Arte

Homosexualidad visible

Se crea la primera colección permanente española de arte de temática gay, recupernado obras de artistas como Picasso o David Hockney.

0
0 votos
15-06-2009
Publicidad
Si el arte ha sido siempre una de las manifestaciones humanas más relacionadas con el ejercicio más absoluto de libertad, esa libertad para escoger una opción sexual ha estado presente de forma evidente en la propia historia del arte. Recoger desde España muestras de esta relación ha sido uno de los objetivos que desde 2005 se ha perseguido desde el Cí­rculo de Bellas Artes, y que ahora cristaliza con la creación de la Colección Visible de Arte Contemporáneo. Convertirse en una colección española de arte contemporáneo de temática particularmente homosexual es la primera de sus caracterí­sticas, con cerca de 200 obras de pequeño formato y variedad de técnicas (fotografí­a, dibujo, pintura, grabado, obra digital, collage) que han sido donadas por artistas nacionales e internacionales: Picasso, Gregorio Prieto, Tom of Finland, Gilbert & George, David Hockney, Eduardo Arroyo, Mariscal, Chema Madoz, Guillermo Pérez Villalta, Ralf Kí¶nig, Derek Jarman o Quino, entre otros. Si el arte ha sido siempre una de las manifestaciones humanas más relacionadas con el ejercicio más absoluto de libertad, esa libertad para escoger una opción sexual ha estado presente de forma evidente en la propia historia del arte. Recoger desde España muestras de esta relación ha sido uno de los objetivos que desde 2005 se ha perseguido desde el Cí­rculo de Bellas Artes, y que ahora cristaliza con la creación de la Colección Visible de Arte Contemporáneo. Convertirse en una colección española de arte contemporáneo de temática particularmente homosexual es la primera de sus caracterí­sticas, con cerca de 200 obras de pequeño formato y variedad de técnicas (fotografí­a, dibujo, pintura, grabado, obra digital, collage) que han sido donadas por artistas nacionales e internacionales: Picasso, Gregorio Prieto, Tom of Finland, Gilbert & George, David Hockney, Eduardo Arroyo, Mariscal, Chema Madoz, Guillermo Pérez Villalta, Ralf Kí¶nig, Derek Jarman o Quino, entre otros.
El germen de la Colección Visible de Arte Contemporáneo hay que buscarlo en la exposición Cosas de casados, inaugurada en el Círculo de Bellas Artes de Madrid en junio de 2005, y que recogía viñetas, ilustraciones y fotografías con las que, durante los diez años anteriores, la prensa había acompañado aquellos artículos que debatían sobre el matrimonio gay. Editoriales gráficos y viñetas realizadas por autores nacionales tan prestigiosos como Gallego y Rey, Mauro Entrialgo o Jordi Labanda, que pasaban a convertirse en parte esencial de esa historia por la conquista de la libertad en el terreno sexual y afectivo.
 
Quince días después de la inauguración, el 30 de junio de 2005, se aprobaba en el Congreso la reforma del Código Civil que permitía el matrimonio entre personas del mismo sexo y la exposición Cosas de casados, en lugar de vaciarse de sentido, cobraba una nueva dimensión, pasando a convertirse en el embrión de esta colección.
 
Pablo Peinado es el comisario de esta colección y director del Festival Visible de Cultura LGTB (Lesbiana, gay, transexual y bisexual). Peinado remarca la intención política del proyecto, a sabiendas de que esa lucha por la libertad, sustentada en este caso por el arte, se tiene que dar en el terreno de las ideas y la lucha política para poder llevarse a cabo 
 
“Desde que se empezó a gestar, hubo una intención de entrar en el debate, aportando obras que hablaran de normalidad, de amor, de afectividad. Algo que nos parecía lógico y natural. Hoy la intención sigue siendo la misma. (…) Hace falta que la gente tenga una preparación sexual, información y educación para entender la sexualidad, en general, y la homosexual, más específicamente.”
 
La Colección Visible no pretende ser de ninguna manera una visión parcial dedicada únicamente a los artistas homosexuales y se abre a diversas miradas y puntos de vista. Cuenta con el apoyo del Ministerio de Asuntos Exteriores a través de la AECID y está desde septiembre en itinerancia por Latinoamérica. Ya ha pasado por Brasil, Argentina y Miami, entre otros, y antes de febrero de 2010 visitará México, Guatemala y Paraguay. Desgraciada y paradójicamente, todavía no hay fecha para su exhibición completa en nuestro país, tendremos que seguir esperando, pero todo llegará
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad