El primer ministro denunció que no puede haber excusas o legitimación para matar mujeres y niños y bombardear plazas, ambulancias y a civiles inocentes. Luego cargó las tintas contra criticó la doble moral de la comunidad internacional y las potencias occidentales: "La ONU, la Unión Europea, Estados Unidos, la Organización de la Conferencia Islámica tienen responsabilidad (en esta situación). Aquellos que actuaron inmediatamente en Georgia ¿por qué están ahora silenciosos?", preguntó.
 
Respecto a la victoria electoral del movimiento islámico radical Hamás hace dos años, Erdogan -líder de un partido, el gobernante AKP, que defiende un islamismo moderado- hizo hincapié en que aquellos comicios palestinos fueron los más transparentes y honestos en la historia de Oriente Medio.
 “Pero ni Estados Unidos, ni la UE, lo reconocieron porque no les gustó el resultado de las urnas”, enfatizó.
 
Las declaraciones contra Israel no son la primera vez que el gobierno islamista moderado de Erdogan contraria al hegemonismo. En plena guerra de Irak, Turquía, un país de la OTAN, denegó el permiso a EEUU para que pudiera utilizar suelo turco para invadir el norte de Irak.
 
Desde entonces, y a medida que la orientación de la política exterior de Erdogan iba alejando progresivamente a Turquía de la orbita norteamericana, los centros de poder hegemonistas iban poniendo en tensión los abundantes resortes de control internos que poseen sobre el país otomano. Y así, en los últimos años se ha ido destapando la existencia en Turquía de una oscura y secreta trama, la “Red Ergenekon”
 
Por otra parte, esta misma semana una macrooperación desarrollada de  forma simultánea en seis ciudades turcas, la policía y la fiscalía turca han detenido a 40 personas por su implicación en la Red Ergenekon. No se trata de elementos marginales de los bajos fondos. Entre los detenidos se encuentra Yalcin Kucuk, un conocido profesor y autor de libros de gran popularidad, los generales retirados Erdal Sener y Kemal Yavuz, así como el antiguo jefe de la unidad de operaciones especiales de la Policía Ibrahim Sahin, entre otros. Los agentes detuvieron y registraron también la casa del general Tuncer Kilinc, antiguo secretario general del Estado Mayor, y un peso pesado en el mundo militar.
 
El juicio a la presunta trama golpista Ergenekon comenzó el pasado octubre con un auto de procesamiento de cerca de 2.500 páginas en las que aparecen acusadas 86 personas. Antes de comenzar el proceso, Ayhan Carkin, un policía retirado, reconoció haber matado a 1.000 personas en nombre del Estado en la "guerra sucia", apuntando en sus confesiones a los medios turcos a la trama Ergenekon de estar detrás de esas acciones
 
El "macrojuicio" ha dividido a la sociedad turca, polarizada entorno al “islamismo o laicismo”. Los implicados en la trama se presentan como defensores de las ideas de laicismo del fundador de la Turquía moderna, Mustafá Kemal “Atatürk”. Pero la Red Ergenekon no tiene nada que ver con los intentos de los defensores del legado de Ataturk. Si alguien tiene suficiente valor para tirar de ellos, los hilos de oro de Ergenekon le conducirán… a la CIA.
 
La investigación de la Red Ergenekon revela sólo la punta del iceberg de la existencia en Turquía de un auténtico “Estado Mayor Secreto” incrustado en puestos claves de los aparatos estatales –el ejército, la policía, los servicios secretos, los partidos políticos, los medios de comunicación, la enseñanza-, que vela porque el país otomano se mantenga en la órbita y en el rumbo que le ha asignado el hegemonismo. Un “Estado dentro del Estado” cuya existencia podemos vislumbrar en la “Red Gladio” que sembró de cadáveres la Italia de los “años de plomo”, o en la red de agentes de la CIA que en los años 70 preparaba el baño de sangre de los golpes en Chile o Argentina. O en las actividades de la misma agencia durante la Transición española.
 
La existencia de la Red Ergenekon nos recuerda que la intervención “desde dentro” del hegemonismo norteamericano en los países que tiene bajo su dominio, es algo –como la masacre de Gaza- de rabiosa actualidad.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Conspiranoias permitidas, conspiranoias prohibidas
David Bezoar