Televisión

La televisión China cumple 50 años.

Medio siglo ha pasado desde que CCTV, la televisión pública China, comenzara sus emisiones. Hoy el cine y la televisión china se encuentran en plena explosión productiva.

0
0 votos
07-01-2009
Publicidad
           Pese a los límites de la censura, la televisión se ha convertido en el primer ejemplo del aperturismo del país. Se empieza a rodar la primera serie de producción nacional sobre la vida de Bruce Lee. También se anuncian re-makes propios de series de origen americano, como Prison Break o Mujeres Desesperadas.
 
              Como conmemoración se celebró una gala espectacular en el Gran Palacio del Pueblo,  la sede del Poder Legislativo. El presidente Hu Jintao envió una carta de felicitación a CCTV, en la que calificó al canal televisivo de "una importante ventana con la que China conoce el mundo y el mundo conoce a China". En esta misma línea, Li Changchun, jefe de propaganda, pidió en la ceremonia que CCTV se esfuerce para conseguir "que la voz de China se oiga a nivel mundial".
 
          No en vano, la televisión pública en China, que solo es un año más joven que la española, se encuentra inmersa en un proceso extraordinario de producción. Después de asombrar al mundo con la espectacular factura de la realización durante los Juegos Olímpicos, comienzan a exportar de forma sistemática sus productos audiovisuales.
 
          Si el cine chino se encuentra en plena expansión, con ejemplos como el genial director Wong Kar Wai, la televisión se prepara también para dar ese salto. Anuncia el lanzamiento de la serie más completa sobre la vida de Bruce Lee, natural de Hong Kong, y que se hizo famoso mundialmente. Con un presupuesto de 5 millones de dólares, y rodada en 6 países, promete ser el próximo producto de más salida comercial.
           También se emiten periódicamente series extranjeras. Recientemente ha alcanzado un gran éxito Mujeres Desesperadas, productos que consiguen conectar enormemente con la población china, ávida de  nuevas ideas. Se anuncia la versión china de la serie Prison-Break, sobre la evasión de una cárcel de máxima seguridad. Aunque en este caso, se han negado a pagar los derechos que exigía la norte-americana FOX.
 
         Hasta finales de los años 70, CCTV tenía sólo un canal, mientras que ahora posee 16, alguno de ellos especializado en deportes, cine, economía, noticias, ópera tradicional… ¡Y hasta uno en español! Gran reflejo de la cantidad y calidad de la oferta pública de televisión que ofrece de forma gratuita el gigante asiático.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad