Movimiento obrero

Debajo de Volkswagen

Tras el mejor año de su historia, Volkswagen usa a Seat como válbula de escape para destruir capital y empleo

0
0 votos
13-06-2009
Publicidad
   El sector de la automoción plantea diferentes problemas con la crisis. En la mayoría de los casos los que pagan las consecuencias de la crisis son los trabajadores. Volkswagen  hace público hoy en Navarra un informe que tiene como titular la caída de ventas en este mes con respecto al mismo mes del pasado año han bajado en un 7%. Claro que en los datos podemos ver cómo la multinacional automovilística no presenta pérdidas ni descenso en el conjunto de ventas a nivel mundial.
 
   Si es cierto que en Europa las ventas han caído un 6’`4% y en Sudamérica la caída es del 3’4% pero si contamos con la subida extraordinaria de ventas que se refiere a Chuna con una subida del 42%,  en Alemania un 36%, y en Rusia un 4%, desee luego podemos asegurar que la multinacional está sacando unos espléndidos beneficios. Tal y como está el mercado del automóvil con la quiebra de General Motors desde luego las medidas presentadas para las plantas de Pamplona y el resto de España son desmesuradas y corresponden a un ahorro en sueldos y destrucción de capital en nuestro país para sacar beneficios extras con el permiso de nuestro Gobierno y Administraciones Públicas.
 
   Volkswagen se llena la boca declarando que no ha presentado ningún expediente de regulación de empleo, pero la realidad es que la multinacional a la que pertenece Seat cuenta con un ERE aprobado en Noviembre que afectó a 4.500 trabajadores en su planta de Matorell, una congelación de salarios de dos años y un segundo ERE que afecta a otros 5.300 trabajadores en Barcelona. Por eso, la firma se escuda en Volkswagen para dejar la peor parte al sector perteneciente a Seat que les sirve de válvula de escape con la que llevar adelante un proyecto de destrucción de empleo importante para España.
 
   También hay que recordar que la multinacional registró el pasado año, y ya con la crisis, con los mejores beneficios de su historia, con una subida extraordinaria que permitió dar un salto en la crisis y que ahora recortan con la escusa de la disminución de ventas en la línea Seat dejando a miles de trabajadores en precario. Ni que decir tiene que la industria auxiliar también se ve resentida, multinacionales como la línea Glass de Saint-Gobain también quieren mantener los extraordinarios beneficios dejando tras de sí un reguero de despidos, ERE´s y ajustes de plantilla. Pero la que se lleva la peor parte es la pequeña industria auxiliar, que ven reducidas las contratas de trabajos sin saber de qué forma mantener sus negocios y sus trabajadores.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad