El TPI confirma cinco cargos por crí­menes de guerra y contra la Humanidad

Bemba ¿Quién pagaba tus honorarios?

El ex vicepresidente de la República Democrática del Congo (RDC) Jean-Pierre Bemba, es el primer sospechoso, sobre los crí­menes a gran escala cometidos en la República Centroafricana (RCA).

0
0 votos
16-06-2009
Publicidad
Entre octubre de 2002 y marzo de 2003, , el entonces presidente de la República Centroafricana, Ange-Félix Patassé, pidió al Movimiento de Liberación del Congo (MLC) cuyo comandante en jefe era Bemba, que le ayudara a combatir los intentos de golpe de Estado contra su persona. Un millar de miembros del MLC participaron en combates contra el general Bozizé. Los miembros liderados por Jean-Pierre Bemba cometieron, en un ataque sistemático generalizado contra la población civil, violaciones, torturas, atentados a la dignidad de la persona, tratos degradantes y actos de pillaje. Los crí­menes fueron supuestamente cometidos en Bangui y en las localidades de Bossangoa y Mongoumba. Tras ahogar la tentativa de golpe de Estado, sembraron presuntamente el terror matando, saqueando y sobre todo, violando Entre octubre de 2002 y marzo de 2003, , el entonces presidente de la República Centroafricana, Ange-Félix Patassé, pidió al Movimiento de Liberación del Congo (MLC) cuyo comandante en jefe era Bemba, que le ayudara a combatir los intentos de golpe de Estado contra su persona. Un millar de miembros del MLC participaron en combates contra el general Bozizé. Los miembros liderados por Jean-Pierre Bemba cometieron, en un ataque sistemático generalizado contra la población civil, violaciones, torturas, atentados a la dignidad de la persona, tratos degradantes y actos de pillaje. Los crí­menes fueron supuestamente cometidos en Bangui y en las localidades de Bossangoa y Mongoumba. Tras ahogar la tentativa de golpe de Estado, sembraron presuntamente el terror matando, saqueando y sobre todo, violando
En 2004, la RCA, incapaz de juzgar los crímenes cometidos en su territorio, transfirió el expediente al fiscal del CPI.
 
En 2007, la Organización por la Compasión y el Desarrollo de Familias Desamparadas (Ocodefad) centroafricana afirmaba haber censado un total de 1.045 víctimas, de las cuales 480 mujeres y niñas violadas. La orden de arresto fue emitida el 23 de mayo de 2007y se había mantenido en secreto.
 
 
Jean-Pierre Bemba, quien fue vicepresidente en el Gobierno de transición de Joseph Kabila, surgido tras la guerra de 1998-2003 Bemba, elegido senador después de la derrota frente a Josef Kabila en las presidenciales de 2006, tuvo que abandonar la RDC hacia Portugal el 11 de abril de 2007, escoltado por la ONU, tres semanas después de los sangrientos combates en Kinshasa entre sus milicias y la guardia presidencial de Kabila, en unos enfrentamientos que causaron cientos de muertos. El 24 de mayo de 2008, fue detenido por las autoridades belgas, y entregado al Tribunal de La Haya el 3 de julio.
 
El consejo de defensa de Bemba, argumentó que su cliente no puede ser responsabilizado por crímenes cometidos por sus tropas. Agregó que los soldados estaban bajo el "comando y control" del Gobierno de Patasse. Y tendrían que añadir quienes pusieron el dinero y el interés por terminar con esas revueltas, ya que detrás de los grupos armados, siempre están los intereses económicos de alguna transnacional beneficiaria del imperialismo, son los verdaderamente responsables o incitadores de tantas masacres, violaciones y terror.
 
Bemba es, junto a Thomas Lubanga y otros dos dirigentes rebeldes, uno de los cuatro 'señores de la guerra' congoleños procesados hasta la fecha por el TPI. En diciembre de 2008, el presidente de la República Centroafricana, Francois Bozize, llegó a un acuerdo con los líderes rebeldes y de la oposición para formar un gobierno de consenso. Entre los participantes en las negociaciones estaba el propio Patassé, quien fue derrocado por Bozize en 2003 mediante un golpe de Estado.
 
Jean-Pierre Bemba, es el primer sospechoso en manos de la Corte Penal Internacional (CPI) en su investigación sobre los crímenes a gran escala cometidos en la República Centroafricana (RCA),donde los conflictos armados se abastecen directamente del tráfico del oro, diamantes y otras piedras preciosas.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad