Berlusconi hace de la "ley del embudo" una realidad en Italia.

Italia paí­s "parcialmente libre"

Berlusconi factor común de las amenazas de grupos de extrema derecha, de las amenazas del crimen organizado y sobretodo la excesiva concentración de los medios de información en sus manos.

0
0 votos
13-06-2009
Publicidad
La mayorí­a absoluta que Berlusconi tiene gracias a sus antes socios, como él, de extrema derecha y ahora compañeros de partido mayoritario, le ha permitido la manipulación de la justicia en beneficio propio y el de un ideal que se alimenta de fomentar el racismo y la xenofobia. La mayorí­a parlamentaria le ha facilitado aprobar leyes que sirven a sus objetivos de inmunidad, por lo que cualquiera de sus fechorí­as, su comportamiento corrupto y de corruptor están por encima de la justicia. Más aya del Bien y del Mal. La mayorí­a absoluta que Berlusconi tiene gracias a sus antes socios, como él, de extrema derecha y ahora compañeros de partido mayoritario, le ha permitido la manipulación de la justicia en beneficio propio y el de un ideal que se alimenta de fomentar el racismo y la xenofobia. La mayorí­a parlamentaria le ha facilitado aprobar leyes que sirven a sus objetivos de inmunidad, por lo que cualquiera de sus fechorí­as, su comportamiento corrupto y de corruptor están por encima de la justicia. Más aya del Bien y del Mal.
Las elecciones europeas se convirtieron en Italia en un test sobre los efectos del caso Noemi en la popularidad de Silvio Berlusconi, más que en una ocasión para decidir el futuro del Parlamento de Estrasburgo. El primer ministro italiano estaba  obsesionado por conseguir un gran resultado, de más del 40% de los votos, para demostrar que los italianos están con él a pesar de sus juergas en Cerdeña y sus llamadas telefónicas a la modelo adolescente, Noemi Letizia.  Una vez conseguido, sólo le queda seguir construyendo una justicia que le avalen todos sus abusos y mezquindades.
 
A la espera del sí definitivo del Senado, una mera formalidad y gracias a esa mayoría, no les ha constado ningún esfuerzo el que la Cámara de Diputados apruebe una Ley que ata de pies y manos a los jueces en la investigación judicial, al limitar el uso de las interceptaciones telefónicas. La nueva ley establece que el fiscal podrá pedir al juez instructor que intercepte las llamadas de sospechosos sólo cuando tenga ya "evidentes indicios de culpabilidad", y no en la investigación preliminar y cuando se persigan delitos penalizados con más de cinco años de cárcel. "Es la muerte de la justicia penal", denunció la Asociación Nacional de la Magistratura
 
Tambien se ha vengado del “acoso” mediático, y en la futura Ley, “los periodistas que publiquen escuchas telefónicas consideradas irrelevantes para la investigación podrán recibir una condena de un año de cárcel, así como los que publiquen extractos antes de que termine la investigación preliminar…” Las asociaciones de editores y periodistas se rebelaron ayer contra la ley asegurando que es "anticonstitucional".
 
Aparte del poder casi “absolutista” de la extrema derecha en Italia, la concentración insólita de la propiedad de los medios de comunicación en manos de una sola persona (en este caso el presidente del Consejo de Ministros italiano, Silvio Berlusconi) respecto al standard de los países europeos; Berlusconi, controla a través de su gobierno los tres canales de televisión del estado italiano (Rai1 Rai2 y Rai3) y es propietario de canales televisivos, diarios y revistas.
 
Italia ha sido retrocedida a la categoría de países "parcialmente libres", desde el momento que la libertad de prensa y palabra ha sido limitada por nuevas leyes del ejecutivo, "Freedom House" reconoce que en Italia la libertad de prensa está reconocida constitucionalmente y generalmente respetada, no obstante Italia en la clasificación general ocupa el 71° lugar, "ex equo" con Benin e Israel.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad