Los Lakers campeones de la NBA

Gasol en la cima

Es lo que tiene ser un deportista español, los éxitos y los podios se comparten con 46 millones de personas.

0
0 votos
18-06-2009
Publicidad
El deseo se hizo realidad. Los Lakers han vuelto a tocar el cielo de la NBA con Pau Gasol como "rey del mambo", acompañado a las maracas por Kobe Bryant. Pau ha conseguido colocarse en lo más alto del baloncesto mundial, haciendo realidad las ilusiones de todos los amantes del deporte en España. Como un Nadal, la roja triunfando en Europa, Alonso, o la propia Selección Nacional de Baloncesto, Pau Gasol representa el í­mpetu con el que los deportistas españoles siguen cosechando victorias.
 Gasol en la cima
El deseo se hizo realidad. Los Lakers han vuelto a tocar el cielo de la NBA con Pau Gasol como "rey del mambo", acompañado a las maracas por Kobe Bryant. Pau ha conseguido colocarse en lo más alto del baloncesto mundial, haciendo realidad las ilusiones de todos los amantes del deporte en España. Como un Nadal, la roja triunfando en Europa, Alonso, o la propia Selección Nacional de Baloncesto, Pau Gasol representa el í­mpetu con el que los deportistas españoles siguen cosechando victorias.
El de Sant Boi ha triunfado allá donde ningún otro lo había hecho, aunque el valiente intento de Fernando Martín bien vale el recuerdo.

La victoria sobre los Magic, rubricando un 4 a 1, fue sentenciada por 88-99 en Orlando. Pau Gasol hizo un extraordinario partido para rematar una increíble temporada. El “Trueno” – The Thunder es el apodo con el que se conoce a Dwight Howard, uno de los mejores reboteadores de la liga – fue silenciado por los 14 puntos, 15 rebotes, 3 asistencias y 4 tapones de Gasol; el último de libro de Historia del Baloncesto
Ante 17.500 espectadores, el equipo de Phil Jackson demostró ser capaz de arrancarse la espina clavada en la final de la temporada pasada, haciendo valer la genialidad de Kobe Bryant, la indoblegabilidad y constancia de Pau Gasol, la veteranía de Fisher, el portento físico de Ariza, el empuje de Odom, y el ímpetu de Bynum.

Aunque las cartas estaban echadas, pues ningún equipo ha conseguido remontar nunca un 3 a 1 en la historia de la NBA, todos los ojos estaban puestos en los brazos de Gasol, esperando poder alzarse con la victoria. Como viene pasando hasta ahora, es una victoria – está también – de todos. Es lo que tiene ser un deportista español, los éxitos y los podios se comparten con 46 millones de personas.

Hacía siete años que los Lakers no acariciaban el anillo, desde el tándem Shaquille O'Neal - Kobe Bryant. Dos oportunidades habían sido desaprovechadas contra Detroit y contra los Celtics.

Phil Jackson queda así como el entrenador más laureado de todos los tiempos al sumar su décimo título y deshacer de esa forma el empate que mantenía con el legendario entrenador de los Celtics, Red Auerbach. Michael Jordan es el jugador con más anillos en su haber – en seis ocasiones – pero ahora Bryant vislumbra el reto de batirlo, haciéndose con dos anillos más. Si las cosas siguen por donde van, Gasol facilitará mucho los propósitos de la estrella. Los Lakers deben agradecerle una revolución completa en su juego y el resurgir de un dinamismo que parecía aletargado.
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad