INTERNACIONAL: El gobierno israelí­ advierte que no detendrán la masacre

Entrañas de plomo

La ministra de exteriores -que sólo hace unos dí­as afirmó sin inmutarse que "en Gaza no hay ninguna crisis humanitaria"- ha vuelto a reiterar que Israel no detendrá los ataques hasta conseguir sus objetivos

0
0 votos
06-01-2009
Publicidad
El Comité de la Cruz Roja Internacional (CICR) alertó hoy que la crisis humana es insostenible para la población de Gaza.- La crisis humana en Gaza resulta "insostenible" para la población, que ya antes de la ofensiva militar israelí­ sobreviví­a en condiciones extremadamente duras tras dieciocho meses de bloqueo y restricciones a las importaciones. Además de los bombardeos y el fuego constante del ejército israelí­, la población palestina malvive con una extrema escasez de alimentos o agua potable.
 (EFE) Ehud Olmert y Tzipi Livni
(EFE) Ehud Olmert y Tzipi Livni
El Comité de la Cruz Roja Internacional (CICR) alertó hoy que la crisis humana es insostenible para la población de Gaza.- La crisis humana en Gaza resulta "insostenible" para la población, que ya antes de la ofensiva militar israelí­ sobreviví­a en condiciones extremadamente duras tras dieciocho meses de bloqueo y restricciones a las importaciones. Además de los bombardeos y el fuego constante del ejército israelí­, la población palestina malvive con una extrema escasez de alimentos o agua potable.
Engranajes
Mientras tanto, la ministra de exteriores israelí y presidenta del partido en el gobierno, Tzipi Livni –que hace sólo unos días declaró tajante que en Gaza no hay ninguna crisis humanitaria, reiteró una vez más ante la troika europea de diplomáticos que Tel Aviv no está dispuesta ha hacer ningún alto el fuego. Recordó que "la batalla será larga" y que no se parará "hasta que Hamás no acepte los requisitos fundamentales de la legalidad internacional". "Entiendo la intranquilidad de la comunidad internacional, pero Hamás es una organización terrorista que coopera con Irán, se suministra de armas de Irán y tiene su sede en Damasco", sentenció.
En la misma línea, el ministro israelí de Defensa Ehud Barak ,aseguró ayer que “nuestra meta es crear una nueva realidad de seguridad”, y que Israel "está haciendo todo lo que cualquier país que quiera sobrevivir debe a sus ciudadanos: protección".
Sin embargo, el presidente israelí, Ehud Olmert dijo ayer que –a pesar del nombre de la operación: “Arrancar de raíz”-, el objetivo que buscaba Israel  no era "eliminar la autoridad de Hamás" en la franja de Gaza. “No ahora”, dijo Livni hace unos días ante la misma pregunta. Todo apunta a que es que, dada la extrema dificultad de borrar del mapa a Hamas por su implantación social, Israel busca –aparte de otros objetivos de trascendencia internacional- aniquilar la estructura principal de Hamás, debilitarlo en grado extremo para forzar una negociación.
Mientras tanto, en sus últimos días en la Casa Blanca, Bush no ahorró palabras para defender “el derecho de Israel a defenderse”. "Cualquier cese del fuego debe tener las condiciones para que Hamas no utilice Gaza como un lugar desde el cual lanzar cohetes", dijo el presidente norteamericano.
La humanidad se estremece ante la cruenta masacre contra el pueblo palestino. Pero en las entrañas de los hombres de Estado sólo hay engranajes de plomo.
"Es difícil transmitir el grado de inquietud y ansiedad que esta situación nos provoca. Sin duda estamos ante una crisis humana" de grandes proporciones, declaró en Ginebra el director de Operaciones del CICR, Pierre Krahenbuhl. Una de las prioridades es garantizar que los heridos reciben atención médica, ya que muchas víctimas mueren mientras esperan la llegada de una ambulancia. Krahenbuhl explicó que el auxilio médico se complica aún más al estar partida la franja en tres partes.
La Cruz Roja ha conseguido, después de una espera de tres días, introducir un equipo médico -dirigido por un cirujano de guerra- en Gaza para apoyar al personal del hospital de Shifa -absolutamente desbordado por la situación- en operaciones quirúrgicas complejas.
En el décimo primer día de bombardeos contra Gaza, los muertos palestinos son entre 580 y 600, mientras que los heridos alcanzan los 3.000, según datos recogidos de fuentes hospitalarias.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad