Ante la nueva financiación autonómica

Sale a la luz la "esquizofrenia" del PP

Para el PP la defensa de la unidad de España tiene unos lí­mites claros, los intereses de las burguesí­as burocráticas regionales que representan Camps o Esperanza Aguirre

0
0 votos
07-01-2009
Publicidad
El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha calificado de "riego por inundación" el sistema elegido por el presidente del Gobierno para alcanzar un nuevo sistema de financiación autonómica, que tiene por objetivo debilitar aún más la cohesión nacional. Ha estimado que "a las comunidades autónomas hay que financiarlas con los recursos que están en los Presupuestos Generales del Estado, porque, como sigamos en esa espiral de gasto que no beneficia al ciudadano concreto, corremos el serio riesgo de hipotecar el futuro de nuestro país".
Sin embargo, Esperanza Aguirre y Camps han apoyado el modelo esbozado por el Gobierno, que toma parte de la propuesta de Montilla. Aguirre se mostró satisfecha porque se va a tener muy en cuenta la evolución de la población, lo que beneficia a Madrid. Camps reveló que Zapatero ha reconocido el millón de nuevos ciudadanos que viven en la Comunidad Valenciana, en relación con lo que se calculó en 1999.
¿A qué debe esta “esquizofrenia” del PP que ha salido a luz con motivo de la nueva financiación autonómica? UPyD, en palabras de Rosa Díez, afirma que el PP está cargado de complejos e hipotecas territoriales. Digamos que las cúpulas de las organizaciones territoriales del PP, como las del PSOE, dependen de las burguesías burocráticas regionales en cada comunidad, y son, por tanto, expresión de los intereses de estas castas locales, cultivadas por el abono de los crecientes presupuestos autonómicos y las entidades institucionales y económicas vinculadas al poder autonómico.
¿Saben lo que une las dos partes? Que lo digan ellos mismos. El presidente del PP considera que "todas las comunidades van a defender sus propios intereses, porque es su obligación; el presidente de cualquier comunidad autónoma, sea del partido que sea, piense como piense, su primera obligación es defender los intereses de su comunidad autónoma". El consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, ha recordado que la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, tiene "como obligación única o fundamental defender los intereses de Madrid".
Realmente para el PP la defensa de la unidad de España tiene unos límites muy claros y precisos, los intereses de las burguesías burocráticas regionales. Y esta “esquizofrenia” viene de antes. Recordemos, que mientras se criticaba el Estatut catalán, se introducía en el valenciano la “cláusula Camps”, a saber, se incorporaría lo mismo que se aprobara para Cataluña.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad