Cine

"IL DIVO o la sombra alargada de un hombre de Estado"

La pelí­cula de Paolo Sorretino es una mirada valiente y sobrecogedora sobre el papel polí­tico que jugo Andreotti desde los años 70

0
0 votos
07-01-2009
Publicidad
           Giulio Andreotti dominó la escena política italiana durante 50 años, la película de Paolo Sorretino es una mirada valiente y sobrecogedora sobre el papel político que jugo Andreotti desde los años 70 hasta 1992, año en que acabo su último mandato, sumándose así el director a  esclarecer de forma comprometida la historia mas reciente de Italia.
         La cámara ha sido capaz de transmitir la sombra alargadísima del siniestro jefe de estado, un esperpento que si no diera espanto, la atmósfera gris cargada de sangre y muerte que llena la pantalla, nos daría risa. Pero no, el alma agarrotada del líder de la socialdemocracia cristiana es la mano instigadora del asesinato de Aldo Moro  a través de las Brigadas Rojas para impedir que los comunistas formaran Gobierno o utilizar a la Cosa Nostra (la Mafia italiana) para quitarse de en medio a cualquier  persona o grupo que pusiera en cuestión su poder o manchara su nombre; vease el juez Falcone en su investigación sobre la relación de la Mafia con el Estado italiano.
          Estamos ante una película comprometida con la misión de ahondar en las heridas abiertas de la debilitada democracia italiana, sin rehuir poner los dedos en las llagas de los asuntos mas sucios del poder político y del vaticano ; donde nunca se sabe donde empieza La Cosa Nostra y donde acaba la mano que la mece desde un Estado ,encarnado en Andreotti ,cada día mas corrupto. Hay que la, porque como dice un personaje en la película:"La sangre de Aldo Moro te salpicara el alma." 
 
 
       Frases de Andreotti:
 
         "En las novelas policíacas siempre se encuentra al culpable ,en la vida real nunca"
 
          "La mezquindad de un hombre bueno siempre es peligrosa"
 
            "Lo leímos en los evangelios .cuando Jesucristo se le preguntaba lo que era la verdad .el nunca respondía."
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad