No podemos dejar que el siglo XXI termine como lo hizo el siglo XX

Lula critica propuestas de instituciones financieras internacionales

"No se puede convivir con un sistema financiero que especula con papeles y papeles sin generar un puesto de trabajo, sin producir un zapato, una camisa o hasta una corbata", rechazó.

0
0 votos
15-06-2009
Publicidad
El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, criticó este lunes que las instituciones financieras internacionales no tengan propuestas para superar la crisis económica mundial, en su intervención en la Cumbre Mundial del Empleo que se celebra en Ginebra. Este evento, que se realiza como parte de la Conferencia Internacional del Trabajo, Lula afirmó que "los grandes bancos y las instituciones tení­an evaluaciones y sabí­an la situación económica de los paí­ses de América Latina y de África, pero no se pararon ni cinco segundos para evaluar su propio riesgo". El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, criticó este lunes que las instituciones financieras internacionales no tengan propuestas para superar la crisis económica mundial, en su intervención en la Cumbre Mundial del Empleo que se celebra en Ginebra. Este evento, que se realiza como parte de la Conferencia Internacional del Trabajo, Lula afirmó que "los grandes bancos y las instituciones tení­an evaluaciones y sabí­an la situación económica de los paí­ses de América Latina y de África, pero no se pararon ni cinco segundos para evaluar su propio riesgo".
"Ustedes son testigos, con las crisis de los años 80 y 90 el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional tení­an todas las soluciones para los paí­ses pobres. Cuando la crisis afecta a Estados Unidos, Japón y a Europa no tienen la menor propuesta para solucionarla", señaló Lula. "Primero se creyó en el consenso de Washington, después en las propuestas neoliberales, que el mercado lo gestionaba todo, y ahora es el estado el único que está salvando la economí­a", añadió.

Lula lamentó que el año pasado no hubiera habido consenso suficiente en el mundo para poder concluir la Ronda de Doha, que se negocia desde hace ocho años en un intento de liberar el comercio mundial. "Ese acuerdo permitirí­a reducir las inmensas subvenciones que los paí­ses ricos otorgan a sus agricultores y que merman la capacidad de producción de los paí­ses de África y América Latina".

Por todas estas razones, el presidente brasileño considera que "ha llegado el momento de elaborar nuevas propuestas, de que cada responsable polí­tico de sugerencias, que el G20 haga propuestas concretas y que se cree un amplio debate en la ONU para salir de la crisis". Por otro lado, el presidente Lula, exigió este lunes ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) "una actitud más dura" con los paraí­sos fiscales y la ingenierí­a bancaria que causaron la crisis económica actual.

"Entendemos que esta crisis exige de las empresas, de los trabajadores y de los gobiernos una actitud más dura", declaró Lula en Ginebra, donde fue ovacionado por los representantes gubernamentales, empresariales y sindicales que presenciaron su discurso. "No se puede convivir con un sistema financiero que especula con papeles y papeles sin generar un puesto de trabajo, sin producir un zapato, una camisa o hasta una corbata", rechazó. Lula dijo que estas circunstancias "son inadmisibles en un mundo en el que mil millones de personas tienen dificultades para comer una vez por dí­a".

En relación a la creación de empleo, elogió las propuestas elaboradas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), al tiempo que sugirió que esta entidad actúe con determinación para poder aplicar polí­ticas coordinadas y efectivas. "Se espera que en el 2009 haya 50 millones de nuevos desempleados, existe el riesgo de que aumente la xenofobia y los trabajadores inmigrantes se conviertan en chivos expiatorios, la comunidad internacional no puede permitir que esto ocurra", afirmó Lula.

Con estas declaraciones, Lula apoyó drásticamente el Pacto Global por el Empleo propuesto por la OIT, enfatizando que "no podemos dejar que el siglo XXI termine como lo hizo el siglo XX". El presidente brasileño, que previamente a su intervención ante la Asamblea de la OIT se dirigió al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, se entrevistará también este lunes con su homólogo francés, Nicolás Sarkozy.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad