¿Destruir empleo para subir el sueldo?

Que lo expliquen si pueden

¿Les parece poco cobrar en torno a 47.000 euros? Parece ser que si. El PNV renuncia a uno de los quince trabajadores de la cámara, para poder subir el sueldo a otros cuatro.

0
0 votos
19-06-2009
Publicidad
En estos tiempos de crisis se ve que no todos hacen las cuentas por igual. Existe una lí­nea desde la administración que aunque lenta se va abriendo paso de buscar euro a euro el ahorro para disponer de más recursos. En estos tiempos de crisis se ve que no todos hacen las cuentas por igual. Existe una lí­nea desde la administración que aunque lenta se va abriendo paso de buscar euro a euro el ahorro para disponer de más recursos.
Recortar y ahorrar, claro ahorrar para que el ahorro se invierta por ejemplo en crear nuevos puestos de trabajo.
 
En PNV parece ser que hace las cuentas justo al revés. Elimina a trabajadores, para que los que le quedan ganen más sueldo.
 
Tras ver rechazada su petición de regular una escala salarial para los asesores de los grupos parlamentarios, éstos decidieron llevarla con su cuenta y riesgo. De manera que si podía contratar a quince trabajadores a cuenta de la Cámara vasca, ha decidido a renunciar a unos de ellos, para así con ese dinero sobrante aumentar el sueldo a cuatro de los catorce empleados restantes que le quedan.
 
Cómo si en una familia, echaran a uno de los miembros para que los que queden o al menos algunos de ellos ganen más.
 
Con la diferencia claro de que hablamos que estos cargos, ganan  casi 4000 euros cada mes. ¿Les parecerá poco teniendo en cuanta que dos millones y medio de trabajadores no ganan ni mil euros al mes?
 
No se le encuentra a esto más base material, que un grupo ya no burocrático acostumbrado a gestionar un dinero público que no es suyo y ha sido abundante en una administración como la vasca, que cuenta con un concierto económico privilegiados y así como unas condiciones económicas productivas y competitivas.
 
Sino que en esa misma coyuntura, se ha movido en un terreno donde ha podido hacer y deshacer a su antojo. Utilizando esa posición privilegiada gestora para unir a muchos sectores sociales en torno uno postulados reaccionarios y anacrónicos.
 
Mucho se ha comentado que el PNV le ha costado entender que en la nueva situación que estaba no podía como aspiraba ni a seguir liderando el país ni llevando una política de confrontación radical.
 
Los resultados de las elecciones europeas no le han hecho más que confirmar esta realidad puesto que sus denuncias contra el pacto PSE-PP no le han valido ya para subir en votos, sino que la ventaja entre uno y otro ha PSE y él mismo ha disminuido considerablemente a 7000 votos de distancia.
 
Perece ser que este partido todavía va a tener que sufrir varias metamorfosis para transformarse en un partido que compita en los tiempos modernos sin la maquinaria política des estado y sin la máquina del terror de ETA manteniendo de suerte a su oposición amordazada.
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad